En blanco y negro

Mercantilismo

Para que haya justicia social y una justa distribución de las riquezas debe profundizarse el socialismo, esto comprende que la democracia pende del socialismo. Justamente, Rosa Luxemburgo, escribió que "la suerte del movimiento socialista no depende de la democracia burguesa, sino que es la suerte de la democracia la que depende del movimiento socialista". Ésta afirmación adquiere hoy una renovada causticidad y poder sugestivo. Luego, dijo que "quien abandona la lucha por el socialismo abandona también el movimiento obrero y la democracia".

De los dolores de parto de una Venezuela revolucionaria de transición, la nueva sociedad en formación debe competir sin tregua con el pasado. Las relaciones mercantilistas todavía están impresas en la mente. El Che previó que "la sociedad como un todo tiene que convertirse en una gigantesca escuela"; aquellos que esperan educar deben estar en contacto constante y sensible con los que están aprendiendo: los maestros también deben ser aprendices.

Marx, advirtió que "la burguesía no puede existir sino a condición de revolucionar incesantemente los instrumento de producción y, con ello, todas las relaciones sociales". Y, en un sistema de relaciones mercantiles donde todas y todos somos asalariados hay que venderse gradualmente y, por tanto, estamos expuestos a todas las vicisitudes de la explotación, a todas las fluctuaciones del mercado. E incluso como lo expresó el Che hasta, "se combate la idea de hacer del arte un arma de denuncia".

Podrá comprenderse que la burguesía no puede existir sino a condición de transformar, incesantemente, los instrumentos y las relaciones de producción y, por tanto, las sociales en general. En consecuencia, el curso de los procesos sociales y políticos confirma que la historia de la humanidad sigue siendo la de la lucha entre opresores y oprimidos, enfrentados siempre. Este es el drama histórico de los pueblos explotados. La batalla final no nos vendrá del cielo. Debemos entender nuestro tiempo histórico e ir hacia una política encaminada a superar el principio maquiavélico de divide y vencerás, y a establecer el postulado de unir para vencer.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1070 veces.



Alberto Vargas

Abogado y periodista, egresado de la UCV, con posgrado en Derecho Tributario y Derecho Penal. Profesor universitario en la cátedra de Derechos Humanos

 albertovargas30@hotmail.com

Visite el perfil de Alberto Vargas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: