"La dialéctica del amo y el esclavo". La historia desembocará en el parricidio

Cómo no recordar al iconoclasta de Friedrich Nietzsche. Revolución sin crítica y autocrítica se detiene, y lo que se detiene retrocede. En el capitalismo sabemos quién es el amo y quien el esclavo; es la contradicción capital-trabajo. El marxismo conoce en profundidad el metabolismo y la fisiología del capital, sus verdades son demostraciones, por eso persiguen a los marxistas. El ejército de intelectuales sin ética y tarifados, al servicio del capital, deforman, mutilan y atacan al marxismo, labor que saben muy bien cumplir los socialdemócratas. El marxismo es una "práctica-teórica" no fosilizada, ni es un manual, ni una cadena de pensamientos mecánicos, está en permanente re-creación, siempre al servicio de la clase trabajadora (el esclavo). Hoy la obra de Marx luce más contundente y viva que el mismo capitalismo.

Para conocer la realidad concreta- territorial-temporal, la que hay que transformar y que está en permanente cambio, el marxismo es una poderosa herramienta obligante para todo revolucionario. El manejo de sus categorías (relaciones históricas sociales) nos permite deshilvanar la complicada madeja que ocultan la esencia depredadora del capitalismo. El combate histórico entre capital-trabajo, se resolverá en un parricidio.

Quince notas para un camino: el SOCIALISMO.

1) La naturaleza y la lógica del capital, son su propio veneno letal. Sus contradicciones insolubles son su talón de Aquiles. Su producción y consumo son limitados. Como creación humana, el capitalismo está condenado a desaparecer. No es determinismo, es la dialéctica de la historia. "En la civilización, la pobreza brota de la misma abundancia".

2) Creador de un infierno social para los parias, el capitalismo se vale habilidosamente de múltiples recursos para prolongar su vida: Aliena, enajena, ideologiza. La cultura es un vital espacio casi totalmente percolado por el interés del capital, para inmovilizar la conciencia social, por lo tanto, hay que crear una contra cultura y enfrentar al capital desde la lucha de clases. El capitalismo ha creado y re-crea su cartografía social; territorios que el socialismo deberá desintegrar para construir su propia territorialidad, con un nuevo imaginario popular en acción constante. "Con las armas melladas del capitalismo" no podemos derrotarlo. El reformismo se queda en la superficie.

3) "La economía política" es el espacio fecundo del capital, insertada en los poderes fácticos del sistema burgués. Pelear contra el capitalismo en su propio terreno, es un riesgo muy alto y una tarea larga y difícil, amén de errática. El amo escoge sus espacios que le son proclives, los esclavos deben derrochar virtudes guerreras en espacios propios: El Poder Popular, el Poder Constituyente, la hegemonía popular.

4) Con su "Crítica a la crítica de la economía política", Marx nos advirtió del peligro cuando equivocamos los espacios territoriales y espaciales. El capital (amo) crea sus corazas defensivas, los revolucionarios (esclavos) están llamados a construir las propias. El capitalista (amo) tiene "conciencia para sí", la fuerza de trabajo explotada (el esclavo) tiene "la conciencia en sí", pero debe marchar a la "conciencia para sí". Ideologizado es una fácil presa del explotador. El trabajador es "el sujeto social" revolucionario por antonomasia, pero no lo entiende. Admira el poder enemigo y desconoce el suyo. Con su práctica-teórica, su conciencia social le devolverá su papel histórico. "Conocer la realidad para poder transformarla".

5) La socialdemocracia, es uno de los disfraces que suele usar nuestro enemigo histórico: el capitalismo. Ella promueve la evolución, la vía etapista, pacífica y electoral, la conciliación de clases, para frenar, contrarrestar y liquidar la acción revolucionaria. "Los valores" de Kant (Bernstein) y el darwinismo social (Kautsky), son de su agrado. El electoralismo les apasiona. Provistos de los medios de comunicación y sus técnicas logran éxitos transitorios. "Guerra de quinta generación".

6) El amo vive del sudor del esclavo, el esclavo sobrevive del salario que le paga el amo, son antagónicos pero se necesitan. Es una relación histórica y dialéctica. El amo requiere naturalizar toda su barbarie, el esclavo está obligado a develarla y hacerla añicos con su propia fuerza colectiva (conciencia de clase). El capitalismo no es natural, es una creación humana transitoria e histórica, condenada a desaparecer por la acción consciente y hegemónica de los esclavos. La organización revolucionaria, espacio vital de los esclavos, TIENE QUE SER HORIZONTAL. La verticalidad partidista conduce al burocratismo y con éste a la derrota revolucionaria. El chavismo ya no es un proyecto radical, ahora, es el segundo asesinato de su líder. Estamos montados en el Titánic. La corrupción demuestra la ausencia de verdadera democracia, amén del impacto de la mercancía dinero en el corrupto. El pragmatismo refleja la ignorancia y el oportunismo. La consciencia social no es maniqueísmo. La cultura en el capitalismo está fuertemente comprometida con el mercado. La cultura en el socialismo, debe estarlo con la vida en sociedad, y la sociedad fraternizada con la naturaleza.

7) La burguesía (amo) es hija de la plusvalía, que vive de fagocitarse el trabajo ajeno (esclavos). La clase trabajadora (el esclavo) deberá trascender a sus oprobiosas circunstancias, peleando en su propio constructo territorial-espacial. La topo filia facilita la fraternidad y fecunda la lucha de los parias.

8) "El hombre no es lobo del hombre". No hemos nacido para una competencia despiadada, nacimos para convivir, no para competir. El anhelo de fraternidad nos es propio. La emancipación humana nos pertenece. En nuestra espiritualidad está contendida lo más hermoso de nuestra condición humana. Nacimos espirituales pero el modelo nos modela.

9) El Poder Popular o espacio de "los comunes", sólo puede ser construido por "los comunes". Este poder Constituyente deberá someter absolutamente al Poder Constituido que está entrelazado en la amalgama compleja del Estado liberal burgués y todo el sistema capitalista, por esto precisamente, la imposibilidad de construir el socialismo desde el capitalismo. "No podemos quedarnos en la puerta de nuestras casas esperando para ver pasar el cadáver del imperialismo". El esclavo debe enterrar al amo. La lucha de clases es "una lucha política".

10) El mundo es "una totalidad concreta". La teoría está llena de praxis, y la praxis de teoría. La praxis devela lo oculto que está en la teoría. La teoría alumbra la práctica. La crítica y la autocrítica son senderos correctos, para el ejercicio de la "totalidad concreta". Develada la realidad como holística, la fragmentación que el capitalismo nos ofertaba desaparece. Si "la verdad es el todo", "la dialéctica de lo concreto" es la visión y práctica holística de la política. Lo concreto está en permanente cambio, debemos seguir su dinámica, vigilantes y sin dobleces. Las categorías como "expresiones teóricas de las relaciones de producción" contienen los antagonismos insolubles. Marx, nos conduce de "lo concreto a lo concreto por la vía de lo abstracto".

11) Las contradicciones que trasversalizan a la sociedad no son eternas, son transitorias. El capital sabe habilidosamente disfrazarse de cordero. El cordero debe yugular al lobo; es su enemigo histórico, causante de todas sus desgracias. Convivir con él, como nos insinúan y defienden los socialdemócratas, es traicionar la doctrina revolucionaria. "Socialismo o barbarie"

12) En el capitalismo el trabajo no libera sino oprime. "En el trabajo, el hombre cosifica su ser". Estas verdades totalmente demostrables, el capitalismo sabe maquillarlas, naturalizándolas. "Especulo pero doy trabajo" confesó un amo. El derecho en el capitalismo es el derecho del amo, y la obligación del esclavo; es la imposición del mercado. El esclavo en colectivo, valientemente debe construir su propio derecho. "Déjeme decirle, a riesgo de parecer ridículo que el revolucionario verdadero está guiado por grandes sentimientos de amor".

13) Sí se puede y se debe, cambiar el pasado. Nuestro pasado histórico deliberadamente ha sido falsificado, para que pierda toda su carga colectiva, popular y heroica que contiene. Necesitamos saber de dónde venimos. Necesitamos conocer y defender nuestro origen de clase.

15) Nuestra identidad no es sólo con nuestros semejantes, es también con la naturaleza. Fuera de ella no hay vida posible. Las múltiples relaciones hombre-medio, facilitan la cohabitación humana( Hasta el próximo sábado).



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2543 veces.



Jesús M. Vivas P.

Profesor Universitario con 45 años de servicio docente. PhD en Historia, egresado de la Universidad Complutense de Madrid. Más de 700 Artículos publicados a nivel nacional e internacional, mas de 60 años en la lucha revolucionaria, soy Jesus "Chucho" Vivas

 jesusm_vivas@hotmail.com

Visite el perfil de Jesús M. Vivas P. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: