El socialismo venezolano ¿Es marxista?

A modo de introducción. Las derechas mundiales, las nacionales y las no-nacionales, conjugan una fórmula "lógica-formal" sobre la calificación del socialismo venezolano. La propuesta ideológica de esas derechas globalizadas enfatizan que el socialismo es igual a comunismo y que comunismo es igual a marxismo por lo cual el socialismo venezolano es marxista y es así como le venden a la sociedad venezolana, una matriz de opinión conductista, es decir, alienante que tiene sus orígenes post-Segunda-Guerra-Mundial en la denominada como "Guerra Fría" sobre la base de las conclusiones bélicas de dicha guerra mundial cuando el mundo en su concepción occidental limitado fuera repartido en dos bloques: capitalismo y "comunista" junto a las realidades de las aún existentes colonias sometidas gracias al desarrollo del propio sistema capitalista en su fase imperialista sí y solo sí consideramos como válida la tesis de Vladimir Ilich Lenin.

Es de obligación precisar lo inmediato anterior porque sobre esa base se ha ido consolidando en Venezuela esa matriz de opinión referida aún y considerando la supuesta desaparición, por supuesto, temporal, de la "Guerra Fría". Exponemos el vocablo "supuesta temporalidad" cuando en los presentes tiempos y cursos de los escenarios mundiales de las relaciones internacionales podemos demostrar como ese concepto renovado de la "Guerra Fría" se viene, de nuevo, imponiendo pero con las lógicas diferencias que el propio sistema capitalista ha desarrollado en sus lógicas evoluciones en perfectibilidad como sistema socio-económico y político-ideológico-histórico en su dialéctico desarrollo de decadencia lógico-dialéctica, es decir, en el desarrollo inevitable e histórico de sus contradicciones internas de permanentes desgastes.

En ese orden de ideas, pareciera que estamos inmersos en las cumbres borrascosas de la ideología capitalista aplicada a las realidades nacionales venezolanas de los actuales momentos criollo-históricos de transformación de la estructura del Estado venezolano en el marco de la relación dialéctica de las fuerzas estructurales capitalistas globalizadas en sus funciones actuales de profunda reingeniería en la actual y novedosa etapa de la "fase superior del imperialismo" parafraseando a Vladimir Ilich Lenin cuando, en sus tiempos históricos, precisó con exactitud el desarrollo del capitalismo de sus tiempos históricos cuales, deberíamos aceptarlo, no fuera bien comprendida esa tesis, "imperialismo, fase superior del capitalismo", hasta cuando el desarrollo de las crisis del sistema capitalista, en los primeros 50 años del siglo XX, concluyera en dos guerras mundiales que llevarían a la intelectualidad estadounidense, fundamentalmente (léase: Mister X), a precisar aquella relación asimétrica entre el imperialismo estadounidense superador de las crisis capitalistas de los imperios europeos, ruso y japonés por la objetiva realidad de su presencia en la 2da. Guerra Mundial y lo significativo del crecimiento tanto en lo referente al Poder como al estamento militar de la URSS, país que sustentaba la coordinación de su desarrollo en una cerrada economía de Estado cual no permitiera el propio desarrollo de las fuerzas productivas a pesar de los beneficios sociales de profunda transformación. ¿Dialéctica del crecimiento?

¿Era marxista el paradigma sobre el cual se sustentaba el desarrollo estructural de la URSS? ¿Sustentaba ese desarrollo estructural la URSS en las tesis contenidas en el Materialismo Histórico y el Materialismo Dialéctico, únicamente? Ello no significaba que la diatriba presente entre el modelo soviético y el modelo chino en tanto y cuanto el conocimiento en praxis del marxismo no entraran en la contradicción del "modelo de Estado" y, en consecuencia, de la economía y de los cambios sociales y económicos estructurales.

Pero ¿ello significaba que los contenidos de El Capital, en su primer tomo, en su praxis era, verdaderamente, el catalizador de aquellos aspirados cambios profundos del Estado, en sus particularidades históricas, llámese soviético, llámese chino, hacia una sociedad más participativa y donde la distribución equilibrara las relaciones sociales de producción y las fuerzas productivas?

Es decir, cabría la inquietud de proponer sí era y aún es en la actualidad necesario desarrollar esas dos variables en función de la necesidad de que el capitalismo en su estructura entre en su propia contradicción obligando a la Historia a pasar a la siguiente realidad histórica cual sería propuesta no solo por Karl Marx y Federico Engels sino por todos los denominados socialistas desde el siglo XVIII como de los siguientes siglos, XIX y XX.

Es de fácil demostración presentar las diferentes praxis denominadas como modelos socialistas una otra realidad es demostrarlas. Por ejemplo, podría llamar la atención sobre el denominado "modelo sueco" pero ello no obsta para también traer a colación el modelo soviético, chino, cubano, vietnamita, albanés, y todas las expresiones modélicas propuestas en América Latina en un amplio abanico de temporalidades históricas diferentes y contradictorias entre si.

Entre esas propuestas puesta en ejecución, en lo referente a Venezuela, es de obligación la necesaria mención del actual modelo "socialista venezolano" cual tiene sus propia características socio-históricas sustentadas en el "pensamiento de don Simón Bolívar" y los interesantes aportes propuestos para su praxis y, también, para su discusión en lo que hemos denominado como el "pensamiento de Hugo Chávez". Es decir, esa relación dialéctica entre el "pensamiento bolivariano" y el "pensamiento chavista" lo podríamos titular como una relación en desarrollo sobre la base de unas líneas ideológicas que hemos denominado como "socialismo del siglo XXI".

Acá se nos presentan varias inquietudes. En primer lugar, es de obligación definir cómo se relaciona la super-estructura con el denominado como "socialismo del siglo XXI". En segundo lugar, precisar esa relación con la estructura económica y social. En tercera instancia, tratar de demostrar cuáles son las bases teóricas marxistas sobre las cuales se sustentan esas propuestas antes mencionadas. Y en cuarta instancia marcar la diferencia, por demás, profunda entre el "socialismo del siglo XXI" y los paradigmas marxistas sí es que ello está presente actualmente en el escenario venezolano.

Es cierto, como bien lo expresara Diosdado Cabello, como Presidente de la Asamblea Nacional, que el paquete de leyes que la República ha aprobado por las vías correspondientes afecta directamente a la super-estructura del Estado venezolano en revolución en permanente cambio en perfectibilidad. Ahora bien también se expresa que el Estado venezolano actual está en el proceso de transición hacia un Estado socialista con lo cual está presente la dialéctica en permanente contradicción entre ambos Estados: el capitalista y la propuesta de Estado socialista venezolano.

En ese marco referente, nos preguntamos: ¿qué dice Karl Marx en sus escritos sí es que buscamos demostrar que el socialismo venezolano se sustenta en las tesis marxistas? Ello es de importancia vital porque la ideología capitalista ha impuesto la tesis desde el propio siglo XIX que lo propuesto por Karl Marx en sus escritos es, en última instancia, comunismo, teoría socio-económica y político-ideológica cual evita el desarrollo de las fuerzas productivas capitalistas y entra en profunda contradicción con la evolución (¿natural-histórica?) de la super-estructura del sistema capitalista con lo cual y en conclusión parcial, es una lectura de "verdad a medias", es decir, es buscando la alienación de las fuerzas sociales, nacionales e internacionales, en contra de las fuerzas sociales nacionales en su proceso de visualización antropológica dividiendo, en interesante e inteligente contradicción, las clases sociales nacionales sobre la realidad de la pertenencia de la distribución de la riqueza nacional; es decir, sencillamente, es la "lucha de clases" inevitable histórica y de fácil demostración rigurosa.

Cabe la pregunta: ¿cuáles son los contenidos del Plan de la Patria que estén sustentados, fundamentalmente, en El Capital, en los contenidos de su primer tomo? Ello no significa que estemos negando la participación ideológica en los contenidos referidos de las tesis de pensadores que consideramos como "marxitas", es decir, reformistas del marxismo post-moderno en tanto y cuanto son desarrolladores de la teoría marxista.

En ese marco de referencia es necesario llamar la atención de las discusiones teóricas que se desarrollaron en, por ejemplo, la Universidad Central de Venezuela entre los filósofos, Juan Nuño y Ludovico Silva, en los espacios de la digna, Aula Magna.

Ello nos lleva a preguntarnos sí en las actuales circunstancias de crisis profunda cuando más es necesario referirnos a la teoría, estamos en permanente discusión teórico-ideológico-marxista con los contenidos propuestos por sus reformadores y las propuestas revolucionario-venezolanas. Por ejemplo, como factor fundamental de la economía, nos estamos preguntando cómo se está implementando "la distribución" actualmente a nivel nacional. Ello nos lleva a preguntarnos sí los "mercados a cielo abierto" se corresponden con una estructura distributiva sobre el marco de la distribución más buscando la solución urgente de la demanda social frente a la "guerra económica" y/o es el modelo de distribución socialista que trataremos de imponer a futuro. En alguna ocasión nuestro difunto querido y muy respetado amigo, Carlos Cruz, nos comentara sobre una visita que realizara a la estación central de trenes de Moscú donde pudo conocer, in situ, las fallas de la distribución del socialismo soviético cuando uno de los trenes cuya carga era de tomates traídos de centros de producción agrícola se pudrían transformándose en un mar de "jugo de tomate" sin que la burocracia soviética actuara según la "ética marxista", porque existe una "ética marxista".

No es un tema de fácil tratamiento el propuesto en título pero como, en nuestros pareceres, estamos entrando en un estadio de una nueva etapa en el proceso de esos mencionados cambios profundos del Estado capitalista hacia un Estado socialista debemos precisar, en el marco de las propuestas de los candidatos de la Revolución Bolivariana a la próxima Asamblea Nacional, cuales serán los temas obligantes en el marco de las leyes que harán caminar hacia la "nueva Venezuela".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4482 veces.



Miguel Ángel Del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Ángel Del Pozo

Miguel Ángel Del Pozo

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a216704.htmlCd0NV CAC = Y co = US