Chavistas versus anti-chavistas en elecciones democráticas

El título nos permite precisar sobre algunas consideraciones de carácter político-ideológico. En líneas generales percibimos como, permanentemente, confundimos varios conceptos en sus praxis históricas como, por ejemplo, el lugar común del decir ideológico de considerar que todo proceso socialista se enmarca en lo definido como "socialismo real", más aún, cuando consideramos que en la URSS, la República Popular China, Vietnam, Cuba son sociedades donde impera y/o han imperado en el comunismo sobre la base de públicas declaraciones de altos dirigentes de esas realidades nacionales. Es decir, cuando la ideología capitalista busca identificar a la Revolución Bolivariana en su concepción con el "socialismo real" y con el "comunismo" es ello, por decir lo menos, una estupidez al mejor estilo de los decires de Bill Clinton como social-demócrata de centro estadounidense.

En ese marco de referencia, cuando escuchamos y leemos a sesudos intérpretes de la Revolución Bolivariana titulándola de marxista y comparándola con el modelo cubano y/o el modelo chino no nos queda más que sentarnos, respirar hondo, reflexionar y expresar: "…perdónalos Señor porque ellos han pecado…", claro, de "ignorancia supina". Es decir, la discusión ideológica, actualmente, presente en el proceso revolucionario en curso en Venezuela cual lo hemos calificado bajo el título de "Revolución Bolivariana" tiene una conjunción de paradigmas ideológicos en el sub-conjunto político-social-venezolano de tal amplitud que podríamos definirlos desde el anarquismo, nihilismo pasando por los marxistas puros, los marxistas-pro-modelo-cubano, pro-modelo-chino, althusserianos, estudiosos de Walter Benjamin, popperianos-marxistas cual es una contradicción en si misma, y los "sovietólogos estalinistas". Seguramente alguna otra tendencia que se nos está escapando pero ustedes nos perdonarán. Ah!!!...también los nietzschenianos.

Lo inmediato anterior nos lleva a preguntarnos sí en el mundo de las derechas en Venezuela se suscriben a alguna ideología de derechas, es decir, capitalistas, que expresen, públicamente, algo más allá de la cotidiana y requerida solicitud de "sus dólares americanos". Nos que osadamente, nos estamos permitiendo expresar nuestros pensamientos en el mundo en el que está inmerso este proceso ideológico bolivariano y nacionalista cual, según esas derechas, nos podrían llevar a compartir una celda de 1x1 con López, so, nos vamos a permitir mencionar para sugerir algunas ideologías que sustentan a las derechas pero no solamente las referidas a las criollas como también a aquellas que se encuentran allende nuestras actuales cerradas fronteras en y a los espacios americanos e incluso más allá de nuestro continente americano como, por ejemplo, en las actuales realidades que se están viviendo en Taiwan donde el partido popular taiwanés, algo así como un partido demócrata cristiano alemán, serán quienes, por cierto, muy ciertamente, ganarán las próximas elecciones presidenciales derrotando, en consecuencia, al partido nacionalista, Guomindang, con lo cual los escenarios asiáticos se verán perfectamente alterados en el marco de la geo-estrategia tanto china como estadounidense.

Como lo estamos expresando, las derechas venezolanas, básicamente, las tradicionales, es decir, adecos y copeyanos, sustentan sus ideologías, en el primer caso, en la social-democracia mientras que los segundos se adscriben en la democracia cristiana y, por supuesto, siempre estarán presentes los indefinidos de extrema derecha que nos, nos permitimos ubicar se encuentran en el zaguán ideológico cruzando la "raya roja" en función de ir caminando hacia el tradicional fascismo-franquista. Ello es supremamente interesante porque la realidad de los escenarios que se expresan, actualmente, en Venezuela están íntimamente suscritos, en adherencia, a los paradigmas ideológicos vigentes en los gobiernos en diferentes países tanto de la Comunidad Europea, los EEUU de América, Canadá como en países de América Latina que son muy cercanos, cercanos y miembros de las internacionales ideológico-político-capitalistas de esas ideologías arriba mencionadas.

En considerando lo ante-expuesto en los planos ideológicos nos permitimos preguntarnos cómo eran las relaciones ideológicas durante la 4ta. República y cómo son, actualmente, tanto durante el Gobierno del Comandante Hugo Rafael Chávez Frías como en el actual ejercicio del Ejecutivo venezolano en la persona del Presidente constitucional, Nicolás Maduro Moros.

Esa es la pregunta fundamental para tratar de acercarnos a considerar el actual desarrollo de la Política venezolana en su marco político-ideológico, en su actual relación objetiva tanto como allende a nuestras cerradas fronteras.

En un interesante y reciente artículo de Luis Giusti: "El fin de la lucha de clases" (http://www.eluniversal.com/opinion/151020/el-fin-de-la-lucha-de-clases), el autor Giusti comienza con la siguiente frase: "…Basta con meterse en una de esas interminables colas que se forman a las puertas de los supermercados para verificar, in situ, que el chavismo ha logrado un éxito casi total en su objetivo, como lo exigía el gran caudillo, de impulsar la lucha de clases…[la] lucha de clases, se gestó [en] una confluencia de sectores sociales que, de acuerdo con la tesis chavista, debían ser irreconciliables, planteándose una lucha de la cual, esperaban, surgiría la dictadura del proletariado." (Idem). Más subjetivo y dogmático anti-comunista, imposible.

Según mi pana Tumuzza en alguna oportunidad llegamos a conversar con Luis Giusti en Londres, seguramente, sobre realidades criollas y procesos inevitables, como también conversaríamos con personas de otras ideologías y nacionalidades sobre otros temas incluidos la pintura, la geografía, la música y pare usted de referirnos. Lo cierto es que Giusti en el artículo en mención desarrolla una tesis anti-comunista bien estructurada y, por demás, muy interesante para la confrontación de las ideas como siempre nos invocaba Chávez Frías a discutir pero, realmente, en estos momentos, los revolucionarios estamos llenos de aquella misma felicidad revolucionaria en la cual nos encontrábamos cuando caminamos hacia la realidad imperativa, inobjetable e inevitable que nos impusiera aquella realidad aburguesada y descuidada: la realidad que nos llevó a todo aquel proceso del Referendum.

Es decir, el tema objetivo que impulsan políticamente las derechas no es el programa de Gobierno en propuesta capitalista sino que están inmersas en la realidad que significa el marco ideológico que esas derechas deben obligatoriamente derrotar hasta hacer desaparecer del escenario político venezolano.

Ello significa que mientras que la economía actual se encuentra en un proceso profundo de crisis estructural que, debemos expresarlo sin tapujos, no le hemos sabido desarrollar las contradicciones estructurales a pesar de tener la justificación legal aprobada en el marco de la super-estructural como bien nos comunicaría por necesidad imperiosa revolucionaria a decir de un funcionario cubano por aquellos primeros días del Gobierno de Chávez Frías, las derechas buscan alcanzar la "curul deseada".

Objetivamente esa estructura económica no alcanza ser sino un híbrido transicional de un capitalismo chucuto histórico-venezolano hacia fórmulas económicas teóricamente socialistas en algunas circunstancias en modelos ajenos a nuestras propias realidades. Es, en esa realidad, donde nos encontramos actualmente porque para esas derechas lo fundamental es explosionar la ideología en la cual se sustenta la Revolución Bolivariana con sus lógicos tintes chavistas de corte nacionalista y amplio-americano. Ello se debe a que, en considerando que la estructura capitalista chucuta criolla aún se mantiene vigente y de fácil demostración en su praxis cotidiana, esas derechas saben, perfectamente, que las instituciones capitalistas inmediatamente que la "ideología revolucionaria sea derrotada" y alcancen el control del Legislativo, por parte de esas derechas, los tiempos temporales del Gobierno revolucionario bolivariano están contados sin remedio alguno ni vuelta atrás. Jugar al amor es perfecto pero jugar al masoquismo es peligroso, políticamente hablando.

El título es perfectamente claro porque obliga a definiciones de "tirios y troyanos". Es absurdo que cuadros de la Revolución Bolivariana, públicamente, exceptuando a Maduro Moros, Cilia Flores, Jorge Rodríguez, Diosdado Cabello, Ernesto Villegas, Jesús Farías, Pedro Carreño, entre otros muchos, no sean más agresivos en la praxis del "robo de cámara" para expresar, permanentemente, sus opiniones sobre las realidades que están presentes y en juego en estas elecciones del 6-D.

En nuestra opinión, deberían verse en el espejo de José Vicente Rangel Vale quien, domingo a domingo, en su programa "José Vicente hoy", "se moja" política e ideológicamente expresando todas sus solidaridades con el Gobierno de Maduro Moros y con la Revolución Bolivariana y Chavista.

Es de obligación que debemos dejar constancia que el sector militar, es decir, la FANB, está militante y diariamente impulsando las bases fundamentales del "pensamiento de Bolívar", el "pensamiento de Chávez Frías" e impulsar el conocimiento de la Historia Patria desde los tiempos inmemorables a través de las redes sociales.

La derecha es "anti-chavista" y, militantemente, "anti-socialista". Dos paradigmas que las definen exactamente, lo demás son "fair-tales" ("cuentos de hadas"). Es por ello que para esas derechas lo fundamental es alcanzar el control del Legislativo porque es la vía más expedita para acabar con el chavismo y, en consecuencia, con el Gobierno del Presidente constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros.

Pero no contaban con la Revolución Bolivariana. En la próxima legislatura, esos diputados de derechas que alcancen su curul se las tendrán que ver con dos pesos pesados: Cilia Flores y Diosdado Cabello.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 821 veces.



Miguel Ángel Del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Ángel Del Pozo

Miguel Ángel Del Pozo

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a215871.htmlCd0NV CAC = Y co = US