Mi palabra

El amor en tiempos de bachaqueo

"Amor no es mirarse el uno al otro,
sino mirar los dos en la misma dirección".
Antoine de Saint-Exupéry

El domingo en la mañana salí a comprar la prensa, a pesar de la incesante lluvia; el puesto de venta queda a escasa media cuadra de donde resido, pero antes del sitio señalado, todos los fines de semana se instala en una esquina de la remodelada plazoleta “Ana Susana de Ossuet”, una humilde mujer con todo el entusiasmo del mundo a vender unas deliciosas empanadas; ni siquiera el inclemente aguacero de ese día la detuvo en su firme propósito de enfrentar la crisis. El último día de la semana está marcado en el calendario de asueto o descanso, para ella es de trabajo y esfuerzo; sabe perfectamente que una entrada más en el mermado presupuesto familiar, no está mal.

Temprano en la mañana montó ese día su timbiriche, en una improvisada carpa de plástico negro, para guarecerse del despiadado chaparrón; solamente cabían, ella y sus dos ayudantes, más su compañero de vida, un joven muy pasado de peso; sin embargo, una parejita atrapados por el dios del amor (Eros), consiguieron espacio y asiento en el reducido sitio; la muchacha, buscó la solución, colocando sus posaderas en las piernas de su pretendiente, para aprovechar el calor humano y hacer un poco llevadera la mañana. Los presentes no dejaban de hablar, algunos esperaban las calientes rellenas para desayunar y tratar de apaciguar el contradictorio clima, algo propio del trópico, cuando no está pasado de caliente, se presentan estos inesperados días, muy lluviosos y fríos, dejando muchas calamidades en el camino.

Al intervenir en la encendida tertulia, a pesar del frio mañanero, se me ocurrió expresar ¡Así se aprende a enfrentar la crisis! tratando de apoyarlos en su romance, lleno de mucha ternura; todo era besitos de amor (como dice la canción) algo propia de un novela de televisión; era un verdadero momento de felicidad de dos jóvenes, llenos de ilusiones, con un mundo por delante, a pesar de la grave situación económica, que no perdona a nadie, porque todos los días los gastos familiares, vienen atormentando, con tanta velocidad, que ni siquiera los deja pensar, menos de prepararse, pero, cuando una persona es flechado por “cupido” empiezan a florecer hermosas inquietudes, encendiendo una llama, que muchas veces se convierte en una fuente de calor, para toda la vida.

Toda época tiene sus grandes contradicciones; de esas dificultades, nacen las grandes ideas para avanzar; precisamente los jóvenes están llamados a buscar en esa fuente del saber y el amor, los caminos para ayudar a enrumbar a la patria. Todos sabemos las penurias de cualquier pareja, sobre todo las que se levantan en hogares pobres; la primera dificultad es la vivienda; hasta los pájaros para procrear lo primero que hacen es el nido. Todos sabemos la preocupación del gobierno por construir casas, pero nunca falta un “pero” la falta de conciencia, parece que se perdió en un profundo abismo ¿Cuántas personas, hemos visto vendiéndolas? ¿Cuántas han sido rescatadas de manos del hampa en los últimos días? mientras no exista el verdadero razonamiento y aprecio por los bienes provenientes del estado, la tarea es bastante difícil para solucionar la cantidad de problemas en nuestra sociedad.

Todos sabemos lo complicado de la situación, profundizada por la avaricia y el criminal bachaqueo; me parece imposible para cualquier joven, por muy enamorado, hacer lo que hicieron nuestros padres y abuelos en una época por demás romántica: comprar pañales, para después lavarlos; ahora son sintéticos para poner y botar, pero los “bachaqueros” hacen su agosto, venden al precio, que les da la gana, de lo contrario te aplican una ley propia del capitalismo ¡Déjelo ahí, no se pierde! Esas palabras se las escuché muchas veces a un conocido comerciante acarigüeño, ya fallecido, hace muchos años, porque el comercio, siempre va acompañado de la usura, sino que me lo refuten algunos improvisados vendedores, quienes aprendieron a estafar, frenando los sueños y esperanza de nuestra juventud, a pesar de tener en el local en sitio muy visible, la figura inconfundible del comandante Chávez.




Esta nota ha sido leída aproximadamente 978 veces.



Narciso Torrealba


Visite el perfil de Narciso Torrealba para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Narciso Torrealba

Narciso Torrealba

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a216224.htmlCd0NV CAC = Y co = US