Tres temas y un mismo país


 

PRIMER TEMA

LA UNIVERSIDAD VENEZOLANA EN EMERGENCIA

(El caso del ministro sordo y el gremio politizado)

“… II-3.4.9 Garantizar los accesos al conocimiento para universalizar la educación superior con pertinencia” (Proyecto Nacional Simón Bolívar. Primer Plan Socialista –PPS- Para el Desarrollo Social de la Nación 2007-2013. Caracas, Venezuela. P. 14).


 

La universidad venezolana, quién lo duda, forma parte de la institucionalidad del Estado Nacional. Y, envueltos como estamos en una de las crisis más graves por su hondura y ramificaciones en la superficie de los últimos tiempos y en todos los órdenes, pero en particular en el plano económico y político-cultural, la universidad no podía escapar a ello. En ese contexto, “Garantizar los accesos al conocimiento para universalizar la educación superior con pertinencia” como ordenaba El Proyecto Nacional Simón Bolívar 2007-2013, se ha tornado una de las tareas más arduas para los líderes formales de la revolución bolivariana en sus marchas y contramarchas, cuestión que pocos logramos comprender.

Sabemos que el chavismo priorizó la llamada “explosión matricular” con fines de romper lo que algún investigador diera en llamar “contracción de la oferta educativa” (Tulio Ramírez: Intentando saldar una deuda social…La inclusión, en www.saberula.ve/articulo5.pdf), lamentablemente descuidó los demás elementos y factores, entre los que destaca la calidad de los procesos educativos, dotación y apoyo a la investigación y a sus investigadores, empleados y obreros quienes prácticamente han pasado a tener un empleo precario; de hecho buhoneros, taxista y no se diga ya quien se aventura como bachaquero tiene mejor “seguridad social” e ingresos que un flamante Dr. en Ciencias de la Educación de escalafón universitario agregado, asociado o titular; de ahí que muchos han puesto sus pies en polvorosa y aterrizado en Ecuador, USA, Canadá o países del sur, donde también van a pasar trabajo, pues no hay nada como la patria tocó en suerte, pero tienen la ilusión de poder así mejorar su condición de vida. “Suerte te la de Dios, que el saber no te vale nada”, decían hace tiempo aquí en Barquisimeto un noticiero radial, que dirigían los conocidos locutores y periodistas: Víctor Torrealba Leal, Víctor Barranco y Freddy Andrade Alvarado, que bien puede aplicar en este caso (Educación para transformar el país-Cerpe (“La descentralización de la educación básica, sus efectos sobre la oferta y la calidad educativa y los salarios magiste- www.cerpe.org.ve/tl_files/Cerpe/con...).

En general, por lo que se va tirando en estos últimos años turbulentos desde 2013, 14, 15 y 16 las cosas se han puesto color de hormiga. Cómo será que hoy con la firma de la VIII Convención Colectiva del Magisterio Venezolano un docente I, primer nivel en el escalafón al ingresar al ministerio de educación, ha pasado a ganar más que un profesor titular universitario, ¿qué tal? En efecto, pasarán a ganar entre 38 a 42 mil bolívares mensuales, mientras el sueldo de un docente titular universitario es de 34 mil mensual. Eso sin contar que ya las casas de estudio universitario en Venezuela no disponen de su tradicional flota de transporte estudiantil y comedor, aunque por lo demás las otras proveedurías estudiantiles como cirugía, hospitalización y maternidad tampoco están muy boyantes.

Ergo: la universidad está en emergencia, lo cual se puede observar inclusive en su infraestructura que está por el suelo, como si hubiera sido bombardeada con misiles. O, en todo caso, quienes forman parte de la comunidad universitaria sobreviven en una estructura que requiere un cariñito, como titulaba estos días atrás el popular diario caraqueño Últimas Noticias refiriéndose a una sede de la Universidad Nacional Experimental Simón Rodríguez, aunque ello puede funcionar como una muestra representativa de sus homólogas casas de estudio.

Los gremios, por su parte están activados, como ahora se dice. Claro que con su sesgo político partidista, con la Asamblea Nacional dominada por los llamados “Sectores democráticos” aunque tampoco cuentan con muy buen historial de atender los requerimientos universitarios, por lo menos AD y COPEI o sus derivados, algunos de cuyos diputados son o fueron parte de los “manitas blancas” y guarimberos de 2014, hasta ahora han hecho muy poco por solventar la problemática universitaria venezolana, son unos ineptos, aparte que tampoco exhiben una mediana formación académica. Pasaron por la universidad pero la universidad no pasó por ellos, como decían años atrás.

La profesora Débora Velázquez de Valecillos, presidenta de APUCLA informó que en los próximos días tomarán acciones de protesta” (Diario de Lara, Barquisimeto, 11 de abril de 2011, p. 07) y agrega lo siguiente:

Estamos ante una emergencia por el incremento de los problemas en las instituciones públicas; han pasado más de seis meses y no se ha producido un cambio para resolver la crisis, nos preocupa mucho que los docentes no recibimos los beneficios como el de recreación, lamentó la profesora. Entre los problemas que presenta la Universidad Centroccidental Lisando Alvarado (UCLA), está la de electricidad, ventilación y falta de espacio por la gran cantidad de estudiantes, quienes reciben clases en salones pequeños; los docentes realizan esfuerzos sobrehumanos para cumplir con la responsabilidad de impartir enseñanza en la institución educativa. Hay que resolver el plano laboral e institucional, indicó Velázquez” (Ídem).

Continúa más adelante que: “La profesora informó que en los próximos días la Asociación de Profesores discutirán en asambleas con delegados de FAPUV los mecanismos de protestas que efectuarán este mes, para exigir una vez más soluciones ante el conflicto que atenta con la estabilidad de los profesores universitarios y los estudiantes. Los docentes tenemos un rol protagónico en la sociedad y por eso debemos reclamar nuestros derechos de una mejor calidad de vida ante la emergencia que estamos viviendo en el sector” (ídem).

Y no me vengan, como suele decir Magi en su facebook, con que estamos reproduciendo el discurso de los factores de la oposición o que si hemos brincado la talanquera, porque los cierto es que las universidades se llenaron de estudiantes, lo cual es muy loable y forma parte del cumplimiento de uno de los objetivos del 1er Plan de Desarrollo Socialista, citado como epígrafe; pero como ya hemos señalado arriba se ha descuidado las demás cosas: sueldo de acuerdo a la inflación (homologación), dotación de laboratorios y biblioteca, además de contar con una conectividad de banda ancha en las salas de computación, seguridad social, proveedurías estudiantiles y refacción de la infraestructura física; a lo que habría que agregar también la democratización, ya que los actuales rectores y decanos no aguantan más la extensión de sus respectivos cargos, se han agotado tanto en sus discurso como en sus prácticas de la gestión universitaria.

por su parte en las universitarias experimentales de nuevo tipo (UPT, Alma mater, municipalización de la educación universitaria a través de Misión Sucre) desconocen qué pueda ser eso de la voz y práctica de la democracia, ya que ellos solo obedecen la del ministro de turno, que por lo general tampoco conoce que sea eso democracia como no sea que oyera de pasada que el comandante Chávez hablaba de la democracia social y protagónica pero su dedo era también más poderoso que el de aquel personaje de la película ET, un simpático extraterrestre de los años 80 que causaba muchos efectos con su dedo demiurgo.

Hemos escrito “ministro” e inmediatamente advertimos que tenemos que cerrar. Ya que en el esquema mental de redacción tenemos que este Arreaza como uno de los superministros de la revolución más ineficaces en el campo de las universidades; no se ocupa de eso, una de sus tantas responsabilidades que el bueno de Maduro le ha asignado, que al parecer no sabe qué hacer con un yerno de Chávez; por eso lo mantiene en permanente enroque. ¡Despierte ministro Arreaza!, ocúpese de sus responsabilidades para con las universidades, no le vaya a pasar como al hombre lobo de que da cuenta Daniel Samper Pizano en su “Postre de notas”.

En efecto, en su crónica “Los motivos del lobito” da cuenta cómo un cachorro de lobo, sagaz y desobediente, un buen día se introdujo furtivo e indulgente en el bosque umbrío, sin apenas saber de la naturaleza de esa se selva en que se aventuraba de calores intensos y aguaceros intempestivos; y, por su puesto a las primeras se encontró con la caperucita roja y del lobo alfa de la manada disfrazado de oveja, rectores, gremios y grupos estudiantiles, viejos cazadores con chopos de muchos guámaros y entonces el lobito-ministro padece eso que llaman los expertos una “paralización paradigmática”, cerró los ojos esperando el fogonazo, así va a estar hasta un bien día amanezca en el lugar oscuro acuoso: el estómago del lobo, ¿moraleja? Ministro, solucione su flatulencia, ocúpese de su negocio

En fin, que la actual emergencia universitaria en Venezuela además de que ya la renta petrolera no aguanta más para asignar un presupuesto digno y necesario, ello se agrava porque en estos días el gremio universitario se ha politizado, hace parte de los activistas de la denominada Mesa de la Unidad Democrática cuyas organizaciones añoran la democracia representativa y rompen lanzas por la restauración de la Cuarta República cuando “éramos felices y no lo sabíamos”, nótese lo que argumenta el Prof. Víctor Márquez Corao, presidente de la Asociación de Profesores de la UCV “Los universitarios seremos garantes de la Constitución” (El Impulso, 17 de abril de 2016, p. A 4).

Agrega la nota que “… Víctor Márquez Corao (…) reiteró que no cesarán en su propósito de luchar por sus derechos como trabajadores al servicio de las universidades y en procurar un futuro mejor para todos los venezolanos. Nos negamos a aceptar la degradación moral y ética de la nación, del irrespeto a la Constitución, del robo masivo a los recursos nacionales, de la penetración del narcotráfico en todas las esferas del Estado, tal y como lo evidencia la prensa nacional e internacional (ídem).

Calificó como “inadmisible que en las universidades del país todos los servicios estudiantiles de transporte, comedor, biblioteca y demás proveedurías estudiantiles estén a punto de extinción, aunado a serias dificultades de funcionamiento académico, operativo, laboratorios, insumos e infraestructura física, por falta de un presupuesto adecuado. En el aspecto salarial toda la comunidad universitaria hoy día está sometida a condiciones de gran pobreza, a tal punto que la supervivencia y no la educación y el trabajo se han convertido en la meta (…)

Finalmente, “El dirigente gremial universitario insistió en que es obligación de las casas de estudios superiores levantar su voz de protesta y caracterizar el régimen político sobre la base de una evaluación rigurosamente académica y asumir su responsabilidad de orientar al país. Defender nuestra universidad no ha sido fácil, mantener abierto nuestro Instituto de Previsión Social se hace cada vez más difícil, mantener con vida nuestro gremio depende de todos. Por ello debemos activarnos para exigir al gobierno que busque la solución de los problemas planteados por las comunidades universitarias y el país”, (ídem).

En conclusión tanto el gobierno como los gremios universitarios suscriben proyectos histórico-pedagógicos distintos, ya se ve. La democracia participativa y protagónica por un lado, denominado también “Socialismo del siglo xxi” y democracia representativa, república civil animada por el liberalismo, por el otro y en el medio está la mayoría de la comunidad universitaria pasando ronchas porque lo que gana no alcanza para ir al mercado donde los títulos académicos no valen sino tienes dinero contante y sonante, cash en verdes billetes si Ud. quiere ir de vacaciones una semanita en Curazao, Miami u otros países y ciudades por motivos académicos, aunque sea para viajar a La Unión o Siquisique por razones familiares se necesita cierta cantidad de dinero, de tal suerte que como dice un amigo convendría decirles: “¡Quense quietos!”, esto es, que gobierno y oposición se pongan de acuerdo sobre el asunto de las universidades, ya que hablan tanto de diálogo por sugerencia del Papa Francisco, un tipo práctico que no hace discursos grandilocuentes sino palabras sencillas y poderosas, ¡dialoguen! Porque ya vimos que con la guarimbas todos salimos lastimados, ¿Qué no aprenden?

FAPUV y demás asociaciones de profesores universitarios de Venezuela ciertamente tiene una grave responsabilidad, por eso hablan como lo hace el Prof. Víctor Márquez y ciertamente jugaron un importante papel en la discusión de la II convención de los trabajadores universitarios, de tal suerte que el actual ministro Jorge Arreaza haría bien en oír y aplicar sus planteamientos, el coterráneo Ing. Manuel Fernández hizo ese ejercicio y se ganó la confianza de todos, lástima que los últimos acuerdos verbales a que llegara se los llevó el viento, aunque según los mayores la palabra comprometida era un documento, esa palabra empeñada debería ser un estímulo y una oportunidad para superar las dificultades, ¿quién se atreve a responder?

SEGUNDO TEMA

¿MADURO SE FUMÓ UNA LUMPIA?

(Dice el necio)

En el último programa “En contacto con Maduro” N° 53, martes 12 de abril de 2016, el presidente Maduro realizó un ejercicio discursivo lleno de optimismo, como si se hubiera “fumado una lumpia” nos ataja al vernos nuestro amigo el cafesero. “Sinceramente nos pareció a todas luces un discurso de un optimismo desproporcionado. ¿A ti no te pareció o es que no ves a tu presidente? Quería transmitir un optimismo imposible. Sobre todo porque tú no ves signos de mejora en la economía”…

Le respondo que con vistas a la dinámica de la sociedad venezolana actual, entrecruzada de indecibles dificultades nada mejor que insuflar optimismo pero blande un periódico regional que da cuenta que “Para la gente de a pie en el marco de la historia inmediata, o por mejor decir en la coyuntura actual venezolana en el borde de una crisis humanitaria en salud, alimentación, seguridad ciudadana y confrontación ideológica y donde los acuerdos sobre diálogo entre las partes acordadas en la Asamblea Nacional a sugerencia del Papa Francisco no es sino una abstracción. Un saludo a la bandera o una burla”, intento argumental que no comparto del todo ese criterio, pero él sigue:

Como en aquella vieja canción de Julio Iglesias, que también es una película, todo sigue igual. Con una calma chicha que, a menos que haya movimientos ocultos, que seguramente los haya, no observables por el común de la sociedad a partir de acuerdos consensuados sobre desarrollo efectiva de la agenda económica; al menos en lo personal, molesta que alguien como el presidente nos diga que ahora todo es maravilloso, que somos una maravilla en potencia y acto, como se podría decir siguiendo categorías citadas de memoria de la Suma teológica de Tomás de Aquino, te reto a que escribas esto que te estoy diciendo en tus crónicas de aporrea, ah”…

Ánimo, agréguela más le sugiero y no se hace de esperar, su motor de la lengua es potente: “Solo alguien presa de un optimismo desbordado y de escasa vinculación con la realidad social inmediata puede hablar así, a lo Gramsci: con el optimismo de la voluntad sin considerar la precariedad de los resultados, a menos que como ya se ha dicho maneje información privilegiada, y seguramente es así. Lo malo es que la propaganda de los hechos desmiente palmariamente cualquier postura a caballo entre la ingenuidad y el cinismo. O es que nos quiere tomar el pelo, por lo que el presidente Maduro se debería tomar algún cuidado y enfrentar los desafíos con un discurso más creíble, ya que los cultivos organopónicos de doña Celia en La Casona a modo de efecto demostración y demás spot de la agricultura urbana probablemente carezcan de cualidad para comportarse como muestra significativa de lo que se hace o pueda llegar a ser semejante propuesta en Venezuela”, (le digo que precisamente observé en la tv u oí en la radio que hay unos 20.000 huertos familiares o comunitarios urbanos registrados de los cuales ya están en funcionamiento 5000, algo es y nos mira incrédulo).

Continúo y le digo que tal vez es que no comprendimos al compañero presidente porque habló al modo apofántico, esto es, con verdades irrefutables a registrarse en el futuro a mediano plazo, que no todo es con el poder de la barita mágica de Harry Potter o como rezan las páginas rosadas del Pequeño Larousse Ilustrado (1981): “O fortunatus, nimium, sua si bona norint, Agrícola” (“Demasiado afortunados los campesinos si conocieran su suerte”). Ergo, solo los optimistas conocen el destino futuro de Venezuela, además de quienes tengan información privilegiada, como ha dicho la Canciller Rodríguez en “José Vicente Hoy” (17/04/ 2016), los revolucionarios son siempre optimistas sino no movilizarían las masas con “utopías concretas”, valga el oxímoron.

En concreto, las locuciones del Jefe de Estado este martes 12 del corriente en su programa televisivo fueron del siguiente tenor (le citamos de memoria, pero como fuere el interesado en contrastar puede consultar you tube sobre este particular), dijo que:

Somos campeones en la distribución de la riqueza, ahora tenemos que producirla; mientras los precios del petróleo estuvieron por las nubes se invirtieron en programas sociales, en la misiones, desde la Gran Misión Vivienda Venezuela a los demás programas de salud, educación y otros. Además, hemos descubierto fabulosos en recursos naturales, como en instalaciones industriales y en tecnología, de las mejores del mundo”.

El cafesero, nos mira y dice con sorna: “Como diría una amiga nuestra Mi alma, ¿dónde y cuándo?. O ¿Cómo así?, según la expresión de un colega suyo, Rafael, profesor de la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Tunja, Colombia”. Como fuere, intentamos nuevamente aclarar al amigo: “el metarrelato vendría a ser que toda crisis y cambio disrructivo de las sociedades ofrece también las posibilidades de superarlas; y solo quienes sepan identificarlas pueden sacar a flote las organizaciones o el país mismo, que es nuestra mayor empresa, mediante una espera activa, invertir primero, estableciendo alianzas estratégicas, compras y fusiones, entre otras estrategias, para montarse luego en la cresta de la ola, ¿ no es de eso de lo que trata el asunto eso del llamado Arco minero y los nuevos acuerdos con grupos empresariales no alineados con los grupos tradicionales? Pero para creer en eso se requiere de una aptitud emocional específica. Requiere también actitudes prácticas y creíbles, con fines de tener una comunicación efectiva entre los líderes formales y las comunidades.

Significa, según Daniel Golemán (2013) en “La inteligencia emocional en la empresa” (Ed. Bolsillo Zeta. Buenos Aires. Argentina), que la comunicación recurra a las proposiciones que parezcan más en conexión con las necesidades y expectativas de la gente, dar a entender que se les comprende y atiende, sin optimismos hueros ni pesimismos derrumbaderos, ya decía Alí Primera: Equilibrio, hermano, equilibrio. Dice, pues, Goleman referente a la llamada inteligencia emocional que:

Primero: la inteligencia emocional no significa simplemente ser simpático. En momentos estratégicos puede requerir enfrentar sin rodeos a alguien para hacerle ver una verdad importante, aunque molesta, que haya estado evitando. Segundo: la inteligencia emocional no significa dar rienda suelta a los sentimientos, ‘sacando todo afuera’. Por el contrario, significa manejar los sentimientos de modo tal de expresarlos adecuadamente y con efectividad, permitiendo que las personas trabajen juntas sin roses en busca de una meta común” (P. 21).

Nos replica el amigo: -Bueno, es que Chávez cuando hablaba convencía. Tenía una amplia inteligencia emocional, se conectaba con uno, pobre gente del pueblo vulgo, no se le sentía forzado; otra diferencia con Maduro respecto a Chávez es que no lee, ahora se ha transformado en un guerrero del teclado, twitter, Facebook y otras redes sociales son su elemento. Envía videos rabiosamente como un adolescente, Chávez era más bien de la Galaxia Gutenberg, con el libro impreso educaba al pueblo. Seamos claros camaradas, no todos tenemos acceso a tales medios, que son la locura de la clase media, los pobres no tenemos esos adminículos.

-De tal suerte que cuando Maduro juega a regalar el video tal o cual no se está comunicando sino con un sector privilegiado, ya que además los teléfonos inteligentes que ofrecen desde el gobierno a través de empresas estadales y los consejos comunales no alcanzan para todos, son un fraude. Tener uno de esos equipos supone Dios y su ayuda, bueno perdón superar las trampas de los corrutos o enchufados, ¿se dan cuenta que no hay razones para tanto optimismo?

Saca un libro de un maletín donde carga el azúcar para endulzar el café y nos lee con cierta ironía: “A veces me da lástima. Tanta dureza, tanta fe, tan apacible o inocencia soberbia, y los años pasan, inútiles” (Jorge Luís Borges: “El puñal”, en: Jorge Luís Borges. Nueva antología personal”. Club Bruguera. Buenos Aires. 1980. P. 73-74).


 

TERCER TEMA

CANCIÓN DE AMOR PARA LOS GUARIMBEROS DE VENEZUELA

(Voluntad Popular anuncia 16.000 huelgas para este mes)

Como todos pueden averiguar por you tube Marlene Dieterich (Berlín, 1901-Paris, 1992) interpreta aquella sorprendente “Canción de amor para los Nazis de Baviera/Love son for the Nazis in Baviera” que empieza con el vocativo: “Oh no no es cierto que me quieras/ Oh no es cierto que me quieras/ Sólo quieres a tu padre, Nelson, que murió en Trafalgar/ Y ese amor es sospechoso, Nelson tu papá/ era un nazi!”… Compuesta por Néstor Perlongher antropólogo y poeta (Avellaneda, provincia de Buenos Aires, 1949-1992).

Así también pudiéramos decir, y cambiando lo que haya que cambiar, que alguien pudiera componer una canción de amor para los guarimberos de Venezuela, si se tuviera el talento para acometer un poema de esa magnitud. Aunque no estaría de más recordar que pudiera uno comenzar también diciendo que como no ha faltado algún “dirigente” opositor o a alguno de los simpatizantes de esa corriente política retrógrada propalar que organizaron y ejecutaron sus guarimbas por amor a Venezuela, la libertad y otras palabras grandilocuentes, repetir que: “Oh no, no es cierto que me quieras”…

Pero que tal vez sea mejor copiar in extenso para bien del intelecto o mejor entendimiento del posible lector que opte por cliquear sobre el título de esta nota, la “Canción de amor para los nazis de Baviera” y se haga las modificaciones pertinentes para aplicarlas a Venezuela en el caso que nos ocupa, hela aquí:

Oh no, no es cierto que me quieras/ Oh no, no es cierto que me quieras/ Sólo quieres a tu padre, Nelson, que murió en Trafalgar/ Y ese amor es sospechoso, Nelson, porque tu papá ¡era nazi!”

Era el apogeo de la aliadofilia/ debajo de las mensas aplastábamos soldados alemanes/ pero yo estaba sentada junto a ti, Nelson/ que eras un agente nazi/ Y me dabas puntapiés/ Oh no, no es cierto que me quieras/ Ay, ay me dabas puntapiés/ Ceremoniosamente me pedías perdón/ posabas una estola de visión sobre mis hombros/ Y nos íbamos a hacer el amor en mi bohardilla/ Pero tú descubrías a Ana Frank en los huesos/ y la cremabas, Nelson, oh…

Oh no, no es cierto que me quieras/ Ay, ay me dabas puntapiés/ Heil, heil eres un agente nazi/ Más allá de esta historieta/ estaba tu pistola de soldado de soldado de Rommel/ ardiendo como arena en el desierto/ un camello extenuado que llegaba a oasis/ de mi orto u ocaso o crepúsculo que me languidecía/ Y yo sentía el movimiento de tu esvástica en las trioas/ Oh, oh, oh”. (Néstor Perlongher, en Austria-Hungría, 1980), (www.scielo.org/scielo.php%3Fscri...).

Alguna vez en 2014 oímos decir a una señora en un centro comercial del oeste de Barquisimeto que “la sociedad civil” y los partidos de la autoproclamada unidad democrática habían abandonado a los jóvenes manitas blancas, iracundos e irresponsables promotores y protagonistas de la violencia, que por cierto luego fueron a acampar por la plaza de los leones o en las adyacencias de alguna iglesia cristiana católica del este, que eran unos denodados defensores de la de libertad y otras zarandajas por el estilo.

Estos manitos blancas en el apogeo de la “aliadofilia” con la “Usaid” y demás órganos del Departamento de Estado de los Estados Unidos de Norteamérica quemaron cuanto objeto se les atravesaba por esas calles de Dios, hirieron, dieron puntapiés y hasta mataron a cualquier cristiano que osara despejar sus obstáculos sacrosantos de la democracia, por eso se pudiera decir sin faltar a la verdad: “Oh, no, no es cierto que me quieras”…



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1263 veces.



Luis Saavedra

Docente, Trabajador popular.

 luissaavedra2004@yahoo.es

Visite el perfil de Luis B. Saavedra M. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis B. Saavedra M.

Luis B. Saavedra M.

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a226789.htmlCd0NV CAC = Y co = US