Carta a Pérez Venta, Lorent Saleth y Leopoldo López, victoriosos y tristes ante una AN en evaporación

A ustedes, ante su victoria del 6D y como principales tributarios de una probable ley de amnesia, en un tiempo en que los hechos nos obligan a mantener la memoria activa y a ser cuidadosos con el perdón potenciador de nuevas tragedias, que obliga a un diálogo preventivo con casco anti motín y chaleco antibalas, desde los extremos de la Patria sobre la tierra y la otra patria, desde la nada, virtual, mediática y farandulera; y, ante la necesidad democrática de reflexionar sobre la violencia pastoreada desde fuera, la antinacionalidad como moda de una clase social sustentada en una base de gelatina de colores, la tolerancia dialogante con un puñal escondido presto a desgarrar la carne de una democracia frágil si no se le otorga la razón, y muy especialmente, sobre el peligro que acecha al pueblo pobre de un retroceso a la miseria atroz por el atrevimiento a pretender ser igualado, no sin antes aclararles que cuando digo "ustedes" me refiero al embrión latinoamericano de descuartizadores y degolladores, a la avanzada del mal para destruir a la América y cuando digo "nosotros" me refiero al pueblo latinoamericano y caribeño, terco, tozudo en el sueño de la libertad.

Si en este momento se hicieran nuevas elecciones parlamentarias o elecciones presidenciales ganaría el chavismo. Me explico:

Primera vez en la historia política que una victoria electoral no es festejada, la ciudad de Caracas a días del resultado electoral está en un silencio de tigre mariposo, ustedes, no festejan porque ganaron con los votos de otro, unos votantes a los que han despreciado a lo largo de estos años.

Luego del 6D la ciudad de Caracas quedó sumida en un silencio total por espacio de dos (02) días, de allí la necesidad de declaraciones estridentes de Ramos Allup y Jesús Torrealba, para nada, porque quien rompió el silencio fue el chavismo. Hay una frase de una mujer del 23 de Enero con una capacidad de síntesis increíble: "Aquí no bailamos tango, bailamos joropo".

Al crear de manera tan excelente una operación de neuropolítica y estética social, luego del triunfo (por la mano de otro) el estímulo desapareció y quedó un vacio mientras se activa o recupera el pensamiento racional/objetivo en la población, por eso ustedes sufren de mudez y de la imposibilidad de expresar la alegría del triunfo, pero si saben qué hacer y ello explica el silenció de opositores y analistas de café y esquinas, clubes y residencias, a pesar que continúan sufriendo -reitero, calladitos la boca- el rigor de las colas, desabastecimiento, especulación y cuanto el Dios de la mediática/empresarial/opositora creó.

A veces pienso que Chávez está vivo, porque la derrota del 6D del chavismo sirvió de catarsis a la gente, cosa imposible de realizarse en estructuras cerradas como el PSUV, una comuna, una UBCH o una familia chavista. De tal manera que la población está descansando del agotamiento producto de haber superado un "estreñimiento social" que consiguió su laxante en el 6D con ganancias ostensibles para nosotros:

No hubo hechos de violencia.

Venezuela se relegitima como una democracia con la anuencia de Macri y Almagro.

El CNE quedó limpio y puro de culpas, sin sombra de dudas sobre su legitimidad y vocación democrática, aceitado y calibrado para futuras contiendas electorales y al menos en teoría, la imposibilidad que ustedes, los hoy ganadores puedan poner en tela de juicio su credibilidad; y, en lo espiritual una ganancia de todos y todas, ya no se burlan del estado de salud de Tibisay Lucena.

Hay personas del pueblo que han reconocido haberse equivocado y eso se puede constatar en las colas (yo personalmente lo constaté). El que calla otorga. ¡Qué pertinente resultaría en estos momentos una encuesta de cualquier color y precio!

Gracias a la derrota del 6D se libra una batalla en el ideario de la población por el derecho de autoría de las colas por la comida, el desabastecimiento, la especulación y cuanta maldad creada por la ya citada operación de neuropolítica y estética social a que fue sometida ese sector mentalmente endeble de la población. Ustedes cargan en su patrimonio político electoral el dolor, la angustia, la desesperación de la gente, por eso su mudez y falta de celebración.

Lo sorprendente no se agota: Al contrario de lo habitual en estos casos, nosotros, el chavismo no ha recurrido a ejercicios de flagelación expurgatoria divisionista (aunque las ganas, son las ganas) y no hay ganancias de pescadores disidentes porque el río no quedó revuelto.

Y siguen las sorpresas, corresponde a Henry Ramos Allup con su verbo romulero tributarle un reconocimiento como impulsor que obligó al liderazgo del chavismo a asumir con emergencia reaccionaria el Estado Comunal con la planta televisora de la Asamblea Nacional, eso prueba que la política se ejerce sobre realidades y no virtualidades, porque el marketing político crea la realidad a quien se deja, pero no la mantiene, nos enseña a nosotros algo evidente: Los derechos colectivos si existen y lo colectivo pasa por el respeto a la individualidad.

La derrota del 6D del chavismo obliga -de seguro con cierto gusto- a Nicolás Maduro a erigirse en el nuevo héroe épico que necesitan las fuerzas del Proceso de Cambios Revolucionario, enfrentado él solo a un unos adversarios que ganaron una cabeza de playa minada de dificultades de realidad política creadas por ustedes mismos y que pretenden meter en una molienda al pueblo, esta vez, sin la máscara de un experimento de neuropolítica o una operación de estética, sino, de frente y descarnadamente, contando para ello con el verbo repulsivo, hiriente y destructivo de alguien a quien con un pañuelo en la nariz y con nauseas le concedieron su voto como salvador de las colas por la comida.

La victoria de ustedes los coloca ante la paradoja de la serpiente que se muerde la cola, accedieron como fuerza política al Poder Público Nacional Legislativo, es decir, son Estado, pero, para destruir al propio Estado que los sustenta y del que forman parte, de allí la disyuntiva histórica del cero mata cero: Si destruyen al Estado se evaporan y si no lo destruyen también se evaporan

La variable ustedes la crearon: El héroe, el Héctor defendiendo su ciudad ante los invasores.

Al parecer, para el chavismo la variable de los errores imputables a quien corresponda, no tiene importancia, porque en este caso la carga de malignidad es tan pesada, el ataque desde arriba y desde afuera contra la constitución va a ser tan al estilo de ustedes, tan identificado con vue esencia, tan maligno, feroz y criminal, que los efectos van a superar la causa, ante una nueva Asamblea Nacional situada ante el rol histórico de llevar al matadero al pueblo pobre y de empedrar el camino al infierno opositor neoliberal o evaporarse.

De esta derrota nosotros hemos aprendido y podemos afirmar con Camus "no puedo creer que haya que supeditarlo todo a la meta perseguida. Hay medios que no se justifican. Y me gustaría poder amar a mi país sin dejar de amar la justicia. No deseo para él cualquier tipo de grandeza, y menos todavía la de la sangre y la mentira. Quiero que la justicia viva con él y le dé vida.".

También nosotros hemos aprendido que a ustedes hay que plantarles cara, hay que enfrentarlos desde y con el capitalismo, porque el socialismo es tan noble e ingenuo que plantea la lucha entre desiguales y menesterosos, y mi miserables, entre excluidos y pobres, entre socialmente débiles y socialmente poderosos, mientras que ustedes, conciben la igualdad sólo entre sus iguales, por eso la genialidad de nuestro Constituyente que siendo revolucionario concibió un Sistema Económico flexible del cual ustedes se nutren para hacer el mal. ¡Qué bien caerían unas gotas del elixir extraído de una nacionalización bancaria! Como diría el coronel francés Roger Trinquier su maestro "hay que quitarle el agua al pez" o Kissinger "hay que hacer chillar la economía"

Nos vemos en Santa Inés.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1427 veces.



Enrique Tineo Suquet

Abogado


Visite el perfil de Enrique Tineo Suquet para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: