Respuesta al vicepresidente de Cuba, Díaz Canel

Por Toby Valderrama y Antonio Aponte

El Vicepresidente de Cuba, en su discurso hecho con motivo del tercer aniversario de la muerte del Comandante Chávez, dijo:

"El Presidente Hugo Chávez ya no estaba físicamente presente y oportunistamente se pensaba, como se sigue pensando de forma errónea por algunos, que quienes le sucederían no podrían defender su legado y que había llegado el momento de pasarle las cuentas a la Revolución Bolivariana. No faltaron incluso intentos de contraponer a Venezuela y a Cuba, ofreciéndole el garrote a la una y la zanahoria a la otra".

Bienvenidas estas palabras de un altísimo funcionario del gobierno de Cuba, las aplaudimos aunque no las compartimos. Las aplaudimos porque significan un gran avance para la relación entre la Revolución Cubana y Venezuela. El internacionalismo no podía quedarse en la valiosa ayuda de los médicos cubanos, la solidaridad de los monitores deportivos, la colaboración inestimable a las Misiones educativas; era necesaria, imprescindible, la participación valiosísima en el terreno de la lucha política, donde la experiencia de Cuba y su carácter revolucionario serán de gran ayuda.

Las palabras de Díaz Canel abren la oportunidad para una, sin duda, fructífera discusión que beneficiará a todos, por su ejemplo, su altura, así como por el alto nivel teórico que Cuba le puede aportar, de eso estamos seguros. Nosotros queremos entrar en esta discusión y lo hacemos como un homenaje a los combatientes cubanos que supieron elevar el internacionalismo a niveles de humanismo, ellos llevaron a la práctica las palabras de Martí: "Patria es Humanidad", y las complementaron con "Patria es Revolución". Queremos simbolizar en el Che Guevara, en Antonio Briones Montoto, a los miles de cubanos internacionalistas que dieron su esfuerzo por la causa de la Humanidad en todo el planeta y en Venezuela.

El Vicepresidente de Cuba pone en la discusión un tema central: el legado del Comandante Chávez, vale decir la continuidad de la Revolución. Y afirma que decir que el gobierno del Presidente Maduro no sigue el legado de Chávez es errado. Sus razones tendrá y vendrán oportunidades para que se explique esa afirmación. Nosotros discrepamos y sobre eso argumentaremos. Veamos.

El primer punto a discutir es: ¿el Comandante Chávez creía en el Socialismo, en su construcción? Busquemos la respuesta en el discurso de presentación del Plan de la Patria en el CNE, con motivo de su postulación a las elecciones presidenciales. En este discurso, más que un discurso una conferencia o si se quiere un Testamento Político, el Comandante desarrolla la esencia de su pensamiento. Un compendio de este discurso se consigue en el libro "El Chavismo, según Chávez", que se puede encontrar en el blog elaradoyelmar.blogspot.com

Leamos algunos párrafos que nos ayudarán a comprender el pensamiento del Comandante y a responder la pregunta.

"Hoy Venezuela es, políticamente hablando, un país independiente, hemos roto las cadenas de la dependencia política, y esa independencia tiene además un doble, un doble como espacio, un doble ámbito más bien, porque Venezuela hasta hace una década era doblemente dominada, doblemente maniatada, primero por el imperio yanqui y todo su aparataje de dominación, que no tiene que ver necesariamente con los Marines y con las bombas, aún cuando ahora han puesto de nuevo las invasiones, los bombardeos, y las agresiones armadas contra los pueblos; era lo que había aquí, la dominación imperial, era política, un Estado subordinado al poder transnacional del imperio, una economía subordinada 23"

…"el poder imperial de las transnacionales económicas, incluso buena parte de nuestra identidad nacional había sido pulverizada. Pero además de ese ámbito de dominación imperial Venezuela, ya lo dije, estaba sometida a un segundo nivel complementario de aquel, por supuesto, se trata de la dominación burguesa criolla, doble mecanismo de dominación: el imperio y la burguesía. Pues nosotros hemos logrado en una década romper las cadenas de la dominación imperial, y romper buena parte de las cadenas de la dominación burguesa sobre el pueblo venezolano".

Está claro el legado de Chávez: "doble mecanismo de dominación: el imperio y la burguesía. Pues nosotros hemos logrado en una década romper las cadenas de la dominación imperial, y romper buena parte de las cadenas de la dominación burguesa sobre el pueblo venezolano".

Si analizamos la economía en los últimos tres años, veremos una brutal reversión de la situación que nos dejó el Comandante: elevación de la propiedad no social de los medios de producción, aumento de la participación extranjera en el Petróleo y en la Minería, participación de empresas mineras extranjeras que el Comandante había expulsado del país, estímulos descarados a la actividad capitalista, a los privados. Lo que significa, aumento de la dependencia del imperio y de la burguesía criolla, es decir, en el pensamiento del Comandante: pérdida de soberanía.

No faltarán las excusas para esta situación, dirán que hay una crisis, que es necesario elevar las fuerzas productivas, que por ahora no se puede avanzar hacia el Socialismo y mil tonterías más. La respuesta nos la da Chávez en el mismo discurso cuando dice:

"En el mundo hay solo 2 grandes sistemas, dos proyectos, uno el capitalismo y el otro es el socialismo. Alguien en éste mundo cree que el sueño de Bolívar de darle a nuestro pueblo la mayor suma de seguridad social, la mayor suma de estabilidad política y la mayor suma de felicidad posible sería posible valga la redundancia en el capitalismo, ¿Alguien lo cree?

El segundo gran objetivo histórico es, para decirlo en dos palabras: el socialismo, continuar construyendo, porque no estamos partiendo de cero, no, no se podría decir construir el socialismo, no, continuar, porque hasta ahora hemos venido construyendo bases, todavía muy incipientes de la vía venezolana al socialismo como diría alguien, o del socialismo venezolano del siglo XXI para ser más específico, continuar construyendo el socialismo del siglo XXI en Venezuela, para trascender el salvaje y depredador sistema capitalista que todavía impera en nuestro país, ese es el segundo gran objetivo histórico y eso tiene que ver no sólo con lo económico" .

Con estos párrafos del Comandante y con esta actuación del gobierno, queda demostrado que por lo menos la afirmación del Vicepresidente de Cuba requiere más explicación, discusión, no es algo que se puede despachar a la ligera, no ayuda. Hay más tela de donde cortar en esta discusión, podríamos hablar de la conciencia egoísta que se ha elevado, de la dispersión organizativa, los daños a la ecología, el trato a los líderes históricos, el desprecio por la crítica, los altos cargos en el gobierno a destacados capitalistas; pero por ahora solo nos interesa demostrar que no son infundadas ni mal intencionadas y mucho menos un pase de cuentas a la Revolución, las afirmaciones de que el legado de Chávez no se está cumpliendo, en su lugar vamos por el camino de la entrega al capitalismo.

Esperamos que este texto abra una discusión necesaria, que no sea tratado con descalificación, argumentos en contra de los autores y la fastidiosa y dañina acusación de pertenencia a cuerpos raros. Eso sería muy lamentable. Reiteramos nuestro amor a la Revolución Cubana y el respeto a sus líderes.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4499 veces.



Toby Valderrama


Visite el perfil de Toby Valderrama para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: