Diosdado, Toby Valderrama y las "armas melladas del capitalismo"

"No cura si la fama

canta con voz su nombre pregonera,

ni cura si encarama

la lengua lisonjera

lo que condena la verdad sincera."

Fray Luis De León

En la conflictividad dentro de ese espacio que habitualmente llaman chavista, para respetar a quienes así espontáneamente se definen, la frase que citamos en el título, vincula a dos individualidades que parecieran representar los polos opuestos de esa definición. Aunque unas y otras, puse el plural exprofeso, se niegan mutuamente.

Los adversarios o nada cercanos, por distintas circunstancias, en veces desconocidas, han venido definiendo a Diosdado Cabello como la expresión de la derecha del chavismo. Aparte que muchos, desde tiempo atrás, suelen vincularle, sin prueba alguna, a grandes negocios, propiedades valiosísimas y hasta los gringos, lo que para nosotros tiene un significado muy especial, tratan de invalidarle vinculándolo al negocio de las drogas, su lenguaje muy peculiar, si hablamos de políticos, caracteriza a un hombre al parecer no formado en el marxismo ni entre marxistas. Por supuesto, hablamos de rasgos externos, de forma particular de hablar que le distingue de los formados, digámoslo así, en aquella escuela y hombres. No había sido habitual escuchar a Diosdado citando a marxista alguno ni tampoco haciendo un enfoque que lo caracterizara como adherente de esa corriente.

Por supuesto, a la altura de nuestra vida, no creemos en el simplismo que para ser revolucionario hay que ser marxista y mucho menos recitar ante cada cosa, asunto o circunstancia recetas del marxismo. Hay muchos "predicadores", abundan en plazas, que lo hacen como una forma de vida y hasta sin tener conciencia de lo que dicen. Frases de la biblia que, de acuerdo a cualquier simple interpretación, dicen unas cosas, ellos les atribuyen otras, hasta mágicas. Pues no es esa la única manera de acercarse a la idea y decisión de cambiar la sociedad y transformarla de manera tal que en ella los hombres puedan vivir solidarios y llenos de amor. Hay una frase muy contundente y archiconocida, según la cual, "no basta interpretar al mundo sino hay que cambiarle". Ayer mismo, Francisco, en EEUU, desde su perspectiva de militante cristiano, en el centro mismo del capitalismo mundial y posiblemente rodeado por hombres con un enorme peso y responsabilidad en lo que ahora somos en el planeta, clamó por una forma de vida no excluyente. El jefe de la iglesia católica, desde la perspectiva del cristianismo, ante la acumulación de miseria y la destrucción de "la casa de todos", denunció al capitalismo como incompetente para abordar esos problemas vitales.

Pero también hay revolucionarios, uno no tiene forma ni autoridad de ninguna naturaleza para descalificarles, que gustan de enriquecer, por lo menos eso creen ellos, sus discursos, advirtiendo que eso lo dijo antes alguna autoridad del marxismo o de la revolución proletaria mundial. Toby Valderrama y sus compañeros pertenecen a esta última clase. Les place, es cosa de preguntarles por qué, citar teóricos clásicos o no del marxismo o figuras muy conocidas que se definieron como tal, para respaldar lo que dicen. Hay casos, no quiero decir que este sea el de Toby, que sí no se tiene a mano respuesta concreta al problema que abordan, lo hacen desde lo abstracto, hasta dudan y buscan, como el anciano, ayuda de la muleta que pudiera ser para apoyar el cuerpo o "refrescar" la memoria. Parecieran hasta temer que nadie les crea si no acuden a una figura respetada.

Por ejemplo, así suelen usar la frase de Ernesto Guevara, según la cual "no se puede construir el socialismo con las armas melladas del capitalismo", que utilizó el comandante guerrillero para llamar la atención acerca de la fuerza moral que debe caracterizar a los revolucionarios en lo que también llamó la lucha donde "la nueva sociedad tiene que competir muy duramente con el pasado".

Para Guevara la conciencia revolucionaria "debe sobreponerse a lo que pesan los residuos de una educación sistemáticamente orientada al aislamiento del individuo".

Si analizamos las dos frases del comandante guerrillero está claro que se está refiriendo a lo que caracterizó como un período de transición y particularmente al nivel de conciencia de los revolucionarios conductores para no dejarse confundir. Por eso dijo "Persiguiendo la quimera de realizar el socialismo, con la ayuda de las armas melladas que nos legara el capitalismo (la mercancía, la rentabilidad, el interés material individual) como pilares se puede llegar a un callejón sin salida".

Para el argentino "heroico", las premisas marxistas sobre el desarrollo del capitalismo, eran pertinentes para que dentro de él se pudiera construir el socialismo, sustituir o saltar con una formación nueva, creando una conciencia de clase competente para no caer en la tentación de las "armas melladas". Pero Guevara dijo aquello sin mostrar muleta alguna.

Si bien eso es cierto, que lo dijo Guevara, como es cierto, como dijo también, que si el Estado se equivoca en la toma de decisiones y hasta en el inhibirse, aparte del daño material que pudiera ocasionar, promueve el desaliento y el desinterés, son aquellas como esta, frases para referirse a situaciones concretas que pierden valor, salvo lo poético que pudieran contener, si pretendemos aplicarlas en todo caso y ante cualquier avatar.

Pero no está en el campo de nuestro interés discutir lo que dijo Guevara, más considerando que al nivel colectivo, formar una conciencia distinta habiendo de por medio "el peso de una educación sistemáticamente orientada al aislamiento individual", y unas relaciones de producción todas de carácter capitalista que, en nuestro caso, ha originado esa aberración que hemos optado por llamar bachaqueo, resultaría una tarea quijotesca, como combatir contra molinos de viento, si no realizamos simultáneamente y con la velocidad pertinente, sin estridencias ni poner bombas que destruyan todo lo existente, el cambio "estructural y superestructural", para decirlo como gusta a alguna gente. Es muy vieja la prédica que la escuela formal no puede cambiar, aun intentando hacerlo, toda la práctica cultural que imponen las relaciones de producción e intercambio del capitalismo.

Todo lo anterior viene al caso, porque Diosdado, quien quizás, pareciera ser así, pudiera ser uno de los dirigentes más lejanos a lo que Toby Valderrama aspira o sueña para este proceso, anoche, en "El Mazo Dando", transmitido desde su pueblo monaguense natal, El Furrial", por lo menos a mí me sorprendió, pronunciando la frase que tanto gusta al antes mencionado, para defender y promover las tareas que desde el gobierno se ejecutan para la construcción del socialismo, tal como aseguran. Es decir, afirmó que había que actuar y hacer sin caer en el manejo de "las armas melladas del capitalismo".

En ese momento Diosdado, haciendo referencia a la fundación y actuación de una orquesta infantil, fundada en su pueblo, mediante un generoso gesto de la familia Cabello donadora de la casa que alberga a los muchachos, comentó, después de usar aquella frase guevarista, que aquello "sólo era posible en socialismo". Cuando dijo aquello, con todo el respeto e interés que me despierta el Presidente de la Asamblea Nacional, pensé como la frase de Guevara se le utiliza indistintamente para afirmar una cosa y lo contrario. Pero también pensé en lo que pudiera haber de verdad afirmar que eso de fundar una y cientos de escuelas de música, como las formales del viejo sistema educativo, hospitales que unas veces funcionan bien y otras mal, agrupaciones deportivas, etc., está estrictamente relacionado a la construcción de una sociedad socialista, si de los clásicos hablamos. Dije de los clásicos, pero Diosdado no citó a Lenin, Trosky, Marx, Engels, Gramsci, etc., sino a Ernesto Guevara, quien pudiera serlo, no tengo inconveniente alguno, pero bien sé que, de acuerdo a todos ellos, el socialismo es asunto relacionado primordialmente con las relaciones de producción, la cultura que ellas prodigan y la imbricación ente ambas. Lo curioso es que Diosdado, como Valderrama, para defender sus posiciones no sólo se apoyan en Guevara, sino en la misma frase.

Pido perdón si me entrometí en un asunto "teórico", porque esto significaría "hablar gamelote".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2450 veces.



Eligio Damas

Militante de la izquierda de toda la vida. Nunca ha sido candidato a nada y menos ser llevado a tribunal alguno. Libre para opinar, sin tapaojos ni ataduras. Maestro de escuela de los de abajo.

 damas.eligio@gmail.com

Visite el perfil de Eligio Damas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eligio Damas

Eligio Damas

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a214480.htmlCd0NV CAC = Y co = US