La verdad verdadera: la realidad antifraude

Es brutal la campaña internacional y nacional para machacar que las elecciones del 6 de diciembre no serán confiables si no hay supervisión electoral de la OEA, del fascismo europeo y de la Inquisición.

Pero la verdad verdadera es que la oposición participa y aprueba los procesos de auditorías que involucran a todas las jornadas electorales, desde la fabricación de las máquinas hasta la transmisión de los datos, pasando por la tinta indeleble y la auditoría en caliente del 52% de las mesas.

Sobre esté último punto vale la pena detenerse. En ningún proceso electoral del mundo se auditan 52 de cada 100 mesas. En todos estos años, no ha habido un solo caso donde lo auditado sea distinto a lo contenido en los papelitos que los electores de su propia mano depositan en la caja de resguardo de comprobantes.

Los testigos de la oposición presentes en todas las mesas del país firman la auditoría con total conformidad, sin reportar en el acta ninguna desviación ni discrepancia numérica, firman conforme en cada una que el 52% de las mesas emitieron resultados absolutamente correctos. Esta auditoría es aleatoria, al azar, no hay forma de que se manipulen una mesas y otras no. La verdad verdadera es que en cualquier proceso con el 52% en orden, implica que el 100% está absolutamente correcto.

Capriles en las elecciones del 14 de abril de 2013 impugnó todos los resultados, todas las actas que sus propios testigos habían firmado. Incluso estableció un record mundial: impugnó hasta las pocas mesas en donde él ganó con casi el 100% de los votos. Esta impugnación no era con el objeto de buscar la verdad. La razón de esta acción no era otra que la de esconder la derrota y seguir abonando en la descalificación del CNE, la misma institución que lo proclamó como gobernador a pesar de que la diferencia de votos fue muy pequeña, infinitamente más pequeña que la obtenida por Nicolás cuando ganamos las presidenciales.

La verdad verdadera es que en las elecciones municipales el pueblo ganó abiertamente. Y la oposición salió con el rabo entre las piernas, en una abierta derrota de carácter plebiscitaria, incluso avanzamos ganando un 5% más de alcaldías.

En un breve ejercicio de memoria: los derrotamos en la constituyente, en el golpe de estado, en el paro sabotaje, en el Referéndum Revocatorio, en todos los procesos de elección popular de cargos y finalmente en la guarimba. La realidad antifraude está en las calles, con un pueblo decidido a seguir construyendo hoy el futuro que Chávez soñó y ansió para este país. Este 6 de diciembre les volveremos a ganar, limpia, transparente y contundentemente.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1025 veces.



José Ramón Rivero

Viceministro para el Sistema Integrado de Inspección Laboral y de la Seguridad Social. Ministerio del Poder Popular para el Proceso Social de Trabajo

 mejansen.sppp@gmail.com      @joseramonrivero

Visite el perfil de José Ramón Rivero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: