En un cantar de Gallos… El sistema hegemónico de Medios Públicos secuestró tú verdad y criminaliza su denuncia

Hinchado, a veces aun con la almohada marcada en la cara, sale en vivo, todos los días, en la pantalla de ese canal que debería ser de todos los venezolanos, el periodista Hernán Canorea, para hacer su trabajo: leer los titulares de periódicos de "Derecha" a Izquierda y luego escupir lo que él llama "Sus opiniones", repitiendo los mismos vicios del ataque personal que tanto se critica en VTV pero que ÉL acompaña con un café recién colado en taza de peltre, música y justificaciones; improvisando sobre la marcha, "sin Libreto", como toda la programación del sistema de medios públicos y su línea editorial… perdiendo en un Cantar de Gallos la oportunidad de hacer periodismo de altura, de investigación y de preguntas sólidas comprometidas con la búsqueda de la verdad.

¡Asesino! -Condena el periodista en su programa- ¡es un asesino porque ordeno, porque apoyo matanzas y por eso yo le llamo ¡asesino!– reitera y justifica el joven periodista sin presentar pruebas¡para mí es un mal nacido!, y mientras pueda lo llamare así, en este espacio y en cualquier otro en que me encuentre… otro día acusa: Corrupto, tu abuelo, tu papa es un mafioso; tu fortuna es mal habida, heredada, manchada de sangre –luego le manda un tierno saludo a una niña que según él lo ve todo los días– y luego grita ¡Mal Nacido! Que no respeta... en medio de ese griterío desafinado de insultos, acusaciones y un sinfín de rebuscadas excusas el periodista cimienta su apasionada defensa al gobierno y de su jefe Diosdado.

El Dichacharachero periodista sonara jocoso para algunos, esquizofrénico para otros pero para mí este Cantar de Gallos es una señal de alerta ante un formato de dibujo libre peligroso que me hace recordar cada día más los criterios de "Voluntad Divina" con la cual operaban las emisoras en Ruanda que bajo acalorados discursos, justificaciones políticas y religiosas perdieron la humanidad y pasaron a llamados irresponsable para luego a cometer la masacre que todos conocemos.

No se puede permitir que una persona o grupo use impunemente el espectro radioeléctrico (recursos y bienes de la nación) para desde ahí juzgar, condenar y atacar personas bajo criterios políticos ni de ninguna otra especie. Sin embargo ya es común que en ese sistema de medios se oiga y se vea un lenguaje soez, violento, bélico y reaccionario que busca humillar, amenazar y atemorizar a todo aquel que critique o haga oposición al gobierno de alguna manera. No hay respeto alguno para el contrario y su validación para hacerlo es que "ellos también lo hacen".

Por lo cual No es raro ver al presidente de VTV auto nombrarse hijo de Nicolás Maduro y decir que el canal es una trinchera ideológica donde no se es imparcial sino todo lo contrario o sea un centro de operaciones política donde el otro queda como material de burla o desecho, donde esos valores periodísticos de estar en Confianza "con todo respeto para usted" quedo sepultado en el pasado; Hablan de un sistema de medios públicos al servicio del pueblo pero lo que menos se ve en esas pantallas es pueblo, porque el pueblo está en cola y según ellos esas colas crean zozobras al pueblo mismo… solo hay propaganda chatarra como dijo Vanesa.

Los guardianes de la imagen del gobierno y sus niveles de paranoia son tan bárbaros que hasta quienes antes eran considerados aliados informativos como APORREA ahora son atacados, llamando a sus articulistas terroristas, traidores, vende patria y pare de contar.

El sistema de medios públicos esta intoxicado de silencio cómplice, de indiferencia, de tanta sinvergüenzura que cuando hablan de Mineros desaparecidos hablan de Chile sepultando la tragedia del pueblo de Tumeremo, que cuando hablan de masacres urbanas no nombran las cota 905 sino a siria o Irak, que al hablar de decapitaciones sacan al estado islámico y no a los sucedidos en Valles del Tuy. Parecen que cazan desastres en otros países para luego pasarlos aquí y la gente se consuele pensando que allá están peor que aquí… En un cantar de gallo desmantelaron la libertad de prensa limitando el papel y con el mazo amedrentan la libertad de expresión, de cada individuo (sino pregunten a tuiteros botados de sus trabajos o perseguidos) y de cada empresa de comunicación.

El sistema Hegemónico de Medios Públicos del Gobierno Secuestro Tú Verdad, la de todos y Criminaliza su Denuncia.

"Si tienes miedo de morir, demuestra que tienes una vida que vale la pena seguir"

Pero recuerda "La vida no tiene valor donde falta la libertad"



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1842 veces.



Pablo Jiménez Guaricuco


Visite el perfil de Pablo Jiménez Guaricuco para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: