Fin de Año 2015 y La Revolución Bolivariana anda Firme y Serena

El Comandante Supremo lo dijo siempre, el camino revolucionario no es una Fiesta de Amor y de Flores de todos los días, también tiene sus espinas; lo relevante es saber identificar el momento histórico que se vive para avanzar en consecuencia; hoy la Revolución Bolivariana sigue siendo ejemplo para muchos pueblos, el resultado “adverso” del 6D para la revolución, es solo circunstancial: lo que definitivamente se demostró es que no somos una Dictadura, se impuso la Paz, la Soberanía y la Democracia profunda que existe hoy en esta tierra de gracia, que se llama Venezuela; y paralelamente mostró al mundo la realidad del funcionamiento de todas sus instituciones y distintos poderes públicos y con ella el respeto a su carta Magna: La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. Todo se ha logrado en santa Paz, en la Gran Patria del Libertador Simón Bolívar y de su hijo más consecuente, el Comandante Supremo Hugo Chávez, quien tomó las banderas de Bolívar y despertó en el verdadero Pueblo Noble de Venezuela y de otros Continentes el espíritu y sueños del revolucionario más grande de todos los tiempos: El Libertador. ¡Viva la Gran Patria de Bolívar!, ¡Viva el Comandante Supremo!, ¡Vivan los Patriotas de hoy, que tienen la responsabilidad de seguir impulsando el Legado de Chávez!, ¡Viva nuestro Comandante Nicolás Maduro Moros! y que ¡Viva el Chavismo por siempre!

Batallas, siempre vendrán, nadie dijo que el camino sería corto, esta revolución es de largo plazo, se imponen tiempos de reflexión profunda pero de accionar de manera rápida e inmediata; y de plantearnos que el “Renacimiento” de la Revolución Bolivariana debe estar enmarcado principalmente en profundizar la Conciencia Colectiva de los Pueblos, en el Amor a la Patria de verdad y mas allá, en la defensa real de nuestra Soberanía.

La Revolución debe se capaz de remover los sentimientos internos de los Patriotas, sobre todo los que no andan convencidos del Proyecto Socialista a la que esta empeñada la Revolución Bolivariana. Todo ser humano es de por sí un revolucionario desde su nacimiento, por ello la Revolución debe se capaz de mantener esa Conciencia Colectiva bien activa y poder estar por encima de los que buscan seducir y engañar a los pueblos.

Repito, el sentimiento colectivo y la profundización de la revolución, pasa inexorablemente, por enseñar como esa Extrema Derecha, los apátridas y sobre todo los intereses del imperio del Norte, son “expertos” en el manejo de la compra de Conciencias y lo que es peor, seguir aplicando “Planes” que han dado resultados nefastos en el pasado en muchas partes del mundo: jugar con el “Hambre” de las personas, de ancianos, niños y adolescentes: de jugar con sus necesidades intimas materiales, de jugar con las medicinas, de pulverizar los ingresos de un pueblos, y en fin, jugar con todas esas cosas que hacen que el individuo haga un alto y comience a dudar en los verdaderos proyectos que le hacen bien a los pueblos, buscando siempre la igualdad y equidad para tener un mundo cada vez mejor. Pues, la Revolución debe ser capaz de seguir enseñando y mostrando los “Dientes y Colmillos” de los grupos que manejan esos antivalores y, para ello, hoy contamos en Venezuela con cerca de 6 millones de revolucionarios que no se dejaron seducir por toda esa campaña sucia en contra de un pueblo noble. Aquellos que se dejaron seducir y ahora están “arrepentidos” de corazón, pues ellos deben dar un paso al frente y demostrar con hechos, con trabajo y con ejemplo, que son capaces de rectificar y de seguir sumando para profundizar la revolución, esa debe ser su tarea; y para todos los que ocupan altas posiciones en la revolución y/o que están al frente en cada batalla, para ellos mucho respeto y consideración pues están dejando sus vidas por mantener, a pesar de los errores, el Legado del Comandante Supremo. Rectificar es de sabios, solo debemos aplicar las tres (3) “R” al cuadrado permanentemente, hacer una pausa rápida e iniciar las acciones inmediatamente en la aplicación de tales reflexiones internas, ya que, el tiempo nos puede devorar y esa llamarada revolucionaria estaría en peligro de ir apagándose.

Mantengamos viva esa llamarada revolucionaria y bien encendida, para poder combatir, con gran lucidez, tranquilidad, paciencia y mucha pasión las batallas que están por venir: Somos Mayoría, Somos Alegría, Somos mucho Amor.

Las consignas para el año 2016, deben seguir siendo: “Eficiencia o Nada”, “Comuna o Nada”, “Unidad, Lucha, Batalla y Victoria”, entre otras; sigamos esta lucha revolucionaria juntos, con aciertos y desaciertos, asumir aquello que dicen: “.. en la viña del señor hay de todo…”, lo relevante es saber que existe ese “todo”, pero lo fundamental es detectar lo que es malo en ese “todo” para la revolución e ir neutralizando esos factores que perjudican el avance revolucionario, allí esta la clave del éxito revolucionario para el futuro. Siempre habrán: infiltrados, vende Patria, apátridas, ahora Bachaqueros, confundidos, etc; lo interesante es ir más allá, a las raíces del problema, de lo que puede ser perjudicial a la revolución, buscar los mejores mecanismos para impedir que hagan más daño a la Patria y siempre usando los caminos que están en letra viva y plasmadas en nuestra Constitución, dentro de la Constitución todo, fuera de ella NADA.


¡Feliz Año 2016!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1437 veces.



Darwin Solórzano


Visite el perfil de Darwin Solórzano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: