El infierno puede estar cerca

La patrística católica, se la ingenió para crearle un terrible castigo a las personas infieles, irreverentes, y hasta revolucionarias: el infierno. Hijos del "pecado" cometido por Adán y Eva, con nuestra conducta obediente, tenemos que expiar esta "pecaminosa" acción pretérita. Con el sacrificio de Jesús, se quiere lavar el divino pecado original. Se nos pide portarnos "como lo manda la santa madre iglesia católica, apostólica y romana". El consagrado escritor portugués José Saramago, Premio Nobel de literatura señaló que la idea de Dios, es el más grande invento humano, y Jesús fue un hombre pero no un Dios. Fidel se dice "Cristiano pero en lo social". Para Marx: "La religión es el opio de los pueblos". Esto de Dios, Jesús-Dios y Adán y Eva, enervó a Nietzsche y a Rimbaud. André Breton pidió para sí, al acaecer su muerte, el infierno pues "el diablo era un gozón". Mientras: "el paraíso lo quería ya y aquí en la tierra".

Las religiones nos neutralizan; todo lo que ocurre en la naturaleza es designio de Dios, no pretendamos cambiar lo que "está hecho por Dios". Por lo bien que le va a los ricos, pareciera que Dios siempre los está visitando, y se olvida de los pobres de los barrios. "Mi reino no es de esta tierra" dícese que dijo Jesús. Por esta ciega obediencia, durante más de mil años, la ciencia se detuvo en occidente. Fue "La larga y oscura noche medieval" de Pirenne. Lo que Dios dispone, los hombres no pueden cambiar. Para esto tenemos dos mejillas y dos rodillas, amén de alejarnos de las "tentaciones" de Lucifer, que como sabemos están llenas de placer y espacios lúdicos. "Somos los actores de la historia, y a vosotros, todos vosotros, sólo os queda estudiar lo que hacemos" Karl Rove, asesor de G W Bush. Presidente de los EU. 2002. Puedo agregar: ¿Quieres ir al cielo? Acepta el infierno en la tierra. "Estamos escribiendo una sola Constitución para todo el comercio del mundo". Organización Mundial del Comercio.

La democracia occidental creada en Grecia por y en favor de una minoría esclavista, "mejorada" posteriormente con el pensamiento de La Ilustración, El Enciclopedismo, El Racionalismo y La Modernidad, ha devenido como anillo al dedo para el sistema capitalista. Con esta hechura, la posibilidad del socialismo pareciera mínima, pero en verdad la historia es dialéctica y las contradicciones avanzan, pues son intrínsecas al modelo capitalista. De una democracia esclavista, la alquimia capitalista logró maquillar e imponer, una democracia que los vivos la usan y abusan, y los pobres la padecen. Que la derecha luche por instaurar esta democracia burguesa, defensora de la gran propiedad, legitimadora de la explotación humana, reducida prácticamente al acto electoral, y justificadora de la destrucción planetaria, es lógico y se corresponder con sus intereses de clase. Lo curioso es que la izquierda se quede en estos espacios del enemigo y no construya una democracia revolucionaria. Hoy la oposición parlamentaria ESTA TRABAJANDO PARA DISMINUIR NUESTRA TRADICIÓN PRESIDENCIALISTA Y POTENCIAR EL PARLAMENTARISMO, así, las cúpulas de los partidos mayoritarios (polarización) definirían la política nacional. La izquierda parece estar anestesiada, vive de pequeñas reuniones en nuevas reuniones, con absoluta incapacidad para construir un gran frente o proyecto nacional, sobre principios verdaderamente revolucionarios. Es como para decir: no me jodas. Algunos socialdemócratas conciliadores y en el gobierno, llegan al colmo de decir que "aquí cabemos todos", como si la naturaleza social, económica y política del capital no fuera excluyente. No hay semana que el Presidente Maduro no le entregue dinero, particularmente dólares, a la parasita burguesía nacional. NO VAN A INDUSTRIALIZAR UN CARAJO, SE ESTÁN CHULEANDO AL GOBIERNO. De industrializa al país, sería con los patrones capitalistas, que es la explotación cruda de la fuerza de trabajo. Estos son los aliados tácticos de éste gobierno. ¿Cómo impedir la acción destructiva y pilla de "la ética" capitalista? Maduro sueña con "el socialismo de mercado". Hoy estamos entrampados queriendo sacar del seno de la institucionalidad capitalista, el sistema socialista. Pero como "no hay mal que dure cien años, ni cuerpo que lo resista", hoy "No es extraño que a la gente no le entusiasme la democracia" Noam Chomsky. ¿Dónde está el engaño y los engañadores? ¿De qué democracia hablamos?

El poeta español Antonio Machada, consideró que si el cristianismo no construía la justicia en la tierra, otros, los socialistas, lo harían. Hasta ahora todo parece indicar que los dos están muy ocupados, el socialismo puede esperar. El sistema capitalista, hechura humana, por lo tanto finito, necesitó y construyó un ser humano, individualista, egoísta, tan ególatra que algunos llegan al hedonismo. Viven mirándose lo que le faltó a Adán y Eva: El ombligo. El capitalismo sabe que dividir es vencer. El mercado capitalista requiere de un consumidor patológico, que no pregunte por que lo hace. Qué pena que nuestros gobernantes no entiendan que es en nuestros hábitos cotidianos, donde más ha penetrado el sistema capitalista con toda su ferocidad. En la cultura se juega la vida toda revolución. Cambiar hábitos, para tener "El hombre y la mujer nueva del Che", es la tarea.

El capitalismo tiene que destruir a la naturaleza, explotar al trabajador y excluir a la mayoría de los parias. Lo que debe ser valor de uso, lo convierte en valor de cambio. La mercancía lleva dentro de sí todos los antagonismos del sistema. La cosificación de la mercancía, onubla las contradicciones del sistema. El sujeto devenido en objeto, y el objeto querido como sujeto, la alienación del sujeto y la enajenación de la mercancía, son articulados por la ideología como "falsa conciencia". El Estado-Nación, creado por la burguesía, para beneficio propio, es también defendido por la izquierda. El mismo Estado que el neo liberalismo achata, la izquierda devenida en socialdemócrata progresista, vive de él. Estos conciliadores nos venden la falacia de que el socialismo puede salir del Estado burgués, mientras diseñan mecanismos de fortalecimiento del capital. El Poder Popular que dependa de un gobierno progresista social demócrata, estará amordazado.

Desde su inicio, la humanidad ha producido y consumido; la cuestión está en como ocurre la producción y cómo la distribución. Justicia, equidad y paz social con plusvalía, es imposible. Que hoy poco producimos, la etiología hay que buscarla en el metabolismo del capital. Con la división internacional del trabajo, unos países periféricos quedan condenados a la producción de materias primas y ser consumidores de lo importado, y otros (los industrializados o imperialistas) a su procesamiento, control y exportación. Esta borrachera de producir hasta las cosas más estúpidas, inútiles y ridículas, se hace poniendo al planeta en peligro de extinción y con él a la especie humana. Capitalismo bueno no existe, siempre será depredador. Aquellos empresarios farsantes, que dicen defender "un capitalismo humano", saben que el neoliberalismo, liquida la producción nacional, lo que afecta los intereses de esta timorata lumpen burguesía, por esto fingen nacionalismos, para cuidar sus intereses, pero son forzosamente aliados del gran capital.

A los chavistas nos resulta difícil defender a nuestro gobierno, cuando estamos en una cola para adquirir un producto. Los precios suben arbitrariamente y la ausencia de gobierno es clarísima. Su ambigüedad, conciliación con la burguesía, LA CORRUPCIÓN, LA CORRUPCIÓN, LA CORRUPCIOMN, LA CORRUPCIÓN, la inseguridad y sus medidas erráticas, pudieran producir levantamientos populares de chavistas contra su gobierno. El Presidente ha perdido credibilidad; dice y se contradice. Maduro no entiende, ni quiere aceptar que "la guerra económica" es plena lucha de clases. Temblorosamente propone salidas coyunturales a problemas estructurales. Esto le puede trancar "los motores". Es que "Ni aprenden ni olvidan". El fragor de los mensajes de Chávez, que tanto percoló en nuestro pueblo, se están diluyendo. Que fuerza tenia aquella semiótica de Chávez, cuando nos señalaba donde estaba nuestro enemigo externo e interno. No sólo lo señalaba, los atacaba, lo clasificaba; no decía "pelucones", decía burguesía pitiyanqui. Sacó a Bolívar de la fosa donde la lumpen burguesía lo tenía, y lo puso a "caminar por América Latina", ahora estos gobiernos progresistas, nos quieren retrotraer a etapas que creíamos superadas. Nuestro gobierno quiere un Poder Popular, tutelado y controlado por Miraflores y el PsuV. El Poder Popular tiene que ser autónomo y nacer en la propia comunidad (Topofilia. Punto y Círculo). De la institucionalidad capitalista no puede salir el socialismo. No pudimos llegar al No Retorno. Nos acompaña dos esperanzas justicieras: la oposición no tiene calle, y el chavismo aún tiene fortalezas. Sin olvidar que la oposición tiene fracturas internas.

Esta oposición, que ya tuvo más de cuarenta años de gobierno no sólo no tiene programa propio de gobierno, sus jefes y financistas, le impondrían el neoliberalismo. Son anti dialécticos, creen que el miedo puede ser una herramienta eterna para controlar a los pueblos. Se encontrarán con dos poderosas dificultades: El pueblo arrecho en la calle, gritando devuélvanos los logros de Chávez y los resultados tangibles del modelo neoliberales que favorece a pocos, de los mismos "empresarios" y políticos fascistas, lo que agudizará las contradicciones del modelo dominante. Les costaría gandolas de cojones someter completamente al pueblo. Qué pena, que hoy la mayoría de la izquierda hecha socialdemócrata y progresista, luzca dispersa e incapaz de direccionar correctamente al pueblo. "Cuando lo viejo no termina de morir y lo nuevo no termina de nacer", puede aparecer el fascismo.

La oposición tiene premura en sacar a Maduro del poder, por esto su desespero y con él sus errores. Creen que el país no sabe lo mitómanos que son. Buscan enfrentar todo el cuerpo institucional del Estado burgués entre sí, por eso aprueban "leyes" llenas de provocación. El país sabe que leyes similares dictó Hitler para perdonar a sus "camisas pardas" asesinas. Igual lo hizo Mussolini, Franco Y Pinochet, con sus acólitos. El descaro de confesar sus fechorías, es porque juran y perjuran que el gobierno ya está caído y ellos están en Miraflores. OLVIDAN QUE RONDON NO HA PELEADO. (Hasta el próximo sábado)



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2211 veces.



Jesús M. Vivas P.

Profesor Universitario con 45 años de servicio docente. PhD en Historia, egresado de la Universidad Complutense de Madrid. Más de 700 Artículos publicados a nivel nacional e internacional, mas de 60 años en la lucha revolucionaria, soy Jesus "Chucho" Vivas

 jesusm_vivas@hotmail.com

Visite el perfil de Jesús M. Vivas P. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: