Hace 15 años de la toma de la UCV….M-28/ MTU

El 28 de marzo de 2001, significa el inicio de la nueva propuesta de universidad venezolana. Sin menospreciar el cumulo de experiencias de años anteriores a esta fecha, este movimiento marcó en definitiva el proceso real de transformación del sector universitario y que aún sigue vigente en nuestro país.

A 15 años de es esta gesta inédita, donde se rompió el silencio y echamos andar ideas de la posibilidad real democrática de acceso libre a los estudios universitarios y cumplimiento de nuestra carta magna aprobada en referendo, la Constitución de la Republica Bolivariana de Venezuela. No fue poca cosa lo que se promovió en aquel momento y hoy toda la juventud esta obligada a conocer ese proceso, porque de repente se puede estar obviando el significado real de tener en la actualidad, un amplio acceso al estudio.

En aquella oportunidad, los estudiantes de la UCV y de otras universidades que se fueron sumando con el transcurrir de los años, elevamos un conjunto de reflexiones y exposiciones de ideas ante la opinión publica con el firme propósito de ser participantes y coadyuvantes de un nuevo concepto de universidad, a riesgo de expulsiones, maltratos, persecuciones, asesinatos y sacrificios, es decir, una lucha sin cuartel por la apertura definitiva de la universidad al pueblo, lo que implicó irrumpir en las relaciones tradicionales de la enseñanza, modalidades de estudios, formas de actuación y bajar de los templos del saber a los eruditos, así como actuar con rebeldía y moral contra la corrupción de las autoridades rectorales de turno, cuyo descaro llego al punto de adquirir lujosos carros, realizar fiestas y agasajos de bienvenida, despilfarro de los recursos estudiantiles, decaimiento del comedor, transporte, OBE, y todos los beneficios estudiantiles; así como dilapidar los recursos y ahondar en la carencia de las reivindicaciones de los trabajadores, rumbo a la privatización de los procesos. Estas situaciones, produjo una serie de acciones, que concluyeron en una gran convocatoria de una asamblea general universitaria en la UCV, con el fin de discutir la problemática, asamblea cuyo carácter vinculante estaba delineado en la recién Constitución de República Bolivariana de Venezuela (articulo 70).

Este momento histórico, dio como resultado que se cosecharan las primeras ideas sobre el significado de la universalización de la educación universitaria en Venezuela que más tarde descansó en la estrategia de la municipalización; germen del pensamiento de Hugo Chávez Frías para crear más tarde la UBV y la Misión sucre (2003), cuyo proyecto participamos varios de los protagonistas de esta toma.

Ahora bien, aquella mañana del 28 de marzo de 2001, un grupo de estudiantes de diferentes facultades y escuelas de la UCV, previas convocatorias y movilización interna, nos dimos a la tarea de pasar por los salones de clases invitando a la asamblea que se llevaría a cabo en el Aula Magna de la UCV. A la par se sumaban los empleados y obreros como fuerza consciente, aupando consignas para este encuentro. Paulatinamente el Aula magna de la UCV, se fue llenando, rebasando las expectativas, hasta el punto que todo estaba repleto a las 11:00 a.m. Las Intervenciones y derecho de palabra eran contundentes, la idea fuerza predominante, consistía en construir un plan de transformación universitaria, capaz de irradiar a todo el país, incluso como fuente primaria para una constituyente universitaria, donde todos los miembros de la comunidad universitaria fuesen involucrados si distingo y discriminación, en función de la universidad necesaria o sistema de estudios universitarios que exigía la sociedad venezolana, así como los cambios que orientaba el nuevo gobierno bolivariano. Por primera vez, hubo un repleto total de aquel espacio tan emblemático e histórico para la UCV, en cada momento se sumaba gente, profesores, estudiantes, obreros, trabajadores y comunidad en general, aquello fue apoteósico, el espíritu de la democracia participativa y protagónica se ponía a la orden del día.

A las 11:30 am, se extrajo la primera conclusión de la Asamblea, a manos alzada y por decisión unánime de los presentes se acordó informar a las autoridades del Consejo universitario de la UCV, quienes tenían sesión extraordinaria, sobre el inicio del proceso de transformación de la UCV. Para dar a conocer este planteamiento se designó una comisión mixta (estudiantes, trabajadores y docentes) para que se dirigiera al recinto de la sala de sesiones del rectorado con este fin. La reacción no se hizo esperar, la comisión no fue recibida y por órdenes del rector de entonces Giuseppe Gianneto, se produjo las primeras agresiones y arremetidas verbales. Ante la acción arbitraria, la asamblea en pleno se trasladó a la sala de sesiones y tomo estos espacios, sin obviar los altercados e irrupciones propias de estas situaciones, como producto de cierre al dialogo. Las autoridades huyeron despavoridas, la toma fue simbólica, pues, este espacio representa el poder de la UCV. En un primer momento, se posesionó en la silla del rector varios de los estudiantes, incluso hasta un Profesor de nombre Agustín Muñoz y, así inició aquel debate sobre el futuro de la universidad en Venezuela, aspecto que aun seguimos discutiendo.

La toma duro 36 días, pero, en el transcurso de ese tiempo, hubo grandes episodios que por algunos videos ustedes podrán evidenciar. La reacción de los que mantienen el poder de ese templo de eruditos fue violenta, persecución, expulsiones, amenazas y atentados; marchas y contramarchas, sobretodo la de un grupo de profesores que bajo el argumento de la academia rancia y revanchista, incitaron a otros estudiantes en grupos de choque y provocaron varios enfrentamientos, con el apoyo de algunos medios de comunicación. Estos hechos fueron suscitados en el 04 de abril de 2001, día calificado como "academia vestida de violencia e inquisición", tratando de linchar al grupo de estudiantes que teníamos tomado este lugar. Fue una muestra de rabia y desesperación, pues, en los debates y discusiones en días previos, salían reprobados, incluso no resistían debate y a menudo se hacían los locos, reduciendo sus discursos a la descalificación y horror, propios de los grupos austeros y oligárquicos. Todo esto quedó registrado (videos, documentos y libros vivientes), sería importante hacer una compilación al respecto, para refrescar la memoria a los jóvenes de hoy.

Algunos datos importantes que salieron a la luz publica en esos días fue las acciones de Luis Miquelena y Luis Fuenmayor Toro, quienes fungía como entes de dirección del MIJ y OPSU, quienes dictaminaron sacar a los tomistas a como diera lugar. A las sala del CU-UCV, se presentó Eliezer Otaiza y de manera rotunda se negó a llevar a cabo tal acción, luego que constatara la situación real de los acontecimientos, pues, lo mediático interferió y tergiversó desde el primer momento este movimiento. Otro dato estuvo marcado, por la captura de un militante de Bandera roja al que apodaban "Bam Bam", apresado en el recinto con un arma de fuego. El secuestro de un Jeep de la FCU y golpes a camarógrafos internos. Por lo general, grupos organizados de Bandera Roja, arremetían a tiros a las instalaciones del rectorado en varias oportunidades, creando la matriz de opinión de que los tomistas estaban armados. La FCU-UCV, se unió a las autoridades de la UCV para actuar contra la toma, contradicción latente como organización estudiantil al servicio de intereses y dadivas que otorgaba el rector, recompensa y asignación de las partidas económicas de las proveedurías estudiantiles.

Lo resaltante y significado de hoy es que a 15 años de esta acción, la raíz fundamental de estos acontecimiento, se mantiene, prácticamente la mayoría de los planteamiento que se hicieron en aquella oportunidad fueron desarrollados de la mano de Hugo Chávez Frías, quien entendió en el transcurso de los años, la importancia de este hecho. Aunque todavía hay deudas pendientes, se puede destacar el derecho a la educación publica en todos los lugares y momentos (Misiones educativas), tener una universidad modelo y vestida de pueblo como la UBV, el deber de estudiar, sin menoscabo de nuestras facultades, sin de exclusión de ningún tipo en pro de la producción del país. El vuelco total en la manera de enseñar y aprender, adaptación a los a cambios exigidos por la sociedad mundial. Mejora en los servicios de atención estudiantil (transporte, comedor, becas y mecanismos de apoyo económico, salud, goce y disfrute a la recreación, deporte, desarrollo de la cultura y explotación de las facultades creadoras y artísticas, entre otras). Sin precedentes, hemos cosechado aquellas ideas que fueron calificadas como atrevidas y locas por quienes mantenía el poder universitario. El tiempo nos dio la razón y estamos orgullosos de que el país se enrumbe hacia un destino mejor. Valió la pena.

En fin, la generación de los estudiantes ucevistas del año 2001, identificados como los "Tomistas", mayoría profesionales y sirviendo a la patria en distintos puntos clave y estratégicos del gobierno nacional, siéntase orgullosos, porque aquelos esfuerzos y sacrificios no fueron incólume. Sus ideas y pensamientos dieron origen al modelo educativo universitario del venezolano en marcha, planteamientos que fueron consecuencia del conjunto de reflexiones que se fueron amacerados en las aulas de clase, laboratorios, residencias, organizaciones y espacios a los cuales toco vivir, mayoría proveniente de estratos sociales bajos y del interior del país. No es mentira que en la actualidad, Venezuela es el 2do país de Latinoamerica y 5to a nivel mundial con mayor matricula universitaria, es decir, valió la pena levantar esas banderas. Así como otros resultados.

Para terminar este homenaje, resalto algunas figuras nacionales que para la época sirvieron de mediadores en este momento histórico, ellos son Eliezer Otaiza (DISIP), Isaías Rodríguez, Ernesto Alvarenga y Juan Barreto (Diputados). Hugo Chávez quien señalo "hay que oír a los muchachos", mas tarde afirmaría "vamos a construir la nueva universidad exigida por los jovenenes…juventud divino tesoro, yo mismo soy capaz de facilitarles los espacios de Miraflores para crear la universidad popular bolivariana que exige el pueblo venezolano en estos momentos, incluso me mudaría fuerte tiuna a despachar"

Algunos compañeros (as) participantes a los cuales recuerdo por sus actuaciones, con el perdón de aquellos que no recuerdo su nombre, cito a Sergio Sanchez y Yanez, Junior (Ingeniería), Fausto Castillo, Alicia y Yadira (Sociología), Angel Guayu (Antropología), Angel Arias y Gustavo (Sociología), Fernando Rivero "Oreja", Carlos Petit, Carlos Lara "Pueblo" (Filosofía), Gustavo Rivero (Ciencias), Rober Torres y Yesiel Reyes (Ingenieria) , Enrique Márquez y Carlos (Sociología), Silio Sánchez, Oliver y Patria (Derecho), Emilio Silva (Ciencias), Yariska (Geografía), el Chino, los morochos, Lenin Morales, Gabriel, Félix Valera (Economía), Rando (Sociología), Eduardo Sánchez y Sara (Trabajadores y Obreros), Manuel Mariña (Profesor y Vicerector Administrativo para la época), y otros tantos, que sin menoscabo de sus acciones y participación, mi reconocimiento especial y orgullo nuestro por construir aquella gesta de precursores del 28 de marzo de l año 2001, que como Francisco de Miranda, fuimos precursores de las transformaciones futuras de la educación universitaria en todas partes y en todo momentos.

Que nuestra lucha jamás termine, que en resumidas cuentas es la lucha de los pueblos contra el capitalismo.

Somos y seguiremos siendo Movimiento de Transformación Universitaria (MTU-M-28)

Ver enlace https://www.youtube.com/watch?v=B6DwzzIovic

https://www.youtube.com/watch?v=PwF0lTZW_VU

https://www.youtube.com/watch?v=41T79uGK5Mg



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3102 veces.



Angel Tiodardo


Visite el perfil de Angel Tiodardo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a225311.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO