Black is beautiful in life

La identidad es, a mi modo de ver, una verdad sustaesencial -por favor, prefiero que usted no indague acerca del término ya que éste no es más que una invención de mi parte, una diablura, y en consecuencia, confieso que nada que ver con la RAE; en contrario, lo que si os recomiendo es indagar en "La cubanía del Ché es una identidad superlativa", y que adjunto a pie de página-, la piedra es idéntica a sí misma piedra, sustancia piedra, he ahí lo sustancial de la identidad; tú puedes asumir que ese bloque salido del molde es idéntico a ese otro bloque también salido del mismo molde y en tal caso dirás que uno y otro bloque son idénticos o acaso que esa piedra sea idéntica en su forma tamaño textura color peso y etcétera cualidades, a otra piedra y, en cuyo caso, digamos que se trata de una identidad esencial; luego la identidad puede ser sustancial o esencial y es lo que yo llamo sustaesencial.

Lo digo de otra manera a ver si me explico un poco mejor, he oído frases como ¡mira, este carajito es idéntico a su abuelo!, lo que es falso (afortunadamente para el feliz mocoso), doquier suele decirse mucha vaguedad.

La identidad esencial es lo más parecido a la igualdad, 3 es idéntico a 3, en cambio, 3 es igual a 2 más 1 pero si tú dices que 3 es idéntico a 2 más y 1 y lo asumes como identidad esencial yo te lo acepto porque no me gusta buscarle la quinta pata al gato, no es mi propósito al expresarte estas pretendidas reflexiones, y como uno dice, que el perro da muchas vueltas para arremillarse o que levanta la patica para mear porque ique* el primer perro que hubo en el mundo, cuando fue a mear le cayó encima una pared y es por lo que el perro, precavido, levanta su patica al mear y así aguantar dicha pared.

Reconozco que he dado un rodeo tal vez innecesario para ir al hueso del asunto, hielo y agua son esencialmente lo mismo aunque cambie su forma, ¿quién lo duda? Pero si hubiere dudas, mucho mejor, reitero que en particular yo suelo ser más afín a la duda que a la certeza de las cosas y a diario es notable la poca precisión que uno suele tener al definir las cosas, lo cual conduce a confusiones, a interpretaciones erróneas de la realidad, cuánta basura propaga la prensa todos los días, deliberadamente, y qué bueno sería no tener que dar un rodeo para aprehender la verdad, que bueno sería que cada quien tenga entrenamiento en percepciones certeras pero eso es un poquito jodido, al mejor cazador se le va la liebre, doquiera tú o yo ande va a estar en mayor o menor grado confundido respecto a algo y seguro es de tropezar con gente confundida.

De modo que yo digo de la identidad como de una categoría matemática; la identidad esencial -como ya lo he expresado- es mucho más próxima a la igualdad de la que tanto se habla en las doctrinas políticas; mientras que la identidad propiamente dicha es una verdad sustancial y no puede ser falsa; y pongo de relieve al Comandante Chávez el que a mi manera de ver poseía algo como un ojo interno que le permitía ver la realidad en gran perspectiva y para muestra, su obra, la que nadie podrá ocultar aunque se empecine en hacerlo.

Digo que Chávez es idéntico a Chávez, su identidad es trascendente, y a mi modo de ver Chávez es lo más parecido a Simón Bolivar aunque no idéntico; la identidad de Chávez es superlativa.

Por ejemplo, he ahí la estupidez de Ramos Allup Pérez -RAP, no me vas a provocar / bis / la espoleta- cuando osó destruir la imagen que del Comandante hubo en la sede de la Asamblea Nacional -AN-; y a ese respecto yo evoco mediados de los años sesenta cuando a las faldas del Turimiquire había por doquier afiches de Bolivar y Betancourt juntos; por esos años tú andabas como sobre el filo de un cuchillo y si patinabas ibas a caer derechito al llamado "Teatro de Operaciones Antiguerrilleras" de Cocollar" [TO4] por solo preguntar capciosamente acerca de esa bastarda provocación, pero con modo todo se puede, y fue así como un adolescente medio loco que andaba por los Bajos de San Bonifacio -en la vía Carúpano a Maturín- se detuvo en una bodeguita para comprar una botellita de guarapo de caña y donde pegado a la nevera se exhibía el afiche de marras, y preguntó discreto ¿por qué ese afiche tiene a Bolivar y a Betancourt?, y la respuesta no se hizo esperar: "¡porque Simón Bolivar era adeco!".

Ese pobre campesino estaba persuadido tal vez de lo que decía porque él era víctima de una operación ideológica implantada en el campo a gran escala y el espinazo de esa vulgar coacción psíquica consistió en maniatar al campesinado al analfabetismo para así poder manejarlo, eso fue lo que le permitió al adecaje de RAP, en conjunción con el copeyaje de Capriles y demás etcéteras, someter al pueblo venezolano durante 40 lúgubres años de 1958 hasta 1998 y todavía pujan por volver a Miraflores para, como Rómulo Betancourt, gobernar a Venezuela con los pantalones en los tobillos y el interior en las rodillas a merced del gringo, eso es lo que esa gente busca.

Cuando el hombre pierde su identidad pierde su autonomía, lo que es peor a todas luces; hay una identidad íntima, la que va por dentro y en consecuencia no se exhibe, es la más compleja; y hay una identidad externa la que muchas veces no comulga con la otra con la que debería complementarse, he ahí a quienes por ejemplo usan la ideología como a un flux, os pongo de ejemplo al que dice necedades como que "soy chavista por lo que odio a maduro" y demás estupideces, y se trata de necios porque, tal vez sin percatarse, hacen de marionetas del discurso enemigo.

Tú escarbas las páginas de opinión en red y en un santiamén te percatas de lo que os digo; en particular hay una "viejita" faramallera que se exhibe con su alias y con su nombre de pila, más no su careta, y se la echa de ultra plus marxista y vomita sapos y culebras contra Maduro como si no tuviese otra cosa que decir; ora el otro y el otro y el otro de igual manera son flacos servidores de sus propias peroratas, plomo y plomo contra Maduro pero, a lo loco, se trata de hombres sin identidad definida sino guabinosa.

Cuando tú te identificas con una causa y ésta cambia, tu identidad se diluye, por lo que sería preciso recomponerla, justo es reconocer que en el camino las cosas se transforman pero tú puedes contextualizar un marco de referencia, yo no digo que Maduro lo haga todo perfecto pero Maduro batalla como los buenos en el contexto del proceso revolucionario, diría que en el marco del Plan de la Patria 2013-2019, pese a la dura guerra total a la que ha sido sometido el pueblo venezolano por parte de la MUD y que a él, en tanto que Presidente de la República, le toca timonear; y que haga ajustes, ¿por qué no si se considera necesario? Maduro, como cualquier buen presidente toma decisiones en el contexto de su gabinete, para algo debe ser un gabinete; inclusive cualquier buen capitán de barco tiene un gabinete que son sus marineros, o acaso el capitán de una curiara que tenga solo grumetes a su mando, debe consultar sensatamente para reforzar sus decisiones; ¿qué padre de familia no ha metido la pata por ser autoritario en vez de consultar a los miembros de su grupo familiar?, y el que esté libre de pecado que lance una pedrada.

Hay mucha irresponsabilidad disfrazada de sabiduría chimba entre quienes viven echándole plomo a Maduro, estrategia enemiga para descalificarlo paulatinamente y pensando en las elecciones del 2018, esa es a mi modo de ver, la verdad, de ahí que me pronuncio por defender a Maduro, razonablemente, sin deificarlo pero abrigando la convicción de que él está dando una batalla que lo está curtiendo y lo va a proyectar muy bien para futuras escaramuzas previas a la batalla electoral de 2018.

Creo conveniente hoy desempolvar la historia así como sacar una obra de arte del apolillado museo y exhibirla en la calle para que el pueblo la vea, la toque, la huela, la oiga y si acaso le guste, la proclame.

Hay logros como la inclusión, esto es la asistencia social, la educación, la salud, la vivienda, la defensa de nuestra soberanía e independencia de los centros de poder internacional guerreristas e imperialistas quienes pujan por someternos a la esclavitud, y todo ello sustentado en avances como la modernísima Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y leyes derivadas de su espíritu tal como la Ley del Trabajo vigente, entre otras, y que no se pueden ocultar bajo ningún respecto; y ¿quién sino Chávez y sus fieles equipos de entre los cuales destacan Maduro y Diosdado, entre muchos, pese a las deserciones, los legítimos hacedores de esos logros?

Quienes atacan a Maduro tratando de ampararse en la figura de Chávez parecen enfermos de ambición y de otros vicios personales tales narcisos, grandilocuentes, fanáticos de sus propias mentiras; a diferencia de los propiamente escuálidos y cuyas posturas son más respetables aunque obviamente no las compartamos pero francamente es más tolerable un escuálido que un guabinoso de los citados.

Quien asume lo de la identidad como un holos no se desentiende, de ninguna manera, del número de su cédula y de sus huellas dactilares, obvio; y en ese sentido es admirable el gran aporte del Consejo Nacional Electoral -CNE- en la conformación de la identidad venezolana, de ahí los ataques hacia esa institución para desestructurar esa arista de la organización de la identidad venezolana para volvernos mierda, para que no sepamos cuántos y quiénes somos y en consecuencia no haya organización social, esa es parte de la guerra tendiente a destruir al estado Venezolano, de ahí la confrontación de poderes aupada por el enemigo desde esa cabeza de playa que es la actual AN, porque no es únicamente tumbar a Maduro, es, reitero, desestructurar al Estado.

Ataques contra las cuatro rectoras, que no al rector, de los cinco principales jefes de ese Poder, muestra a las claras la vesanía de la ultramontana oposición terrorista de la MUD contra nuestra identidad, pero ese no es el único frente de batalla al que el pueblo debe hacer resistencia y abatir. Al respecto del factor identidad y de los ataques contra el Presidente Maduro al que llaman despectivamente "colombiano", complemento observaciones en el documento anexo ["La cubanía del Ché es una identidad superlativa"] y, todavía más para el que quiera ir todavía más a fondo, no podría faltar escarbar en red así: "Lo que faltaba, ahora ique el Vice Aristóbulo es de Barlovia" y que no os adjunto para no colaborar con la pereza, a consciencia de que siempre falta y siempre sobra algo en todo escrito excepto en el de los grandilocuentes quienes atacan a Maduro, esos pontifican a diestra y siniestra.

"Black is beautifull in life" es una frase famosa de Cassius Clay, o como quiera también, Muhammad Ali, el grande ídolo peso pesado de todos los tiempos del boxeo internacional, y quien alegando su identidad étnica y siendo norteamericano, asumió una lucha titánica contra la guerra que su propio país desató contra el Vietnam.

A la par, destacaba el gran púgil, que los negros debíamos asumir nuestra negritud y no en cambio pretender parecernos a los blancos y que para ello había que empezar por reconocer que "lo negro es bello en esta vida" asumir nuestra identidad íntegramente, nuestros rasgos, nuestro pelo ensortijado o nuestro pelo indio o mezclado, y nuestra cultura en sentido lato; y fue así y por la influencia de su arrolladora y carismática personalidad como grandes masas de mujeres dejaron de usar cremas blanqueadoras de su piel y de cosmética destinadas a querer ser como la mujer blanca, e igual los hombres asumieron su tumusa afro, entre otras actitudes que desembocaron en grandes movimientos sociales y políticos que reforzaron sus respectivas identidades.

Mientras no asumamos la identidad propia seremos una veleta de poca valía, sin identidad carecemos de fortaleza, de ahí que el gringo ataca nuestra identidad de mil maneras y hay entre nosotros hombres y mujeres serviles al extranjero imperial.

La ultra derecha fascista en Venezuela es racista, sus ataques a Chávez siguen en la persona de Maduro, la excusa contra Chávez era por negro y contra Maduro por ser obrero, ¿y, que hacemos los obreros sino trabajar, que de malo tiene el trabajo?

¡Ah, muy claro, cómo la luna llena, que nosotros no somos lambiscones de culo como ellos, sino hombres dignos de nuestra identidad patriótica y de ahí los ataques!

Y somos trabajadores pero no esclavos, nosotros no permitiremos que la esclavitud se instaure aquí de nuevo, como pretende el gringo, con la anuencia de los relambeculos de la MUD, contra las futuras generaciones de venezolanos, así que corra mierda con sangre pero no permitiremos que la plutocracia asalte el poder y es mejor que ellos lo sepan cuanto antes mejor porque todos, ellos y nosotros podemos convivir en paz y con respeto; ponernos de acuerdo al respecto sería un paso de siete leguas.

Por añadidura - http://www.aporrea.org/internacionales/a124282.html -sea el presente adjunto in memoriam a la insigne compañera Rosita Cristina Báez.

 



 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1024 veces.



Guillermo Guzmán


Visite el perfil de Guillermo Guzmán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a227898.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO