Tragicomedia política entre Ramos Allup y Leopoldo López

Con firmeza voluntaria y empeño desmedido de puntualidad, sin
crucigrama de malas actitudes se ha dado en la cárcel de Ramo Verde,
la concertada entrevista que mantenía bajo presión humanitaria a un
generoso porcentaje de hombres y mujeres amantes del simbolismo
unitario, de un cambio político sin enredos ni vericuetos oficialistas
que trasluzca a priori las soluciones tomadas y compartidas entre,
Ramos Allup, presidente de la AN y Leopoldo López, principal dirigente
de VP que hace vida en la cárcel de Ramo Verde con perjurio.


Buenos días y cómo está Ud, mi eminente y simpático lechuguino de
situaciones pasajeras cuando andábamos en aceras paralelas de
incomprensión y, cómo me lo tratan estos cancerberos de la democracia
del cambio y de la resistencia sin pedestal que ofende a su libertad
de político del vaivén de la fuerza en progreso -fue lo primero que,
Ramos Allup, soltó con efusión- que bañaron de alegría a, Leopoldo
López, una vez que se vieron y se dieron un apretón de manos de
compañeros solventes.


Aquí -respondió, Leopoldo López- como un preso político de la rebatiña
chavista que me excluye de mis grandes tareas como pensador y
propulsor del itinerario facultativo de tejer con ideas el progreso
del país que necesita con urgencia de nuestra clemencia vigorosa a ver
si llegamos al fin a enrumbar la acción compartida de gobernar este
país con las herramientas de sus sueños.


Bien dicho, amigo Leopoldo, por eso siempre digo sin trepidar de
angustias que líderes que como tú tienen que estar en las calles,
abriendo paso al fluir del convivir político y por eso creo que tú
eres tan importante ahora, tal como lo fue Winston Churchill en
Inglaterra y Charles de Gaulle en Francia, dos pilares que lo
estatuyen a él en su romanticismo por verse y, nuestra pobre
democracia -pobre digo, no por ti ni por mí- sino por la pesadez de la
carga de los enchufados que tenemos ahora –afirmó, Ramos Allup.


Una brisa polvorienta de estatismos simultáneos saltaba entre las
palabra que los dos hombres en un rincón espacioso de la entrevista,
seguía abriéndose paso entre dos líderes que juegan con la esperanza
de los pobres y casi a dúo son llevados a ofrecerse lo que no les está
permitido en la furia actual como Lucas y Marcos sin conocerse en la
fiesta que se avecina de panem et circenses, de pan y juegos con el
revocatorio.


El intrincado encuentro sigue la ruta de ir digiriendo poco a poco lo
que va entrando y saliendo, palabras que se estiran reflejando una
componenda que dejará sus resultados más adelante, como ellos lo
esperan y en ese andar de sueltas emociones como líderes comprometidos
con el presente de ellos y de nosotros, batallan sin espada en manos,
porque todavía no hay cabezas que cortar como es lo pensado en el
ritual que los une en la voluntad sin límites y en la dimensión p a q
de sus terquedades estadísticas de estar en la primera fila de la
batalla del cambio, bien oportuna por demás, ayudando a darle un
terrible revolcón al presidente Maduro que los enluta de ineptitud sin
amperaje que lo levante o lo sustente.


Detrás de un grande hombre siempre hay una gran mujer como entre CAP y
Blanquita y ahora entre tú y tu esposa Lilian y esto viene al caso
Leopoldo, verificó Ramos Allup, ya que ella se ha encargado de ponerte
a valer como un líder importante de la oposición alrededor del mundo
con solo su esfuerzo sin escatimar esfuerzos monetarios como ayudas
conseguidas por tu causa y, por tal motivo, te manifiesto hoy nuestra
preocupación por tu estadía en esta cárcel que como un sometido
político te tienen que nos avergüenza la causa injusta que se ha
estirado por demás y desde la AN hicimos todo lo posible con la ley
que nos tumbaron que nos tiene a monte, están más pendientes de
nosotros que de ellos, pero recuerda que para adelante es que brinca
el sapo y todavía faltan muchos saltos que dar y, más de uno va a ir
preso a su debido tiempo, en resumidas cuentas te digo: Hay una
temporada que será la nuestra, y la tenemos encima, el tiempo de los
chavistas se acabó, esos no van para el baile y eso te lo doy por un
hecho. Las firmas del referendo están lloviendo como gotas frías que
nos refrescan a nosotros y muy pronto estarás en la calle.


Y como se juntaron ambos líderes de despidieron, no sin antes Ramos
Allup, decirle a Leopoldo López, antes de llegar a la AN ese era un
recinto de locos y acabé con eso y nuestra mayoría nos da la confianza
de poner en jaque al Gobierno Nacional, casi que somos invencibles y,
otra cosa Leopoldo, no dejes de rezar por nosotros por si acaso un mal
de levas por el tiempo sin llover.

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1396 veces.



Esteban Rojas


Visite el perfil de Esteban Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Esteban Rojas

Esteban Rojas

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a227067.htmlCd0NV CAC = Y co = US