Bondad de una vendedora de helados digna de contar

Les voy a contar algo hermocísimo que me sucedió el viernes pasado: a eso de las 2 p.m. llegué a la plaza altamira, después de haber caminado unas cuantas cuadras desde la av. principal de La Castellana, estaba acalorado, vi a una señora vendiendo helados en su carrito, era una mujer como son nuestras mujeres típica, criolla, morena clara, le pedí un magnum, el más grande de todos los helado y le pregunté ¿cuanto me vale? me dijo, "bs. 400," le respondí, "es muy caro," dame uno más barato, me respondió "le voy a dar uno de naranja y mantecado, que vale bs. 200," se los dí y entonces, ella sacó de su carrito un helado magnum, le quitó con sus manos el papel con que lo cubren y con una amplia sonrisa, me dijo "tenga mí don" a mí me dió mucha pena y no hallaba que decirle, alcance a expresar, "que dios me la bendiga. y pensé: "esta humilde señora, como de 50 años, regalándole a un viejito bs 200." ese es nuestro pueblo venezolano, bondadoso, amble y siempre feliz.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1396 veces.



Gil Ricardo Salamé Ruíz

Economista, con Post Grados en Industralización y Ecología. Historiador.

 gilrsalame@yahoo.com      @gilricardosalam

Visite el perfil de Gil Ricardo Salamé Ruíz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a223686.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO