Aventis

Aridez en las políticas económicas que generan especulación e inflación

La sociedad venezolana, luego de la conquista ha estado siempre en convivencia muy frágil entres tipos de dominación y dos tipos de legitimación, tradicional como el racional. En un principio estuvimos sometidos a la colonización española, luego vino el encadenamiento hacia el régimen militar que, incluso el antiguo Congreso Nacional estuvo controlado por militares y ahora la colonización carismática- socialista, como sí antropológicamente hablando fuésemos producto de un esclavizase, cuando en realidad somos un pueblo indigenista con muchos elementos mágicos a nivel creativo en nuestro interior.

Ahora, un Estado absolutista quiere echar raíces en nuestro seno, por un concepto semántico arbitrario que una vez tuvo su esencia, el pacto cívico- militar cuando ya veníamos del Punto Fijo. Ahora, el presidente Nicolás Maduro Moros busca transmitirnos la idea de un nuevo pacto requerido por la emergencia económica que lleva implícito lo militar- partido-empresarial.

Todo, los principios constitutivos lo alimenta el mediátismo carismático, utilizando la religión y santería para dominar a la sociedad y llenarlas de miedo. Es un encadenamiento burocrático para tener una fuente de poder natural bajo el término de la Constitución Bolivariana, que indefectiblemente es el elemento rector de ésta nueva sociedad que busca acobijarse en Comunas y Consejos Comunales adscritos a una territoriedad.

Los valores, poco son tomados en cuenta, es tajante la desmoralización de muchos dirigentes políticos que ahora se confrontan entre sí, por estar presuntamente incursos en hechos no cónsonos a sus vestiduras.

Este período que se avecina es con ideario occidental, y busca establecer una economía liberal en todas las tierras que controla. Busca ejercer una misma hegemonía ante cualquier crisis existencial por el elemento financiero, busca Estados Unidos de Norteamérica cambiar el orden mundial a corto tiempo, aprovechando que los gobiernos de su área política se encuentran en un nivel transitorio, porque, es necesario cerrar un ciclo para entrar en otro. Para Venezuela esta transitoriedad debería haberse cumplido hace tres años, pero la muerte del Comandante Hugo Chávez Frías atrasó toda una programación y más el rompimiento parcial de su Legado, da como resultado la conformación de una nueva patria o ciclo llamada VI República,

La ha detenido la corrupción reinante, anarquía de poderes en la acción de justicia, a pesar de su homogenización y el desgaste del pueblo en las colas en una supuesta guerra económica que no existe como tal, porque la situación fue originada por el despilfarro de recursos en todo su orden.

El Psuv, sigue postulando a los indígenas, Comandante Chávez y a los afrodescendientes como sujetos sociales y buscan encárnalos en la realidad del pueblo, en un acto verdaderamente dramático y carente de toda racionalidad, los viejos adecos y copeyanos quieren ser más marxistas, que, el autor del marxismo en su máxima expresión.

Estamos en la transición de un mundo otro, de unos valores a otros y una sola idea absoluta, permanecer en el poder al lado de los militares, obviando que ellos ya cumplieron su rol y deben regresar a los cuarteles para que los civiles asuman su protagonismo ante la historia. Se debe desmitalirizar al país y los oficiales regresar a sus cuarteles con sus voces de mando, porque paralelamente Estados Unidos de Norteamérica sus fuerzas colonialistas buscan afianzarse en el Cono Sur por las fuentes energéticas que representa ante el universo.

Entramos a la sociedad de información cibernética y el plano económico resurge en las regiones para asumir su control y fuerza ideológica y política. Hay nuevos parámetros en un mundo superveloz que apuesta generar consecuencias sociales insospechadas y que no nos preparamos a pesar del elevado precio del precio del petróleo en el pasado y nos endeudamos con los chinos y el mundo asiático, más Rusia, un dinero que serviría para consolidar nuestra base monetaria.

Así que, es necesario democratizar el país y nuestro mundo económico, me refiero a Venezuela. Ir a lo legal para ejecutar programas latentes que no caractericen a un líder o caudillo, mago o hechicero. Ahora, todos son sabios y con cartas predicen el futuro del país y los políticos anuncian un plan de emergencia económica, cuando el pueblo reconoce que existe un faltante por la dispersión burocrático del dinero público, dando lugar a más gastos.

Con lo religioso y mágico, no se come. Es trabajando la tierra y regresando las haciendas expropiadas a sus antiguos dueños, haciendas fértiles se hicieron inútiles y áridas por no tener una concepción clara de socialismo e ideología. Es lo sobrenatural sobre figuras típicas, es el momento para la reflexión.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1120 veces.



Emiro Vera Suárez


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Emiro Vera Suárez

Emiro Vera Suárez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a221286.htmlCd0NV CAC = Y co = US