Se requiere una Sociedad Socialista concordante con lineamientos de desarrollo de los gobiernos

Las vivencias en la última mitad del Siglo XX y los comienzo del Siglo XXI, identifican en sentido general; diferencias pocas apreciadas. A pesar, de los cambios fundamentales que está realizando la revolución bolivariana, lo más significativo que se observa, es el incremento de un satisfactorio nivel de conciencia, que han evitado que los rumores y manipulaciones políticas; logren objetivos. Razón fundamental de estar convencido, que se ha superado el punto, de no regreso. Desarrollando una series de problemas internos y al no confrontarlos a tiempo, se han transformado en unos cangrejos. Creaciones de misiones, que han beneficiados a una mayoría y un sector apreciable, con el afán de empoderarse, desprecian la oportunidad de mejorar el nivel de vida familiar: exacerbando las posibilidades de aprovecharse.

Una Sociedad desestructuradas, conformadas por grupos sociales «integrando a los trabajadores» como islas en un océano, sin puentes y sin señales de humos que las unan. Surgió, como hechos históricos, la figura del Papá Estado, con la responsabilidad de mantener a los hijos sin posibilidades de exigir el buen uso de los recursos, con el pretexto, de que todos somos dueños. Y que los dueños deciden y hacen, y no se les puede exigir nada que no están dispuesto a tolerar. Esto indica, la necesidad de reestructurar La Sociedad, donde se conformen colectivos que elijan los representantes y se genere una comisión central, que se dediquen a organizar y adaptarlas, según las necesidades de las comunidades y las comunas, en la dirección de un desarrollo en acorde con lineamientos de desarrollo del gobierno.

Las Universidades como elemento de La Sociedad, en un afán de ampliar las posibilidades de recursos, enarbolan la bandera de la autonomía, luchan por atribuirles al gobierno, la insuficiencia en los sueldos de los profesores y trabajadores que en ellas elaboran, y le adosan los desastres políticos, económicos y sociales imperantes. Sin aceptar la corresponsabilidad con el gobierno a través de La Sociedad y como hecho administrativo; presentar informe del uso efectivo de los recursos que se les asignan. Encontrando subterfugios legales, para exigir un monto del presupuesto « que La Sociedad tiene que contrastar» Con un perfecto desconocimientos de las necesidades del país en sentido general y en sentido específico, desligado de la praxis. Hasta tal punto, que pareciese que funcionan, con un objetivo virtual.

Las comunidades y comunas, con las necesidades de conocimientos actualizados, innovaciones tecnológicas y procesos productivos bien fundamentados. Requieren de Universidades con capacidades investigativas y el de implementar innovaciones tecnológicas, en procura de un desarrollo efectivo, bajo la supervisión de La Sociedad, con la finalidad de ser garante de uso adecuado de los recursos del país. Haciendo cambios como gobierno, que permita resolver los problemas viejos y recrearse con soluciones creativas, que permitan generar más riqueza y más comprensiones y entendimientos, para exacerbar los valores humanos.

Personas que reaccionan dependiendo de la calidad de las representaciones absolutas en el cerebro, que se adquieren en familia. Por lo tanto, se requiere educar a los padres con una sana intención, sin pecar de ingenuo, para que la continuidad de los procesos educativos, sean efectivos y evitar desviaciones, que por negligencias, está minando el proceso revolucionario. Con informaciones a voz populis de jóvenes que se ausentan de las escuelas para bachaquear y otros para cometer delitos. Que algunos no se gradúan de bachilleres, porque están presos. Aunados a esto, instituciones educativas, con más de treinta años; en estado de insuficiencias y de deterioros físico. Un pueblo que se merece construcciones modernas con facilidades idóneas, para el desarrollo educativo.

Los destinos de un país, no tiene que estar en mano de un partido, sino, de La Sociedad «como un pueblo integral» desvinculada de la política y que permanezca en el tiempo. Porque siempre existirán los opositores y el afán de poder, de unos que se desesperan al no ver la oportunidad a corto plazo. La Sociedad cuyas decisiones están ligadas a los lineamientos del gobierno por ley. Si en los resultados existen diferencias abismales, se requiere un procedimiento para exigir legalmente penalizaciones, por daños ocasionados. Los gobiernos, tienen que manejar los factores económicos, construcciones de proyectos sociales y políticos. Y La Sociedad, asegurar la efectividad de ellas y en caso de diferencias, desarrollar investigaciones para identificar las causas, para que los gobiernos decidan los correctivos.

Organizaciones políticas que en los momentos actuales, de difícil desvinculación específica de los grupos sociales, integrados por intereses individuales, en la consecución del voto para acceder al poder. Con un papel preponderante, para administrar los recursos del país, en lo político, económico, lo social y justicia; con poderes separados, segun la Constitucion. Es difícil de entender, el logro de un desarrollo eficaz, sin la intervención de todos los factores de La Sociedad que se infiere. Con un poder popular, con una visión más allá del nivel máximo de percepción, donde la imaginación lo lleve a considerar, la integración de todas las fuerzas sociales, en el logro de los objetivos de lineamientos de desarrollo.

No en vano, el 10 de Diciembre de 1830 el Libertador dijo ante de morir: ¡Colombianos! Mis últimos votos son por la felicidad de la patria. Si mi muerte contribuye a que cesen los partidos y se consolide la unión, yo bajaré tranquilo al sepulcro.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1138 veces.



Basilio Lezama


Visite el perfil de Basilio Lezama para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: