La Columna de Dante

¡Juntos somos invencibles!

Con orgullo republicano he cumplido con el mandato constitucional de dejar mis cargos para arrancar el tiempo electoral parlamentario y desarrollar con intensidad máxima la responsabilidad de candidato a la Asamblea Nacional por mi amada Nueva Esparta.

Le envío un gracias grandísimo a los compañeros del SAREN y el SAIME, quienes nos permitieron empezar a ganarle al burocratismo. Nuestra Cultura del Trabajo Feliz y la premisa de que "El usuario siempre tiene razón" han prendido y los resultados de récords de productividad todos los meses, en todas las oficinas, certifican que vamos por el camino cierto. Todos entendemos que nuestro jefe es el usuario y a él debemos rendirle tributo con prestaciones de servicio de excelencia siempre.

Hoy tenemos una gran felicidad por poder decir una vez más: misión cumplida. Aún hay muchas metas por cumplir y las conseguiremos juntos. Tenemos una vitalidad poderosa para afrontar el tramo que viene.

Deseo transmitirles la necesidad esencial de ganar esos comicios como única posibilidad para evitar que todas las conquistas de estos 16 años bolivarianos sean anuladas violentamente.

Es necesario unirnos como una sola gran familia nacional y popular que se juramenta, no dejarse robar el futuro por quienes ya le han demostrado al país formas destructivas como el paro petrolero del 2002 o el desastre callejero con 45 muertos del año pasado. En el medio una obstrucción parlamentaria sistemática y permanente para no dejar gobernar.

Nuestro Presidente no ha tenido un minuto de paz apretado por intrigas de adentro y de afuera del país, pero ha demostrado tener un gran temple y un capacitado equipo para superar todas las malvadas alcabalas que le fabrican.

Es importante tener claro que miles de compatriotas tendrán en riesgo sus empleos, que millones de abuelas y abuelos pueden dejar de tener sus beneficios, que millones de niños perderán algo sagrado para nosotros: la educación pública, de calidad y gratuita, con universidad incluida. No queremos volver al siglo pasado. Sabemos que ustedes no quieren eso.

Queridas hermanas y hermanos: Dios y la Virgencita del Valle nos siguen poniendo en senderos comunes. ¡Hagamos camino al andar! Pensemos en grande, con optimismo y fe en nuestra fuerza organizada. ¡Marchemos victoriosos, abrazados en las enseñanzas que nos legó el Gigante! Hoy más que nunca queridos amigos ¡Necesario es vencer! ¡Juntos somos invencibles!

Los esperamos para sembrar nuestras ideas en Margarita, Coche y Cubagua. Hacerlo es apasionante.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1235 veces.



Dante Rivas


Visite el perfil de Dante Rivas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Dante Rivas

Dante Rivas

Más artículos de este autor


Notas relacionadas