Soluciones en tiempos de crisis

Si usted ve que la situación del país lo mantiene en una sola pelazón y no tiene ni como garantizarse el frito, no desespere y ponga a funcionar la imaginación. Aunque usted no lo crea existen muchas alternativas eficientes para sobrellevar la múcura económica por la que estamos pasando. ¡Avive el seso y despierte! que las oportunidades están por ahí, quizá más cerca de lo que piensa. Por ejemplo, seguramente por donde usted vive sabe de alguien quien está más jodido que usted por la especuladera de precios y no tiene como comprar una nevera y en estos momentos se estará rompiendo la mollera pensando en dónde carajo va a guardar los alimentos. ¡Eh ahí una de esas soluciones en tiempos de crisis de la que estoy hablando! : Lo único que tiene que hacer es alquilarle espacios dentro de la suya y asegurarse unas churupitas, sin tener que recurrir ni a métodos reñidos con la ética como el bachaqueo o la adulteración de precios como suelen hacer la gran mayoría de los comerciantes.

Análogamente puede hacer si no le alcanza para arreglar su carro. Alquile los rines o los cauchos, o cualquier parte accesoria que a bien tenga sacarle provecho en estos tiempos de dificultad. Verá que la vida es rosa y no color de hormiga como dice más de un charlatán profeta del desastre. ¡Gane dinero con la crisis! como hace la gente aquella que hizo negocio con las divisas, pero eso sí, correctamente como la gran mayoría de los ciudadanos.

Y así por el estilo, aprenda a sobrevivir con creatividad desarrollando sus propias iniciativas en vez de andar por ahí lamentándose como los maestros que únicamente se quejan de que no les alcanza el salario. Que aprendan de Manuel Rosales que con apenas un humilde sueldo de maestro y con mucha imaginación se pudo ir redondeando unos cuantos cobres que le han ido resolviendo la vida a él y a Eveling.

Recuerde lo que dijo Albert Einstein:

No pretendamos que las cosas cambien si siempre hacemos lo mismo. La crisis es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países porque la crisis trae progresos. La creatividad nace de la angustia como el día nace de la noche oscura. Es en la crisis que nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias. Quien supera la crisis se supera a sí mismo sin quedar "superado".

Continúo con estas interesantes ideas de negocios.

Alquílese usted mismo.

Descubra entre sus vecinos a los flojos que siempre hay y que ni muriéndose de hambre estarían dispuestos a hacer una cola. Haga un censo de estos vecinos holgazanes que le viven echando la culpa al Gobierno porque no tienen dinero y prepóngales un negocio: Usted mismo se alquila para hacer la cola, pero va a cobrar por hora, como hacen los taxistas y le sacan un ojo de la cara a los ciudadanos. Entienda que usted no va a bachaquear, va a realizar un trabajo honesto y necesario prestando un servicio a la comunidad. También muchas personas tienen necesidad de este servicio ya que trabajan y no tienen tiempo para estos menesteres, lo que representa un mercado cautivo de potenciales clientes en los afanes que usted está emprendiendo ¡Sea un emprendedor!

Como va viendo, a lo mejor el país no está en crisis, como parece que quiso sugerir el diputado Sanguino; quien podría estar en mayor crisis sería usted mismo si no se pone las pilas para inventar como cuadrar la arepa diaria aun sin Lorenzo Mendoza.

A pesar de lo lucrativa que le puedan resultar algunas de las interesantes ideas que estoy dando, las mismas no dejan de causar ciertos afanes y esfuerzo a los emprendedores. Es por eso que recomiendo a mis seguidores que practiquen alguna disciplina que neutralice los ambiguos deslumbramientos que también producen en el espíritu humano todo ese billete hereje dentro del bolsillo. Que dejen tiempo también para cultivar la espiritualidad, pero también de modo eficiente y productivo; practique yoga mientras dure la pelazón. Aprenda a disminuir el ritmo cardíaco y a controlar la respiración para no desesperarse. Aparte de los beneficios en salud que esta milenaria disciplina la proporcionará, le ayudará a ahorrar toda esa energía que inútilmente se gasta porque estamos agitados o estresados. Así lo que coma le rendirá mas pues tendrá menos consumo energético y tendrá menos necesidad de gastar en comida, lo que redundará en ahorros para cuando la cosa se ponga peor y no le pase lo que al Gobierno que no guardó para los tiempos de vacas flacas que estamos viviendo. La desesperación es mala consejera y por eso recomiendo el yoga; le ayudará a no dejarse arrebatar por la crisis y evitar tratos con grupos violentos que le pagan para usarlo como carne de cañón para acciones al margen de la Ley y las buenas costumbres. No vaya a caer en eso, eso es tan feo como el bachaqueo que tanto daño hace al país y nos hace más dura la crisis a todos. Detrás de esas estrategias suelen estar banqueros, cúpulas empresariales y religiosas, y políticos vendidos a potencias extranjeras.

Las brillantes recomendaciones que expuse antes son solo para gente honesta y trabajadora o para maestros cuyos aumentos de salario siempre están por debajo de la inflación, y ofrecen alguna alternativa ante la mala situación. No tienen importancia para oligarcas, enchufados o privilegiados, pues suelen ser ellos precisamente quienes crean las crisis de las cuales sacan provecho. Por otro lado ellos no necesitan orientaciones y les sobra inventiva y les escasean los escrúpulos a la hora de redondearse el billete. Prácticamente son capaces de cualquier cosa para mantener su buena vida, desde arrasar la naturaleza para negociar el oro y todos nuestros recursos naturales hasta hipotecar el país completo al FMI.

Esa gente sabe que los tiempos de crisis son oportunidades para meternos fácilmente por los ojos cualquier cosa y, por tal razón, nos venden mentiras que se las pagamos con nuestros votos y con nuestra inocencia. Las crisis son para ellos una excelente ocasión para hacernos caer en las redes del tinglado que tienen cocinado con intereses financieros. Ahí están los casos de la MUD o del Gobierno, que nos vendieron la idea de que acabarían con las colas y el desabastecimiento y mucha gente nos lo creímos y bien caro que hoy lo estamos pagando. Como ustedes pueden ver hasta vendiendo mentiras en tiempos de crisis se pueden obtener beneficios ¡Sí que tienen creatividad esos políticos!

Así pues, estimado y preocupado conciudadano, no deje que la crisis lo achicopale y considere estos consejos; comience a dar rienda suelta a su imaginación que las oportunidades están esperando por usted.

Si necesita mas orientaciones escriba al correo lacosaestapelua@hotmail.com .



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1575 veces.



Oscar Henrrique Fuenmayor Quintero

Licenciado en Educación, mención Matemática y Física, Universidad del Zulia.

 oscar.fmyor@gmail.com

Visite el perfil de Oscar Henrrique Fuenmayor Quintero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: