De la asamblea a la verdad

Ese ultraje el día de la juventud a la historia, tenemos que verlo con enfoque que permita aclarar conductas.
Buscar y encontrar razones, de porque en plena revolución, tenemos un recinto usurpado por traidores de un lado y en el otro atónitos consecuentes armando una alaraca para hacer creer que hay compromiso; cuestionando el orador que acepto la propuesta a protagonizar un personaje macabro y dejó de gustarnos; ya no es el cachorrito que aceptabamos. Los más consciente se hacían desentendido, sabiendo que esa conducta no es revolucionaria y en nuestras filas hay quienes la aceptan a cambio de votos superficiales.


Permitimos que el mequetrefe se apostará a nuestro lado inoculando deformaciones.


Sí volvemos la mirada atrás, encontraremos que es nuestra culpa, que ahora semejantes elementos distorsionen el recinto sagrado, haciendo comparsa con golpistas que volvieron a faltar el respeto a tanta historia: hoy fue el orador que nos quitó el tiempo, pero podría ser uno de los tantos iguales que están dentro en pleno proceso de construcción.


¡Será que no hemos podido ser lo que estamos diciendo al mundo!


Que sabemos de esa debilidad en nuestras filas y no hemos tenido la voluntad de corregir, lo que se nos está explotando en la cara y pone en duda la revolución, aceptando que tenemos dirigentes que ignoran lo que es comunismo y todas esas ideologías que representan esto que sabemos nos está llevando por caminos de destrucción con quinta columna engañando a un PUEBLO que puso su confianza en nosotros para cambiar y no sabemos ahora como enfrentar, porque no quisimos formarnos y somos el reflejo del orador de la asamblea.


Nada de lo que nos pasó este día de la juventud es casual, el plan del Imperio esta funcionando desde que empezamos la batalla.


Ese elemento alienado que leyó el libreto; es igual a los que pululan nuestro alrededor llenos de vanidad, mostrando su condición de disfraz ante los esfuerzos de camaradas que no tienen tiempo de ponerse a discutir, algo que saben es un plan y no lo hemos podido paralizar, aún sabiendo que socava los simiente de una revolución que necesitamos concretar.


Sabemos, que esa imagen fue nuestra, hoy la utilizaron con fines de traición; ojala podamos salvar los de nuestros lado y no justificar que el mundo está cambiando y la estupidez es una normalidad: pero no en revolución, porque PATRIA O MUERTE, VENCEREMOS Y HASTA LA VICTORIA SIEMPRE.
SIN PATRIA NO QUIERO VIDA.
HAZTE CONCIENCIA.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 880 veces.



Antonio Machuca

Actor y militante revolucionario

 machucamelo@cantv.net

Visite el perfil de Antonio Machuca para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Antonio Machuca

Antonio Machuca

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a222946.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO