La Tecla Fértil

Caída y proyección del proceso revolucionario Simón Bolívar

Tenemos que ir a una Reforma del Estado y quizás una Constituyente, porque el presidente Nicolás Maduro Moros, ante un conjunto de eventualidades sociales y jurídicas parece inflexible ante esa gran verdad, donde el pueblo luce sumamente irritado por el arraigo de los bachaqueros y, gente del comercio informal. Conozco a voceros de seguridad de Consejos Comunales que residen en las casas de reunión construidas por el Estado y revenden las bolsas de detergente a dos mil (2000) bolívares fuertes, cuando su precio original es noventa (90) bolívares fuertes, una corrupción que parte desde la misma esencia del Estado Comunal.

Aquí vemos la individualización y aprovechamiento del Proyecto Simón Bolívar hacia fines exclusivistas, dañando el concepto de militancia y acción social que tanto preconizó el Comandante Hugo Rafael Chávez Frías.

Los grupos económicos oficialistas y opositores dominan el comercio de alimentos del país, resguardados por la policía del Estado o Nacional y los mismos cuerpos militares como la Guardia Nacional Bolivariana, por éste motivo es que planteo el regreso de los militares a sus cuarteles para prepararse con miras a la futura Guerra del Sur. Estos grupos, bajo el amparo del sistema revolucionario son los propietarios de bienes de mercadeo y reciben mediante empresas de maletín cuantiosas cantidades de divisas para la adquisición de materia prima y elaboración de productos en sus galpones de llenado.

De tal manera, estamos viviendo en un mundo tecno- comunicacional, donde los árbitros son personas desconocedoras del oficio y por lo tanto, las vertientes que alimentan el poder público, político y social se encuentran en una cadena globalizada de acciones que ignoran las exposiciones del presidente Nicolás Maduro Moros, que hace un perfil de pánfilo ante las cámaras televisivas y de radio. Sin duda, estamos en un militarismo silencioso y un Estado Delictivo que puja por desplazar a los militares de los negocios mercantiles, porque ya muchos tienen negocios privados y fincas, mientras el pueblo se muere de hambre en largas colas, consumiendo grasas y harinas que producen en sus cuerpos virus cancerígenos y, no hay medicamentos para combatir estas enfermedades incurables.

La gran fuerza que del movimiento revolucionario que creo el Comandante Chávez, se extingue por desidia e ignorancia de falsos líderes que reciben cuantiosas sumas de dólares por las variadas redes telemáticas y corporativas para sustentarse, más los canales de corrupción que tienen una visión focal local y regional.

De allí la necesidad de avanzar hacia un cambio de reformas en nuestra República Bolivariana, el pueblo lo esta solicitando en las colas de mercados, cuando ven que bachaqueros del gobierno, ciudadanos del comercio informal, hampoducto y policías y GNB se llevan toda la comida de las comunidades que residen alrededor de supermercados y bodegas surtidas por Empresas Polar, lamentablemente es así. Alimentos Polar es quien lleva los alimentos al pueblo. Del gobierno solo llega un cinco o diez,( 5- 10 %) por ciento.

Por esta razón, incluyendo al pueblo chavista, se esta pidiendo al Consejo Nacional Electoral,, (CNE)), que proceda a la entrega de las planillas para el revocatorio presidencial, no es personal. Es un sentir nacional, porque, el pueblo se encuentra irritado.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1260 veces.



Emiro Vera Suárez


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Emiro Vera Suárez

Emiro Vera Suárez

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a226764.htmlCd0NV CAC = Y co = US