Pesadilla de caraotas y cochino frito

El señor Emiro Palote Martínez cenó unas caraotas refritas, cochino frito, ensalada de repollo y un vaso de leche, luego se fue a la cama. Nunca imaginó que la desgracia se le vendría encima. Fue entonces cuando se levantó, fue a cobrar la pensión y le dieron tan sólo mil bolívares; allí pegó un brinco, agarró una rabieta, pero ya era tarde, ya todo estaba consumado. Le explicaron que el Fondo Monetario Internacional había dado una serie de recetas donde se disminuía la inversión social. Mal humorado llegó a la casa y le estaban hipotecando la vivienda, se excusó diciendo que esa era parte de la Gran Misión Vivienda Venezuela y fue cuando se enteró que la nueva Asamblea Nacional había aprobado leyes para cobrarlas a la tasa del mercado, que por cierto la banca privada había subido a más del 50 por ciento. Allí llegó su mujer llorosa, que venía del mercado, la abrazó preguntándole: "qué pasó? No había nada?". A lo que ella contestó: "Sí, mucho. Pero sólo me alcanzó para medio kilo de perrarina". Más tarde se dio cuenta que a sus dos hijos le estaban cobrando en la universidad, que la electricidad y los servicios de telefonía habían subido más de mil por ciento…., se enteró que muchas personas habían salido a protestar y no regresaron nunca a sus casas y en la televisión nadie hablaba de Derechos Humanos. Fue cuando encendió el televisor y salió Teodoro Peckoff diciendo "Estamos mal, pero vamos bien". Desesperado corrió a las calles y un policía le dijo que las garantías estaban suspendidas…., irritado se propuso seguir adelante, ir a protestar y fue cuando sonó un estruendoso disparo: "PLUM!"…, espantado saltó en la cama.

Fue la más horrible pesadilla que Emiro había tenido: haberse imaginado una mayoría opositora en la Asamblea Nacional. Entonces se prometió y comprometió a votar el 6D. Se dijo que así lloviera o le doliera una muela, sea como sea, iba a votar para seguir llevando al pueblo, a los candidatos de Chávez, a los candidatos de la Patria a la Asamblea.

Nuevamente, la patria nos llama con la firme convicción de ir afianzando los postulados democráticos y robustecer el ejercicio pleno de ciudadanía política, cada uno de los venezolanos y venezolana debemos salir este domingo 06 a votar, desde tempranas horas de la mañana, para garantizar una fluidez emotiva impactante en cada una de las comunidades de Venezuela.

Estamos seguros que cuando los ciudadanos acuden a las primeras horas de la mañana, se crea un ambiente contagioso que ofrece altas posibilidades de que otros electores puedan cundirse de emociones vinculadas a la participación y la responsabilidad con la patria y, en esta oportunidad, con sus diputados que conducirán los destinos políticos, económicos y sociales del país.


Votar es un acto democrático que garantiza nuestro país, es un compromiso que todos los venezolanos y venezolanas tenemos con la patria y es por ello que tenemos el deber de acudir a cumplir con esta bella experiencia de amor hacia esta Venezuela inmensa donde contamos con una amplia vivencia democrática que hemos sabido vigorizar en estos últimos tiempos donde se han producido una gran cantidad de elecciones, referendos consultas y aprobaciones.


Ya tenemos reportes meteorológicos que nos avisan que lo más probable es que el domingo será un día muy favorable en todo el país, seguro nos acompañará el buen tiempo, por lo que la invitación está extendida para que no se vaya a quedar en su casa sino, por el contrario, con la cédula en mano acérquese a su centro de votación que le corresponda y acuda a la urna electoral a cumplir con la Patria.


Nuevamente, una gran fiesta nacional volvió a despertar ese gran compromiso que tenemos todos por la lucha de la hegemonía popular capaz de transformar la sociedad en un verdadero espacio de justicia social y dignidad, donde la igualdad y la inclusión permitan equilibrar una vida cada vez más plena de felicidad en el corazón de cada uno de los venezolanos y venezolanas que compartimos este país que se encaminó para ser una potencia de amor, donde sean izadas las banderas de la independencia y la paz.

Ahí están los nombres de nuestros hombres y mujeres dignas; por nuestro lado, podemos ver en toda la geografía nacional un comando organizado, un partido organizado, unos militantes organizados, unos patrulleros organizados, unas UBCH cohesionadas y una alta conciencia del pueblo en general que apuesta su futuro con la continuidad de la construcción de la patria que todos soñamos.


Cumplimos con una rauda campaña y ya el pueblo decidió por seguir apoyando el proyecto que inició en el 92, Hugo Chávez Frías con los designios más nobles del espíritu y la humanidad, que brotan de las mismas entrañas de un pueblo hecho del barro Libertador que hace siglos se negó a ser colonia de imperios e inició los caminos hacia la autodeterminación y la soberanía.


Por eso con alegría, con una multitudinaria asistencia, con actos desplegados en toda la geografía, con la sonrisa a flor de piel, entramos en la etapa final de la campaña convencido que este domingo 6D nos espera otro triunfo para el pueblo cuando salgamos todos con conciencia y organizadamente a darle el apoyo a los Diputados de la Patria. La certeza de la ventaja es evidente, en cada rostro de pueblo, de felicidad, que ha sido tocado por una gestión de inclusión que nos ha permitido a todo recibir los beneficios de unas políticas que emergen del corazón de este suelo.


No obstante, tenemos que seguir manteniendo y duplicando los esfuerzos de organización, de ánimos, de convicción, de alta madurez políticas, de conciencia revolucionaria, de espíritu transformador; para continuar sembrando y no caer en los engaños y mentiras de los candidatos embustero, manipuladores, que obedecen a intereses del diabólico capitalismo nefasto, asesino y perverso que anda por el mundo sembrando terror, odios, violencia y guerras, apoyando dictaduras, derribando democracias y creando desestabilizaciones, dolor y muerte. De allí que todos estamos exhortados a demostrar nuestro amor y compromiso. De allí, a dar nuestro sacrificio por la patria y cumplir cada quien con sus objetivos y estar alertas y motivados con alegría, con un corazón abierto, con entusiasmo y paz…, y prepararnos para ponerle el punto final a esta guerra económica que ellos han diseñado para atacar a la familia venezolana.

No caigamos en los cuentos de la MUD, que no son más que las "M" de Miseria, de Mentiras y de Muerte. Esto es lo que se puede observar en sus actuaciones que irrespetan la vida misma, son capaces de Matar y la Mentira es cuando hablan de cambio, cuál cambio? Si lo que quieren es volver al pasado, a la hipoteca, a la insalubridad, a los días de aciagos que se vivieron al final de la década de los ochenta y principios de los noventa, a la Miseria misma…, y eso no pasará porque el pueblo está claro y el 06D gana Chávez!.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1488 veces.



Geovanni Peña

Diputado a la Asamblea Nacional. Militante del PSUV.

 santanajerez@hotmail.com

Visite el perfil de Geovanni Peña para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Geovanni Peña

Geovanni Peña

Más artículos de este autor