En el capitalismo no hay soluciones a los problemas estructurales ¿Qué nos está pasando?

Sólo la oposición apátrida, corrupta, chula, parásita, fascista y asesina, pretende negar el colosal esfuerzos realizado por el Comandante Chávez en beneficio de hombres y mujeres del pueblo, incluso sin olvidar a la pequeña burguesía y a la clase media, clases por demás engañosas. Hay que reconocer la enorme capacidad de trabajo que tiene el Presidente Maduro. Por el bien de la revolución, como nos agradaría que nuestro Gobierno cometiera menos errores y sobre todo, que los reconozca y supere.

El Chávez peronista (Líder-pueblo) no posibilitó la construcción de liderazgos locales surgidos de las raíces populares, no nos extraña que el partido tenga ayer y hoy, menor peso que el líder nacional. Chávez tenía características tan particulares y revolucionarias, con fuerte incidencia colectiva, que en términos criollos, "se metió el pueblo en el bolsillo". Maduro no es Chávez. Luce indeciso, falto de carácter, ambiguo, sin mensaje contundente, sin credibilidad, le cuesta mucho todo lo que hace, rodeado de socialdemócratas con todo lo que esto implica, y para colmo comprometido cada vez más con un sector de la lumpen burguesía nacional, no se percata que estos "empresarios", le temen tanto al neoliberalismo como al socialismo. El primero los lleva a la quiebra, porque golpea a la poca industria nacional, y el socialismo verdadero, los "mete en cintura".

¿QUÉ NOS ESTÁ PASANDO?

Tenemos serios problemas de reservas en dólares y pagamos 30 mil millones de dólares de la deuda, pudiendo refinanciarla para cinco o diez años más. Se reparte dinero a diestra y siniestra, creyendo que la revolución es una agencia gestora económica. Si no tocáramos las reservas del "arco minero del Orinoco", podríamos apuntalar nuestra moneda, que tan deteriorada está, y nos quedaría "la chiva y el real y medio". No se quiere formar políticamente y de modo sólido a la militancia. No se quiere cambiar los malos hábitos diversos, que fueron inculcados por el capitalismo y que nos producen enormes salida de capitales., alienan y enajenan. No comprendemos el poder de la cultura. A la imagen de nuestro Libertador que aparece en monedas y billetes nacionales, casi se le ve la lengua afuera. Los salarios van por escalera y los precios por ascensor. La "cesta básica" para tres personas, no baja de cincuenta mil bolívares. La inflación supera el 18O%. De la especulación ni hablar. El gobierno se nota disminuido. Esto es muy preocupante. Peor aún, nuestro gobierno no quiere que le critiquemos; son dioses.

Se equivoca nuestro gobierno, cuando hace esfuerzos por impulsar el desarrollo de las fuerzas productivas, sin impulsar su conciencia clasista revolucionaria, es un error táctico y estratégico que favorece al capital y confisca a la revolución. La deuda social o derechos sociales que nuestro gobierno le entrega a su pueblo, tienen que ir acompañada con la mayor formación política posible, de lo contrario continuarán siendo víctimas del neocolonialismo que el capital ha instalado en la cabeza del pueblo. "El que poco sabe cualquiera lo engaña, el que nada tiene cualquiera lo compra". El gobierno confunde capitalismo de Estado con socialismo, nacionalizaciones estatistas con socialismo y burocratismo con acción social permanente. En la transición hacia el socialismo, el Estado burgués debe ir progresivamente y de manera diaria y constante, siendo debilitado para dar paso al verdadero Poder Popular. Poder Popular sin controles institucionales, ni funcionariado burocrático del Estado, por cuanto perdería su esencia y existencia revolucionaria. Debilitado sería una franquicia de los oportunistas. La tesis de Lula de que "La alternancia en el poder de ideologías contrarias es una virtud de la democracia", es sofista, falaz y perverso, pues justifica la existencia del sistema capitalista.

Sectores serios, probos y bien informados, le han pedido al Presidente Maduro, que no le entregue más dólares a esta burguesía parasita, que no industrializará al país, y como siempre se llevarán fuera millardos de dólares. Toda industrialización privada, sabemos a quién beneficia y a quién explota. Se le solicita que nacionalice las exportaciones, que privatice la banca o al menos le cobre fuertes impuestos, pues sus ganancias son inmorales, y el Presidente inmutable.

Las concesiones en "El arco minero del Orinoco", que este gobierno entrega a empresas trasnacionales, traerá a la región y al país daños tan terribles, que lo que hoy estamos viviendo es una "Brizna de paja en el viento". Dilapidados los dólares se buscan más dólares para volverlos a dilapidar. Las herramientas y químicos que se suelen usar para esta labor, en todo el planeta han causado daños terriblemente destructivos. Al final quedaremos sin industrias, sin dinero, sin reservas mineras y con suelos totalmente contaminados por décadas. "Sin el chivo y sin el mecate".

Las llamadas: "Zonas Económicas Especiales" causarán pérdida de soberanía, hipoteca del país, destrucción del frágil ecosistema, entrega de riquezas estratégicas, flexibilizaciones laborales en contra de los trabajadores, incentivación del individualismo y el consumismo, afectación de nuestra moneda, colonización cultural y alejamiento de lo que pudo ser el socialismo. Chávez los expulsó, ahora el gobierno los trae (?) La patria merma su soberanía. ¿De qué socialismo hablamos?

A gritos los venezolanos pedimos severísimas sanciones penales, políticas y éticas contra los corruptos, y todo se queda en amenazas. Sólo los corruptos más pendejos van presos. La impunidad del poder judicial, deja perplejo al peor de los "pranes". "En la cárcel se paga la pobreza no el delito".

Estamos superlativamente alarmados del creciente burocratismo en la institucionalidad pública, lo que deforma progresivamente el proyecto político emancipador y liberador original. El burocratismo va más allá, mucho más allá, de la cuestión de exceso de personal en una institución. Ver anteriores trabajos de mi autoría.

Nos molesta ver el empirismo como la mayoría de los funcionarios acometen el ejercicio de sus deberes. Claro, sus errores los paga la hacienda pública. No creen en la teoría, separan la teoría de la práctica, y ven a la primera como innecesaria y perdedera de tiempo, es decir, son iluminados, magos, hechiceros, alquimistas, que conocen y predicen el presente y el futuro, sin conocer el pasado, ni el presente y juegan con el futuro a la aventura. Tratan a la política a patadas, así, los políticos están matando la política. Están despolitizando al pueblo. Muchos trepadores y oportunistas, que buscan propósitos muy personales, pero saben fingir ser "rojos rojitos". A los críticos y a la crítica la condenan a las llamas. La inquisición vuelve.

Creíamos que con el chavismo se acabaría el derroche de la IV república y palpamos que se ha multiplicado, que tenía razón Miranda: "Bochinche, bochinche". El empirismo, el pragmatismo y el individualismo conducen a la anarquía.

Alarma y mortifica, ver y comprobar que un gobierno que en lo material ha tenido permanente disposición de ayudar al pueblo, no tenga política comunicacional, para SABER REVOLUCIONARIAMENTE, informar al país sobre estos logros. La mayoría de nuestros medios públicos son panfletarios. Veamos lo que está pasando en Radio Nacional de Venezuela: "La señal que recorre la patria", que ya no provoca oírla, pues se ha convertido en una rokola. De programas políticos con una gran audiencia, se está pasando a música urbana comercial, que poco o nada tiene que ver con este proceso. Similar suerte pueden correr El Correo del Orinoco, Venezolana de Televisión, Vive, Tele Sur y otros medios del Estado. ¿Cuánto nos cuestan anualmente estos medios? ¿Es esto intencionado o no?

"Alimentos Polar, Cargil de Venezuela, Convelac, Johnson y Johnson, Manpa y Paveca, son las principales empresas responsables del boicot porque alteran la distribución de sus productos" afirmó el Señor William Contreras, Superintendente Nacional para la defensa de derechos socioeconómicos. Frente a estos canallas, especuladores, ladrones y conspiradores contra el pueblo consumidor, el Presidente y sus Ministros, pegan gritos, amenazan, pero al final aplican sanciones tan risibles, que recordamos la advertencia del Libertador: "A cada conspiración un perdón y a cada perdón una nueva conspiración". Después no se quejen. Recordemos que estos "empresarios" siempre "especulan pero dan empleo". Mejor que dar empleo, es llevarse los dólares fuera del país. Ellos son nuestros adversarios naturales e históricos, están haciendo lo que se corresponde con sus bastardos intereses, nosotros tenemos que hacer la revolución, y la revolución no la hace un mesías, la hace un pueblo organizado social y políticamente. Ir a la raíz, es marchar al no retorno.

Bachaqueo puede tumbar gobierno, pero el gobierno que tiene no sé cuántas policías, ejércitos, partidos y seguidores populares, no sabe que carajos hacer con esta arreglada (exógena) confrontación de pueblo contra pueblo. Las colas cada día crecen más y la cólera en estos sitios va en aumento. Pueden convertirse en estallidos sociales muy peligrosos.

¿Será que como buen seguidor de las líneas políticas socialdemócratas reformistas y evolucionistas, el gobierno le teme a la inevitable lucha de clases, se pone en el medio, de estos opuestos irreconciliables, y le da dinero y más dinero, privilegios y más privilegios a la lumpen burguesía y populismo y asistencialismo al pueblo para que no ocurra un "choque de trenes", o choque de clases? Se quiere estar bien con Dios y con el diablo. Esta mediación que para Marx es la contradicción dialéctica capital-trabajo, contradicción insoluble en el capitalismo, el gobierno quiere evadir este conflicto político-clasista que históricamente es inevitable. ¿Cómo desmentir que "La historia de la humanidad es la historia de la lucha de clases"? Son opuestos irreconciliables.

La oposición sabedora al detalle de todas estas debilidades nuestras, trabaja con tesón en procura de la desestabilización política, económica y social del país y aprovecha estas circunstancias, para ir construyendo un sistema político PARLAMENTARISTA, que le reste fuerza e interés a nuestro tradicional PRESIDENCIALISMO. Desde el parlamento, "los acuerdos" serán más cómodos, rápidos y menos conocidos. Los socialdemócratas dentro del gobierno, seguro están ganados para este cambio.

Nuestro gobierno pretende hacer algunas modificaciones nacionales, sin modificar sustancialmente ni la producción ni la distribución de mercancías, para no alterar el metabolismo y la fisiología del capital. Por esta vía, el capital ganará tiempo y terreno y buscará su recomposición, para hacer retroceder los logros chavistas. ¿Quién dijo que al socialismo se llega por la vía evolutiva y determinista, sin la acción revolucionaria del pueblo organizado?

Nuestro gobierno no se pasea para nada por el fin del capitalismo. Esa lección marxista se le olvidó. Parece coincidir con Fukuyama en "El fin de la historia", es decir, perfeccionamiento del capitalismo y prácticamente la muerte de la esperanza socialista

Se nos ha dicho a los venezolanos: "se acabó el rentismo petrolero, el extractivismo", y a pocos días se está montando el extractivismo minero, cuyos daños a la naturaleza serán descomunales. ¿Correrán estos dólares que ingresarán al tesoro nacional, la misma suerte que los que nos venían del ingreso petrolero?

Se habla de "revolución" socialista sin sujeto histórico revolucionario. Presidente, Ministros, Gobernadores, Alcaldes, Diputados y Concejales han cooptado de diversos modos a líderes populares, para tener control del partido y con el de su militancia. "El sujeto social" revolucionario de Marx, verdadero protagonista de los cambios profundos queda bajo control de "líderes" o instituciones del Estado liberal burgués.

Se estimula el consumismo, lo que directamente favorecerá al mercado. Es de suponer que con esta locura de precios donde cada vendedor en horas, modifica y le pone el precio que le da la gana a su mercancía, pues no hay nadie que lo detenga, además de generar verdadera "arrechera" popular, está fortaleciendo el individualismo, el consumismo patológico, lo que incidirá en su despolitización, que tanto quiere el mercado, pues es la columna vertebral del sistema capitalista.

Para más confundirnos, los "dirigentes" reformistas socialdemócratas, nos venden la falacia de que el socialismo saldrá de la radicalización de la democracia burguesa, como si la burguesía fuera mocha, pendeja y tolerante. Como si la armazón del Estado burgués posibilitará, que desde su vientre salga su enemigo histórico: el socialismo. Esta vía, confunde al pueblo, y permite construir un Poder Popular, sin poder y con pueblo molesto y en algunas oportunidades, lamentablemente aprovechador de las circunstancias. Todos los partidos cuya direccionalidad es vertical, están condenados al burocratismo y a su derrota.

Se castiga a la crítica por miedo a la verdad. Los muy cristianos olvidan que: "La verdad nos hará libre y la mentira su esclavo". Ante la corrupción, el derroche, el utilitarismo y el burocratismo, se mira para otro lado, pero empujan de frente contra la crítica y los críticos que son constructivos, que buscan salvar el proyecto chavista y construir el socialismo. ¿QUE DIRIA LENIN SI HOY VIVIERA EN VENEZUELA? Esto fue lo que pasó en la URSS.

 

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2399 veces.



Jesús M. Vivas P.

Profesor Universitario con 45 años de servicio docente. PhD en Historia, egresado de la Universidad Complutense de Madrid. Más de 700 Artículos publicados a nivel nacional e internacional, mas de 60 años en la lucha revolucionaria, soy Jesus "Chucho" Vivas

 jesusm_vivas@hotmail.com

Visite el perfil de Jesús M. Vivas P. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: