El presidente Maduro está en todas

Lo llamen o no lo llamen, ahí está él, no pela ninguna invitación y,
no deja a la vez de invitar a que vengan al país, que salió para China
y después de un afanoso ajetreo se va a Rusia y, de allí al Medio
Oriente, ¿y qué hace? Consigue algo que mejore nuestra situación
socio-politica-económica que tape tanto gasto junto, ¿pero dónde están
esos beneficios? Si el pueblo sigue igual, palo arriba, y para arriba
todo, porque si a ver vamos él no descansa y nadie le quita el tanto
hablar tan seguido que hasta le gana a Chávez.

Y, cuando está en nuestro país, tampoco descansa que hasta por tv
trabaja en su programa televisivo, pero seguimos con la misma
inquietud y la misma pregunta: tanto trabajar, ¿para qué, dónde están
los benditos resultados?, las colas siguen, el contrabando sigue, la
moneda se deteriora más cada día, que el precio fijo nos mata
lentamente y nos saca los cuatro centavos que logramos obtener
trabajando que, no podemos comprar un carrito, ni hablar de una casita
con un saco de cemento a un mil quinientos, que respuestos no hay, que
una nevera vale más de cien mil hasta un millón de bolívares se
consigue, que la frontera está cerrada y, lo que no pasa se esconde
que lo mismo da, que un pañal tiene más valor que un paquete de arroz,
y las medicinas, dios nos libre cuando se consiguen, ¿y entonces qué
está pasando? O hay, o no hay, lo mismo de siempre, mal incurable que
nos apretuja de dolor y tristeza cada día, pero Maduro sigue
trabajando día y noche sin paranza.

Y, nosotros como la canción, siempre esperando con los brazos abiertos
y, del cielo no nos cae nada, por más que le exijamos al señor de los
cielos que nos saque de este embrollo de producción y nos proveea de
todo lo que necesitamos que, si de verdad pensamos y analizamos, en
nuestro país no se prduce casi nada y todo se traía y se trae de
afuera con unos dólares que ya no dan el rendimiento de antes y, si lo
dan no se ve, pues la gente (el que podía) se cansó de raspar y, lo
peor es que si el gobierno decreta aumento, entonces nos pone en un
aprieto sin consuelo que no nos calma la desesperación de hoy no hay
y, mañana tampoco, pero, nuestro presidente sigue trabajando y
hablando con un fervor que nos para los pelos del alma de punta.

Y, uno con pasión y esperanza exclama, ése es nuestro presidente que,
pronto tiene que viajar, a solucionarnos nuestros problemas afuera,
porque así tiene que ser y, él entregado como está en resolver
nuestras realidades objetivas y lo logre no descansará que, quien
quita que sea más pronto que inmediato y, así el problema de las
próximas elecciones también, nos dará la paz que tanto necesitamos de
abrir nuevos senderos por la felicidad del venezolano, abre boca de
angustia de nuestro presidente que, no descansa ni un momento ni que
lo haga tampoco.

Posiblemente, Maduro y Santos, se reúnan bien pronto a ver si Santos
nos da una manito y se involucra más como debe ser con los problemas
fronterizos y, en oportuna acción de entendimiento de ambos, a lo
mejor deciden que la solución de todos nuestros males existenciales es
que, todos los venezolanos nos vayamos para Colombia y, así ellos
resolverían nuestra crisis nacional sin matarnos ni a tiros ni de
hambre como la oposición piensa y, otros países quieren, pero nuestro
presidente jamás dejará que eso ocurra, para eso trabaja, ¿verdad que
sí presidente Maduro?



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1142 veces.



Esteban Rojas


Visite el perfil de Esteban Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Esteban Rojas

Esteban Rojas

Más artículos de este autor



FR mp N Y ab = '0' /actualidad/a213975.htmlCd0NV CAC = Y co = FR