Las barbaridades electorales de la burocracia pseudochavista

La reciente modificación arbitraria realizada por el CNE de los candidatos de Marea Socialista en el estado Bolívar, los cuales se habían inscrito mediante la tarjeta del partido Joven, es la última barbaridad antidemocrática que ha cometido la burocracia que ha secuestrado esta revolución. Veamos un recuento de lo que nosotros conocemos, sin ser expertos en temas electorales:

1. Se suprimió del sistema electoral aplicado por el CNE el principio constitucional de representación proporcional de las minorías, establecido en el artículo 186 de la CRBV. Gracias a este exabrupto, sólo tienen posibilidades de ganar curules en la Asamblea Nacional las dos fuerzas políticas mayoritarias (PSUV y MUD). Con este sistema, un diputado revolucionario como David Nieves jamás hubiera llegado al parlamento. Extrañamente, el mismo Nieves y sus camaradas Julio Escalona y Soto Rojas avalan actualmente este sistema antidemocrático y bipartidista.

2. Por su parte la Asamblea Nacional eliminó el voto directo para elegir a los diputados al Parlamento Latinoamericano, destruyendo así una conquista democrática del pueblo venezolano y regresando al país a los viejos sistemas de segundo y tercer grado de votación que existían en las postrimerías del Gomecismo, en las décadas del 30 y 40.

3. El CNE negó a Marea Socialista, a comienzos de 2015, su inscripción como partido, y nuestra apelación ante el Tribunal Supremo de Justicia ha venido siendo pospuesta y ya será en 2016. Parece que se cumplirá la frase de un alto burócrata del CNE: "mientras gobierne Maduro, Marea Socialista jamás podrá inscribirse como partido" en Venezuela. Recordamos las dificultades que pasó la Liga Socialista para poder legalizarse durante el gobierno "adeco-fascista" de Carlos Andrés Pérez a mediados de los 70.

4. El gobierno presionó a diversas organizaciones registradas legalmente para impedir que Marea Socialista inscribiera sus candidatos a través de ellas (ya que no podíamos hacerlo como partido). Las presiones, obviamente, deben haber incluido desde amenazas hasta jugosas sumas de dinero. Esas presiones lograron su objetivo en el Zulia, en el cual no pudimos inscribir candidaturas propias gracias a la talanquera que brincó el responsable de uno de esos partidos independientes.

5. Sin embargo, Marea Socialista logró inscribir candidaturas en 15 estados. Pero el CNE, usando de manera abusiva e ilegal el reglamento que establece la paridad de género, nos eliminó al 50 % de esos candidatos que habíamos logrado inscribir, incluyendo a 19 damas. Tamaña barbaridad sólo puede ocurrir en manos de esta burocracia que se salta todos los principios democráticos y legales, y que impone su poder de manera brutal. Si la fulana paridad de género fue hecha precisamente para preservar el derecho de las mujeres a la representación política, es un absurdo completo que se eliminen candidatas mujeres por el hecho de superar en número a los candidatos varones que hayan sido inscritos. Por cierto, ese reglamento de paridad de género no le fue aplicado ni a los candidatos del PSUV ni a los candidatos de la MUD, sólo se le aplicó a las organizaciones que inscribieron por fuera de la polarización.

6. Además de los candidatos de Marea, el CNE eliminó en total a más de 200 candidatos en todo el país, todos ellos de partidos por fuera de la polarización, en clara demostración de que el gobierno de Maduro intenta imponer por la fuerza un régimen bipartidista al estilo de la vieja partidocracia de AD y COPEI, pero que ahora se denomina PSUV-MUD. Un acuerdo entre dos, para repartirse las instituciones de un Estado que sigue siendo burgués y negar la participación democrática de las organizaciones populares y revolucionarias.

7. Finalmente ha ocurrido lo que señalamos al comienzo de este artículo, las presiones sobre los responsables en Caracas del partido "Joven" lograron su cometido y fueron eliminadas arbitrariamente todos los candidatos de Marea Socialista en el Estado Bolívar, maniobra que afecta también a otros candidatos como el coronel (r) Pedro Cubillán, del MBR200, cuya candidatura por el partido Joven en Falcón también acaba de ser eliminada inconsultamente, a favor de los candidatos del PSUV (ver su denuncia en aporrea: http://www.aporrea.org/contraloria/n282015.html).

Para concluir, pensamos que poco a poco los jefes del PSUV han ido suprimiendo las reglas del juego democrático en Venezuela. Es algo que no sólo ocurre en términos de las elecciones para la Asamblea Nacional, también se presenta en elecciones sindicales como ocurrió este año con Sidor (en enero el TSJ suspendió las elecciones del sindicato ante el riesgo de perder la plancha gobiernera y de que triunfara una plancha apoyada por Marea Socialista; aún siguen sin realizarse esas elecciones). También ocurre en las elecciones universitarias que está postergadas indefinidamente desde hace cuatro años por el TSJ (reflejando una clara alianza en la cual el gobierno permite el dominio indefinido de los rectores de la rancia derecha universitaria).

La conducta electoral de la burocracia del PSUV está bastante distante de cualquier principio democrático y revolucionario. Ni siquiera está acorde con los propios fundamentos establecidos en nuestra constitución. Se configura en Venezuela una realidad antidemocrática que colide completamente con un supuesto proceso de transformaciones revolucionarias.

Y no es un problema al cual se le pueden dar respuestas simples, como esas mentiras dichas por Iris Varela de que en el PSUV existían los espacios para "debatir democráticamente". Todo el que haya militado o milite aún en el PSUV sabe que allí no se discute en ningún sitio. Allí sólo se cumplen las órdenes que vienen desde arriba, es decir, de la gobernación o de la presidencia. En el PSUV nunca existió un espacio para la organización y el debate de la clase trabajadora, como tampoco existe un espacio para la organización de los universitarios, para mencionar solo dos sectores sociales fundamentales.

No hay lugar alguno para debatir. No existen espacios democráticos en las estructuras partidistas y tampoco en las instancias de gobierno. Aplaudir y hacer bulto es el destino de los militantes. O ser execrados por críticos, sufrir del aislamiento por estar haciendo actividades que los jefes no han ordenado, ser insultado y vituperado por tener criterio propio y proponer siempre diferentes iniciativas para el trabajo popular revolucionario.

Una burocracia que se desliza peligrosamente hacia el fascismo, de continuar con políticas como las que aquí hemos analizado. Esta revolución está condenada al fracaso, a la desviación derechista, si no se sustituyen urgentemente estos dirigentes burócratas y antidemocráticos que la están conduciendo al abismo.

Maracaibo, Tierra del Sol Amada. 01 de diciembre de 2015



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5862 veces.



Roberto López Sánchez

Roberto López Sánchez (Caracas, 1958). Profesor Titular de la Universidad del Zulia (LUZ) con ingreso en 1994. Licenciado en Educación. Magister en Historia de Venezuela (LUZ, 2005) y Doctor en Ciencias Políticas (LUZ, 2013). Egresado en pregrado con 19,41 puntos de promedio (LUZ, 1994). Actualmente dicta 4 materias en la Licenciatura de Antropología en LUZ: Historia de América, Historia de Venezuela, Intercambios Económicos, y Poder y Movimientos Sociales. Ha dictado 3 seminarios a nivel doctoral y 2 seminarios a nivel maestría en universidades venezolanas; y seminarios de Historia de Venezuela en la Universidad de Playa Ancha (Chile) y en las Universidades de Vigo y de Cádiz (España). Ha sido director de las Divisiones de Extensión y de Formación General; Secretario Docente de EUS; Coordinador de la Unidad Académica de Antropología, y de los Diplomados en “Formación Sindical y Prevención Laboral”; y en “Consejos Comunales” (16 cohortes graduadas). Ha dirigido 10 proyectos de investigación financiados por el CONDES-LUZ. Línea de investigación: estudio de los movimientos sociales. Ha publicado más de 50 trabajos científicos, incluyendo 8 libros, 5 capítulos de libros y 40 artículos en revistas arbitradas. Es autor de más de 50 ponencias en congresos científicos (22 de carácter internacional), organizador de más de 50 seminarios y conferencias de divulgación científica. También trabajó como profesor de Historia Universal, Historia de Venezuela y otras materias en el Colegio Fe Y Alegría, La Rinconada, Maracaibo, en 1993-1999. Entre otros reconocimientos, recibí la orden “Jesús Enrique Lossada” en su primera clase. (LUZ-2008); fué seleccionado al Programa de Estímulo a la Investigación (PEII). nivel C (más alto nivel),en las dos últimas convocatorias del MPPEUCT (2013 y 2015); y recibió el premio “Dr. Francisco Eugenio Bustamante” como mejor artículo científico (LUZ-1999). Ha publicado: “CARAL. LA NUEVA HISTORIA DESCOLONIZADA DE AMERICA” (2020); “UN NUEVO DEBATE SOBRE LA AMÉRICA INDÍGENA. ¿SE PUEDE SEGUIR LLAMANDO NUEVO MUNDO?” (2019); “EL MOVIMIENTO DE TRABAJADORES EN VENEZUELA DURANTE LA REVOLUCIÓN BOLIVARIANA: 1999-2012” (2017); “MOVIMIENTO ESTUDIANTIL Y PROCESO POLÍTICO VENEZOLANO” (2007); “EL PROTAGONISMO POPULAR EN LA HISTORIA DE VENEZUELA” (2008-2015); “LOS CONSEJOS COMUNALES Y EL SOCIALISMO DEL SIGLO XXI” (2009); y “VENEZUELA ANTE LA GLOBALIZACIÓN, LA CRISIS MUNDIAL Y LOS RETOS DE SU DESARROLLO” (2012). Luchador social, activista del movimiento estudiantil y profesoral, vinculado al trabajo obrero, campesino, ambientalista, indígena y cultural desde 1977. Participante de la lucha armada revolucionaria (1977-1988); miembro del Frente Guerrillero Américo Silva. Sometido a persecución política y juicio militar en 1982. Actividad revolucionaria clandestina durante 1982-1988. Fundador de la Unión Nacional de Trabajadores-Zulia y miembro de su comité ejecutivo (2004-2012). Integró el consejo consultivo de la Federación Bolivariana Socialista de Trabajadores del Zulia. También coordinó la Zona Zulia-Falcón del Ministerio del Trabajo en 2004. En la División de Extensión de la FEC desarrolló anualmente seminarios sobre: Crisis política en Venezuela; Marxismo y Antropología; Movimientos Estudiantiles en Venezuela; Movimiento de Trabajadores en la Venezuela Contemporánea; Crisis Económica Mundial; Movimientos Sociales y Protagonismo Popular en la Historia de Venezuela; y La Lucha Armada en el Oriente de Venezuela: 1965-1990. Dictó entre 2014 y 2016 los seminarios Lucha de clases en el siglo XXI. Movimientos sociales y formas de participación política; y El análisis marxista y la sociedad global del siglo XXI, en el programa de Doctorado de la UBV.

 @cruzcarrillo09

Visite el perfil de Roberto López Sánchez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social