Camaradas, compatriotas, hermanos...

Desde lo más hondo de mi corazón me sumo al llamado claro y "raspao" que nos hace Matías Jaúregui1 a recordar las condiciones de la Guerra de Independencia y a entender el momento que estamos viviendo.

Una camarilla de capos políticos y empresariales, agentes de la guerra económica y psicológica emprendida contra nuestro país no puede manipularnos para que nos abstengamos el 6D, poniendo en riesgo la independencia y soberanía de nuestra Patria.

Venezuela sigue siendo un país capitalista, con todas las limitaciones que ello conlleva. Sin embargo, ello no impidió que los venezolanos desempolváramos nuestro espíritu libertario y emprendiéramos de la mano de nuestro Comandante Chávez este intrincado proceso revolucionario bolivariano. Ni impedirá que ahora, de la mano de nuestro Presidente Maduro y en condiciones muy difíciles sigamos trabajando por convertirlo en un proceso irreversible.

Los procesos de cambio son muy complejos, más si se opta por una vía pacífica y democrática para transformar revolucionariamente a una sociedad cultural, política, económica y tecnológicamente colonizada durante siglos. ¿Es ello es factible? No lo sé, pero estoy convencida que vale la pena tratarlo. Pasar por las dificultades que estamos viviendo con el propósito de evitar, hasta donde sea posible, una confrontación armada.

Instituciones y comunidades hemos alcanzado en apenas 16 años logros políticos humanos y materiales, inimaginables en la IV república. Nuestras molestias o los desaciertos y malas mañas de algunos de nuestros gobernantes y dirigentes no pueden opacar el reconocimiento, la visibilización, la organización y el empoderamiento de la mayoría estructuralmente marginada por las élites. Tampoco la mejora de las condiciones sanitarias, alimenticias, educacionales y habitacionales de muchos de nosotros.

Camaradas, compatriotas, hermanos ratifiquemos nuestra firme decisión de construir colectivamente nuestra Venezuela socialista bolivariana. Demostrémosle al enemigo que sus campañas de desprestigio, amenazas y ataques no van a impedir que quienes queremos a nuestra Patria votemos el 6D por los candidatos del chavismo.

Camaradas, compatriotas, hermanos no podemos permitir que la Asamblea Nacional quede en manos de unos diputados subordinados a las instrucciones que reciban por "el telefonito". Cualquier otra consideración, para después…

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1900 veces.



Mariadela Villanueva

Analista y comunicadora. Socialista y chavista. Firme creyente del poder popular

 mariadelav@gmail.com      @mariadvillanuev

Visite el perfil de Mariadela Villanueva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Mariadela Villanueva

Mariadela Villanueva

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a216723.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO