¡Yo no perdí!

¡Yo no perdí!

Ciudad Guayana 07 de diciembre de 2105.

En los momentos mas difíciles, allí debemos sacar nuestras raíces históricas, Bolívar el hombre de las dificultades, siempre airoso en sus luchas y batallas<, al llegar a Haití, derrotado, petion le pregunto ¿y ahora que vas hacer? Bolívar respondió ¡TRIUNFAR! Entonces el camino que viene es triunfar, pero de la mano de nuestro pueblo, sin olvidar que de allí venimos y que ese pueblo, siempre tiene la razón, la voz de dios, es la voz del pueblo.

Y cuando digo no perdí, lo digo por que los pobres y humildes de la tierra bolivariana de Venezuela, le cumplimos a Chávez y a la revolución, fuimos y seremos leales al pensamiento bolivariano, abanderado por el comandante eterno Hugo Chávez.

Aquí los únicos perdedores, son lo que ostentando un cargo que le asigno la revolución, ahora disfrutan de propiedades, no justificables, con el salario que devengan.

Perdieron los alcaldes y gobernadores que se olvidaron del pueblo que los eligió y comenzaron a gobernar con la burguesía y la elite empresarial de fedecamaras (dígame el del estado Bolívar).

Perdieron los administradores de las misiones y grandes misiones, obras majestuosa del comandante, que fue arrastrada por las bajas pasiones de la corrupción y el clientelismo-nepotico.

Perdieron los funcionarios engañadores de siempre, inaugurando obras inconclusas, para congraciarse con el presidente de la republica.

Perdieron los que utilizando un uniforme militar, para decir que son hijos de Chávez, siguen dilapidando el erario publico, con el agravante de ser cómplices directos del contrabando de combustible y comida y lo que es peor, hasta de estupefacientes.

Perdieron los presidentes de empresas y organismo de estado, que le asignaron recursos para aumentar la producción y el buen desempeño de sus funciones y solo presentan ineficiencia, burocratismo, además de enriquecerse con el dinero del pueblo.

Nosotros los que vivimos de nuestro salario, los que no tenemos nada que ocultar, que solo colocamos nuestro trabajo decente y honesto al servicio del pueblo trabajador, nunca perderemos la esperanza de construir un mundo mejor, sin privilegios, donde reine la solidaridad, la equidad y la paz.

QUE VIVA Chávez Y SU LEGADO

VENGAN GUERRAS Y BATALLAS QUE NOS ENCONTRARÁN DE FRENTE.

SOLO EL PUEBLO. SALVA AL PUEBLO.

ALCIDES RIVERO-TRABAJADOR DE LA CORPORACIOPN DEL ALUMINIO-ALCASA.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1910 veces.



Alcides Rivero


Visite el perfil de Alcides Rivero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: