Una historia dos naciones

ANTECEDENTES HISTÓRICOS.

Los sueños e ideales gigantescos del Libertador por la creación de una gran patria, siempre los plasmaba en su manojo de cartas, manifiestos, proclamas, pensamientos: en la Carta de Jamaica 1815, como en el Congreso de Angostura en febrero de 1819, Bolívar insertó las ideas más sobresalientes sobre el sistema de gobierno o modelo, que garantizara la libertad, una democracia que se fortaleciera dijo Bolívar: La naturaleza hace a los hombres desiguales, en genio, temperamento, fuerzas y caracteres. Las leyes corrigen esta diferencia porque colocan al individuo en la sociedad para que la educación, las artes, los servicios, las virtudes, los coloquen cerca de la igualdad, desde el punto de vista político, social y preparación del pueblo, con los valores y la moral ciudadana, que las leyes corrijan las conductas desiguales de los ciudadanos y permitieran desenvolverse en sociedad.

Bolívar dejó dicho en el Congreso de Angostura, sobre la visión y la unión de la Nueva Granada y Venezuela en un grande Estado, ha sido el voto uniforme de los pueblos y Gobiernos de estas Repúblicas. La suerte de la guerra ha verificado este enlace tan anhelado por todos los colombianos; de hecho estamos incorporados. Estos pueblos hermanos ya os han confiado sus intereses, sus derechos, sus destinos. Al contemplar la reunión de esta inmensa comarca, mi alma se remonta a la eminencia que exige la perspectiva colosal que ofrece un cuadro tan asombroso.

Volando por entre las próximas edades, mi imaginación se fija en los siglos futuros, y observando desde allá, con admiración y pasmo, la prosperidad, esplendor, la vida que ha recibido esta vasta región, me siento arrebatado y me parece que ya la veo en el corazón del universo, extendiéndose sobre sus dilatadas costas, entre esos océanos que la naturaleza había separado y que nuestra patria reúne con prolongados y anchurosos canales. Ya la veo servir de lazo, de centro, de emporio a la familia humana; ya la veo enviando a todos los recintos de la tierra los tesoros que abrigan sus montañas de plata y de oro, ya la veo distribuyendo por sus divinas plantas la salud y la vida a los hombres dolientes del antiguo universo.

El Congreso de Angostura como la Carta de Jamaica, eran las bases teóricas, visionarias, eran también los planes y proyectos, que continuarían el desarrollo emancipador, la guerra continuó, pero con la gran batalla de Ayacucho, prácticamente fulminó a las colonias españolas en nuestra América, aunque existían algunos focos en Alto Perú, las fuerzas del Libertador estaban dispuestas a someterlas, como efectivamente ocurrió. Bolívar se regocijaba de la égida emancipadora, de liberar cinco repúblicas, y lanzar al mundo latinoamericano las motivaciones de la libertad, como fue ocurriendo con toda nuestra América que se desató las cadenas del yugo colonial.

Bolívar el arquitecto o constructor de la Gran Colombia, sus esperanzas cifradas en la unión de estos territorios, de esa inmensa geografía en una sola Nación, que daría sus frutos en la lucha contra las amenazas imperiales, era un imperativo la unión de estos pueblos para la consolidación de la gran obra, construida en la convicción que nada la derrumbaría, pero se construyó la Gran Colombia, y Bolívar debía seguir atravesando caminos, montañas y territorios, para garantizar que todo el trabajo y sacrificio de sus 14 años no se desmoronara, pero pasiones, fanatismos políticos, la intriga fueron bloqueando en forma mísera su gran obra el poder de la oligarquía, las influencias de los que vencidos podían sembrar el odio, podían conspirar, sembrar en tierras estériles la división de la estructura gran colombiana.

El poder del Congreso y del Ejecutivo, en manos fariseas fue corroyendo las bases de sustentación, y cuando Bolívar después de su larga ausencia necesaria, retornó a Bogotá y se consiguió con una patria enferma, Santander y sus seguidores colombianos, así como Páez y Miguel Peña en Venezuela, estaban montados en la conspiración contra la gran República, y triunfaron los intrigantes, el poder económico, el poder de las gacetas, gaceteros y las fuerzas foráneas imperiales azuzaban y lanzaban dardos contra el Libertador y sus fieles colaboradores.

Así sucumbió la Gran Colombia, las heridas nunca se sanaron, porque triunfaron los herederos del colonialismo, que de inmediato se hicieron al poder imponiendo sus leyes y designios, olvidándose de la doctrina bolivariana, tanto en la Colombia separada, como en la Venezuela desligada de la unión, los gobiernos que surgieron fundaron sus repúblicas a imagen y semejanza de sus intereses, siempre proclives a las influencias foráneas, tanto que desde la misma libertad de Colombia como de Venezuela, y otros países libertados por Bolívar, se impusieron los conservadores, especies de caudillos militares o políticos al servicio del surgido nuevo imperio del Norte, en ese sentido los fariseos del politiqueo y usurpadores de la ideología dominante, sometieron nuevamente a nuestras repúblicas por casi doscientos años después; cuando las semillas que regó Simón Bolívar y demás héroes, germinan con fuerza para empezar a dar sus frutos, Hugo Chávez fue el nuevo sembrador, que extrajo esas semillas y las regó para que dieran el fruto, semillas y fruto que hoy florecen contra la voluntad de los eternos adversarios, partidarios del pensamiento único, contrarios de la Independencia y la soberanía de nuestra patria grande, que tratan de enterrar nuevamente en tierra infértil.

DOS NACIONES DOS PUEBLOS HERMANADOS POR LA HISTORIA

Ya expresamos algunos parajes históricos, que son hartamente conocidos por los bolivarianos, no así, por aquellos segmentos cautivos y alienados culturalmente por la canalla mediática punta de lanza del poder ideológico-político capitalista, que se dirige desde el ‘’Coloso del Norte’’ y sus aliados, identificados en el mundo, que con su hegemonía y el poder tecnológico a su servicio para la autodestrucción, arremeten contra quienes disienten de su ideología dominante.

Producto de esas imposiciones imperiales al margen del Derecho Internacional, la Carta de la ONU y Tratados Internacionales, los gobiernos del imperio del norte y sus aliados, tradicionalmente se han arrogado el derecho de dominar e imponer sus designios a quienes no se sometan a sus caprichosas maneras de concebir el mundo, origen de todos los problemas de violencia que aun atraviesa la sociedad contemporánea, el caso que nos ocupa en sobre los problemas fronterizos, que están causando graves variables económicas afectando a Venezuela y humanitarias con las migraciones de millones de familias, acosadas por la violencia, la guerra que por más de 60 años afecta a Colombia y sus colaterales consecuencias, que también acechan a nuestra patria, aunque aquí se han albergado casi 7 millones de colombianos, ya radicados, legalizados y haciendo su vida normal en el país que les recibió con los brazos abiertos.

Allá está Europa en el gran dilema de qué hacer con los miles de migrantes que se desplazan huyendo de la guerra, de los bombardeos, de la destrucción de ciudades, del acoso a sus pueblos para saquearles sus riquezas, el África, Medio Oriente y hasta países de la misma Europa, es un drama que está conmoviendo a la humanidad, aunque no con la diligencia e interés que debieran tener estos problemas por parte de todos los países que componen la Organización de la Naciones Unidas (ONU), y la misma Europa, que tiene sus responsabilidades en la crisis de esas naciones.

FRONTERA COLOMBO- ENEZOLANA VIEJO Y NUEVO DRAMA

En estos días cuando nuestro gobierno venezolano apelando a los postulados de nuestra Carta Magna, decide por fin aplicar el cierre de nuestra frontera de acceso hacia la vecina Colombia, debido a las graves amenazas que para nuestra economía, la vida normal, la sana convivencia entre venezolanos y colombianos de la extensa zona fronteriza entre los dos países, con las enormes desventajas para Venezuela por la extracción de combustible y derivados, los productos alimentarios, la distorsión de nuestro signo monetario.

También a las graves incidencias negativas a nuestra economía, surgieron fuertes focos de violencia por la invasión silenciosa que desde hace más de diez años es operada por elementos del fundado paramilitarismo colombiano, que allá surgió para combatir las guerrillas, controlar el narcotráfico y otras tareas ocultas, pero que como se sabe degeneraron en el incremento de la violencia, en el acoso a campesinos, en los llamados falsos positivos, la persecución y muerte a los partidos de izquierda, hasta candidatos presidenciales, sindicalistas, periodistas, desplazados y otros tantos problemas colaterales producto de fuerzas paramilitares armadas so pretexto del combate contra las guerrillas y el narcotráfico, que surgieron a raíz del asesinato por la oligarquía colombiana del gran líder liberal Jorge Eliécer Gaitán, aquel 9 de abril de 1948 en una calle de Bogotá en complicidad con fuerzas de inteligencia foráneas.

Las normales disputas que estos días nos tienen a venezolanos y colombianos en sigilo, decimos normales porque surge de un estado de excepción puesto en ejecución por el Presidente Nicolás Maduro y su equipo de gobierno, facultades legales derivadas de nuestra CRBV. Estas medidas, han causado revuelo internacional, aunque el problema es bilateral, pero la mediática de Colombia se ha dado a la tarea de aplicar a fondo la estrategia de Goebbels contra Venezuela. Como es necesario, leer la historia-política, la economía, sociología, consultar leyes, hacer seguimientos a los hechos históricos del ayer y del hoy, que muchas veces se repiten, aunque no siempre al pie de la letra de hechos pasados, pero si en algunas similitudes.

Pues bien, después de unos cuantos años de haber leído a Gaitán, sus discursos y defensas, y el libro ‘’Gaitán Después de Medio Siglo’’ del escritor William Briceño, prologado por Gloria Gaitán, hija del hombre del siglo XX de Colombia, ese sobresaliente abogado penalista, destacado líder positivo que logró sembrar su doctrina revolucionaria al pueblo colombiano, que estaba a punto de llegar a ser Presidente de Colombia por voluntad mayoritaria del pueblo, pero la ideología dominante planificó su asesinato, entonces Bogotá se incendió y Colombia toda se conmovió, surgieron los movimientos guerrilleros y se desató la violencia hasta nuestros días, que por cierto se está hablando de la necesaria paz, aunque con muchos enemigos de este objetivo, en medio de la existencia de elementos paramilitares que siguen ocasionando violencia allá y aquí ocasionando las migraciones colombianas hacia Venezuela.

¿Por qué se infartó Colombia? Una pregunta que en el libro antes mencionado se inserta, la respuesta es obvia, le arrebataron al pueblo el derecho soberano de llevar a la más alta magistratura de la República a Gaitán, de hacer un gobierno verdaderamente democrático, del pueblo y para el pueblo, un gobierno ajustado a los preceptos de la ‘’Ciencia Política’’, la libertad, la justicia, la igualdad y los derechos civiles, y no de la autocracia existente, enajenadora de soberanía, como ha venido ocurriendo en la hermana histórica.

Aquellos planes ocultos trazados por los gobiernos de Estados Unidos y sus aliados europeos, y menos mal que pocos de nuestra Latino América, como el caso de los gobiernos colombianos, cuando la administración Clinton, este se mostró muy de acuerdo con el entonces Presidente César Gaviria, en cuyo mandato sobrepasó los niveles de violencia de sus predecesores, según organizaciones de derechos humanos, como se sabe por estadísticas documentales, estudios de expertos, hay bibliografías al respecto, elaboradas por colombianos y de países de nuestra región, voces abogadoras por la paz, pero los tropiezos inmensos, hay manos foráneas que deciden la situación de violencia en Colombia, es conocido el proyecto Uribista motorizado por la degradada derecha latinoamericana, como resultado de las vivencias accionadas en la guerra sucia, psicológica y desinformativas en Centro América y las dictaduras suramericanas, que impusieron el terror y la muerte por décadas.

Son las distintas estrategias que van surgiendo contra los gobiernos democráticos y progresistas surgidos en Latinoamérica, prácticas que van alternando según los fracasos de muchas conspiraciones, intentos de golpes de Estado fallidos, entonces van aplicando alternativas en forma similar a las del Medio Oriente y otros países, Venezuela es acechada desde hace 17 años por estas fuerzas oscurantistas de la extrema derecha apasionada y fanática, que salta las barreras de la inteligencia humana, como privilegio natural, pues quienes actúan imponiendo el terrorismo de Estado, la violencia ejecutada por mercenarios de toda índole, que imponen la violencia política, y ellos mismos se encargan de hacerla ver como actos delincuenciales del hampa común, cuando las prácticas de muerte con secuestros, asesinatos son macabras, cometidas por personas alucinadas y que pierden la razón, son entrenadas para estos crímenes.

EL CIERRE DE LA FRONTERA MEDIDA LEGAL NECESARIA

La gravedad que desde hace varios años, iba acumulando el problema fronterizo hacia el lado venezolano por la penetración solapada de elementos paramilitares, mercenarios, traficantes de drogas, concatenados todos en acciones contrabandistas de extracción de combustible subsidiado en altos volúmenes, productos alimentarios subsidiados por el Estado Venezolano, el duro golpe al signo monetario venezolano protagonizado por las casas de cambio de Cúcuta, los colombianos reclutados para hacer el trabajo de bachaqueros, los venezolanos que en los últimos años vislumbraron el gran negocio de lucro fácil traficando combustibles y alimentos, pues los abismales diferenciales de precios entre Venezuela y Colombia, alentó hasta motorizados, taxistas, trabajadores artesanales, trabajadoras domésticas, y un sin números de oficios que fueron dejados para dedicarse al ilegal negocio del contrabando de Venezuela hacia Colombia.

Pero estos miles de trabajadores ilegales, eran muchas veces financiados o pagados por mafias con poder económico para acaparar grandes cantidades de productos, que luego se distribuían utilizando a los llamados bachaqueros, otros lo hacían por su cuenta, la realidad es el problema se hizo complejo, y más cuando el Estado Venezolano decidió ir instrumentando medidas para tratar de frenar del desangre económico, que estaba socavando la economía venezolana, pues extraer un 40 y hasta 60 por ciento de los productos, requería poner el torniquete, que llamó el presidente Maduro.

La medida levantó los ventisqueros, del lado colombiano el grito al cielo lo empezaron a difundir los sectores de la alta oligarquía colombiana, que como se sabe siempre se han beneficiado de la exportación sus productos manufacturados, años atrás exportaban numerosas toneladas de alimentos, pero al parecer con la firma del Tratado de Libre Comercio con EE.UU. se vieron obligados a disminuir su alta producción, porque como se sabe esos tratados obligan al país firmante a recibir la mayoría de insumos del país exportador, entonces Venezuela dejó de ser el segundo socio importador de alimentos desde Colombia, pero el confort, fue la elección de los comerciantes en la zona fronteriza con Venezuela, porque nuestro país importa alimentos de Uruguay, Brasil, Argentina, Nicaragua y otros países de la Integración, productos que subsidia Venezuela para la mayoría trabajadora, fue entonces cuando vislumbraron el gran negocio de los alimentos y el de la gasolina, por ser el más barato del mundo.

Lo cierto que el cierre de la frontera, primero la del Táchira y luego la del Zulia, ha sido celebrado por toda la población del eje fronterizo y en toda Venezuela, el pueblo manifiesta con libertad y acogidos a la CRBV como ciudadanos con plenos derechos soberanos, que la medida más bien fue tardía, pero una necesidad que no aguantaba más tregua, el pueblo ha salido a la calle a celebrar y apoyar la facultad constitucional artículo 337 del Estado de Excepción, decidido por el Presidente de la República en Consejo de Ministros, basados en el orden social, económico y político, para garantizar la Seguridad de la Nación.

La medida recién tomada iba en vías de solución por la vía diplomática, la reunión de las cancilleres en Cartagena acompañadas de altos funcionarios de los dos gobiernos, fijó condiciones expeditas para el diálogo y la posibilidad de acuerdos en base a los planteamientos fundamentados por parte de Venezuela, cuando se expusieron las diversas causas de los males, todo parecía abrir brecha para la conversación entre los dos presidentes, pero pudieron más las pasiones políticas, primero la del expresidente Uribe, que se trasladó a la frontera reuniendo a sus seguidores para echar más leña al fuego, luego arribó a Cúcuta el señor Presidente de Colombia, obviando la reunión de las dos cancilleres, y se centró en denunciar que el gobierno venezolano había deportado a colombianos violando los derechos humanos, que a los pobres les dejaron sin enseres y hasta los hijos se los dejaron del lado venezolano, una intervención más dramática, que real, porque se sabía la actuación apegadas a derecho de las autoridades venezolanas, éste no enfocó el problema del contrabando, la violencia fronteriza por parte de paramilitares, que días antes del cierre, abalearon por la espalda a dos jóvenes tenientes y un civil, que cumplían con sus deberes en San Antonio.

Y esos fueron los únicos subterfugios que de mutuo acuerdo lanzaron desde el alto gobierno colombiano, hasta la Procuraduría y la Fiscalía colombiana amenazaron con la detención del Presidente de la República y llevarlo a la Corte de Justicia Internacional, desfasados totalmente del Derecho Internacional, más bien esos pretextos se convierten en estrategias para distraer el epicentro del problema, que con fundamentos y pruebas tiene Venezuela para exponerlas en franco diálogo, sin amenazas, prepotencias al Presidente de Colombia Juan Manuel Santos, quien por cierto el día pasado día 10 del corriente declaró en rueda de prensa, que la Revolución Bolivariana se estaba autodestruyendo, que no eran ellos los culpables, prácticamente el señor Santos actuó en franca intromisión en asuntos internos de Venezuela. ¿Acaso no es violación al Derecho Internacional? Porque tenemos entendido que todo Estado en uso de su soberanía determina el sistema de gobierno que debe darse y el de Venezuela ha surgido por más de dos quinquenios en forma democrática, elección popular por mayoría, irrespetan al pueblo venezolano políticos extranjeros y nacionales que desconocen al gobierno constitucional de Nicolás Maduro, y que la CRBV establece la forma de alternabilidad democrática, no es conspirando ni acechando a quienes no le son afectos a la hegemonía imperial y sus aliados.

En todo caso, este sábado 12 de septiembre seguramente la nueva reunión de las cancilleres de Colombia y Venezuela en Quito, Ecuador a solicitud de los presidentes de la CELAC Rafael Correa y de UNASUR Tabaré Vázquez, abrirá las ventanas para una entrevista entre el Presidente de Colombia Juan Manuel Santos y Nicolás Maduro, este último ha planteado una ‘’Nueva Frontera de Paz’’, con normas apegadas a derecho, de respeto y transacciones comerciales dentro de las reglas claras, pero nunca más bajo las actuales condiciones de enormes desventajas para Venezuela, en tal sentido el Presidente Maduro llamó al pueblo y sectores representativos del país, para que en un Seminario aperturado el pasado 10 se discutan las normativas a aplicar en la nueva Misión Frontera para la paz y las negociaciones dignas y en condiciones de equilibrio, además el gobierno continuará con la misión OLP, para seguir resguardando la seguridad del pueblo, y en cuanto a la colonia colombiana que vive en Venezuela tienen garantizados todos sus derechos, y la Asociación de Colombianos, que la gran mayoría ya son venezolanos, crearán una organización de colombianos bolivarianos de Venezuela. Esperamos que prevalezca la diplomacia, la sensatez, el Derecho Internacional y las buenas relaciones entre estos dos países, haciendo honor a una sola historia de hermandad por haber sido libertadas por Simón Bolívar.

 


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1201 veces.



Teodoro Guerrero Salas


Visite el perfil de Teodoro Guerrero Salas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a213906.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO