Auto-execrado le dice "Adiós al Chavismo"

En todo movimiento político revolucionario es doloroso cuando un camarada comprobado decide alejarse y tomar otros senderos no porque salte la talanquera, sino porque agobiado por las profundas diferencias con los cuadros dirigenciales considera que no tiene cabida en ese movimiento, así que nadie en las filas revolucionarias puede celebrar que alguien como Roland Denis anuncie su despedida del Chavismo (http://www.aporrea.org/ideologia/a214599.html), lo que no podemos aceptar los que nos quedamos construyendo este proyecto legado por el comandante Chávez es que pretenda despedirse no asumiendo crudamente que deja "el pelero" sino que vaticina la desaparición del movimiento Chavista, como si su valía ideológica fuera un elemento fundamental en las filas revolucionarias incluso más importante que la del homónimo y creador del movimiento.

Quizás podríamos afirmar que en el PSUV hayan algunos lamentables execrados por sus posiciones críticas y sus divergencias con las elites partidistas, usando la definición presentada por Maryclem Estelling en su artículo "Chavismo execrado" (http://www.aporrea.org/actualidad/a214564.html), pero de la revolución nadie puede ser execrado pues hay tantísimo por hacer que resulta ridículo que un camarada bien formado se rinda ante las dificultades y diga que ya no tiene velas en este entierro o a apostar que la providencia nos deparará otras oportunidades en lugar de irse a las catacumbas del pueblo a construir el socialismo desde abajo que es de donde puede surgir, los que así piensan solo pueden llamarse auto-excecrados. De hecho algunos de estos camaradas se rinden de manera cobarde pero otros tienen la misma actitud "gansteril" que tanto denuncian en el partido y las instituciones y que al no tener posibilidades de acceder al poder como nuevos caudillos o caudillitos deciden armar tienda aparte como es el caso de algunos "dirigentes" de los Marea-dos.

Cualquiera de las dos posiciones, las del que se rinde o las del que se cree la "verdadera" izquierda solo benefician al único y verdadero enemigo de clase, a las oligarquías y sus servidores y debilitan cualquier posibilidad de un cambio verdadero, no solamente en Venezuela ya que los ojos del mundo están puestos en la revolución chavistas y su derrota servirá para desmoralizar y arrasar las tímidas iniciativas de otros pueblos de emanciparse. Es cierto que el impulso ideológico que sembró el comandante Chávez como legado servirá para retomar de nuevo los caminos revolucionarios bajo cualquier circunstancia de asalto del poder por la derecha, reafirmando con esa posibilidad que el chavismo no murió el 5 de marzo del 2013 como tristemente afirma Denis, pero la furia con que atacaría la burguesía sería tal que se sacrificarían miles de camaradas y cualquier intento posterior de suvertir el orden pasaría por un campo diez veces más minado que el que hoy tenemos que superar teniendo el poder político en la transición para llevar a feliz termino la construcción del socialismo, la cual no requiere de meses, ni de años, ni de décadas ya que puede tomar cientos de años como le tomó a la burguesía superar el feudalismo que aun en nuestros tiempos muestra rasgos de supervivencia.

Es difícil que exista algún camarada crítico que no esté arrecho por el desastre de Cadivi y la impunidad reinante ante los hechos de corrupción y la debilidad casi cómplice con que el gobierno persigue a los corruptos, claro que estamos indignados con los "cuadros gerenciales" militares y civiles que dilapidan nuestra fortuna y en su mayoría son removidos de un puesto para atornillarlos en otros, los que junto a las trampas burguesas de atacar la moneda e incrementar el contrabando, la especulación y el bachaqueo hacen que la crisis provocada por los precios del petróleo tengan efectos devastadores, claro que repudiamos que esos "jefecitos" se burlen de nuestra dignidad paseando a sus familiares en Hilux blindadas en sus fincas, claro que queremos una auditoría social de todo lo que se pueda auditar, pero pretender juzgar a la revolución de enferma terminal por estos hechos como si este proceso nació libre de pecados y pecadores, como si todo el que asuma un cargo de dirección ha sido purificado de todo vestigio de capitalismo, como si la revolución la estuviéramos haciendo extraterrestres o los pocos "revolucionarios puros" que aun sobrevivían en Venezuela cual especie en extinción, como si la derecha no está haciendo su trabajo para mantenerse en el poder. Es que acaso la derecha no es por naturaleza corrupta, tanto es así que las "ganancias legales" de los empresarios obedecen al mayor acto de corrupción al expropiar a la clase trabajadora de la plusvalía que genera su trabajo creador, es que antes de la revolución no se quedaban con casi toda la renta petrolera sin entregarle nada al pueblo trabajador, es que la política no era simplemente un negocio donde podían lucrarse los politiqueros recibiendo dádivas de los empresarios que cobraban obras sin realizarlas satisfactoriamente, lejos estamos de ese desastre.

Lamentablemente la creación del hombre nuevo no es una acción mágica sino un proceso social que requiere de maduración en la práctica y desarrollo teórico sucesivo hasta lograr un cambio de la cultura dominante, de tal manera que lo naturalmente aceptado sea el bien colectivo, el reparto equitativo de las riquezas, el trabajo como herramienta de transformación para bien de la vida social y no como mercancía. El que pretenda que la revolución socialista se puede lograr de la noche a la mañana, que se va a saltar el proceso de transición con sus errores y omisiones, que las medidas tomadas no necesitarán revisión, rectificación y reimpulso porque serán siempre las correctas, bájese de esa nube y échele un camión de pelotas o pegue el carrerón para la derecha o para la otra izquierda ya que sufre del mal de la inmediatez capitalista que nos propone que al único bien que podemos aspirar es al que podamos "disfrutar" en nuestra propia existencia y que cualquier propósito de redención que vaya más allá es una simple utopía inalcanzable e inútil.

Váyase usted al carajo con su egocentrismo burgués de pretenderse poseedor de la verdad, que los que no nos rendimos seguiremos luchando por empoderar al pueblo, por hacerlo creador de su propio destino, porque evolucione el poder popular para que desmonte al poder constituido e impulse la verdadera revolución, sin mesías, sin salvadores, para poderse hacer dueño y poseedor colectivo de todas las riquezas que la providencia les ha deparado, construyendo la suprema felicidad social por la que lucharon tantos venezolanos y que se concretaron en hombres que cambiaron la historia como Bolívar y Chávez. Déjenos a nosotros seguir luchando contra el verdadero enemigo burgués y el imperialismo, sin desgastamos jugando a tomar las decisiones que debería tomar Maduro como pretendiendo conocer todas las variables que él por el cargo que desempeña en estas circunstancias de la revolución si maneja, haciendo críticas con propuestas, irreverentes pero sin presumir y construyendo el socialismo como las hormiguitas.






 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 18918 veces.



Noel Peralta Barreto


Visite el perfil de Noel Peralta Barreto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: