La Construcción de una Frontera de Paz y la Universidad Campesina de Venezuela "Argimiro Gabaldón"

La situación actual de la frontera venezolana por sus cuatro costados, exige de la unidad nacional para enfrentar posibles afrentas a la soberanía nacional. En el marco de la unidad nacional se deben incorporar todas las instituciones venezolanas para ofrecer sus fortalezas y consolidar la defensa de la patria. Es la hora de las iniciativas concretas para apoyar las medidas valientes del Presidente Nicolás Maduro, quien está dando clara demostración de profundización de la revolución bolivariana. Particularmente la universidad venezolana tiene mucho que aportar en esta hora y la Universidad Campesina de Venezuela "Argimiro Gabaldón" se suma al debate nacional por construir una frontera de paz.

La frontera venezolana actualmente es sinónimo de penetración imperial, contrabando, narcotráfico, paramilitarismo, fosas comunes, deterioro de la moneda y todo ello como consecuencia de las políticas que se derivan desde la lógica del capitalismo en los países vecinos auspiciados por Estados Unidos, a lo cual autocríticamente hay que agregar el cúmulo de errores propios. No ha sido fácil para Venezuela contar con vecinos en paz, por un lado pretenden despojarnos de un territorio que desde que somos país libre es nuestro como es el territorio Esequibo y por otro lado en la frontera oeste, el otro vecino intencionalmente apuesta al fracaso de la revolución bolivariana y para tal fin ha legalizado el contrabando de extracción de combustible y del cuarenta por ciento de los alimentos de Venezuela pero además oficializa los procesos de piratería económica para deteriorar la moneda y tratar de ocasionar un colapso en el país. Ante tal panorama, la transformación de un territorio hostil en un territorio de paz constituye una tarea nacional. El logro de este objetivo será posible en tanto que, a nuestro modo de ver, se avance en las siguientes direcciones:

1. Mantener una campaña antiimperialista, denunciando las pretensiones de Estados Unidos de aumentar las perturbaciones en Venezuela para tratar de apropiarse de nuestros recursos naturales utilizando como puntas de lanzas a los gobiernos de Colombia y Guyana.

2. Conocer con exactitud las condiciones y características de nuestro territorio fronterizo. Esto será posible actualizando los estudios territoriales, demográficos y económicos aprovechando al máximo el establecimiento del estado de excepción en la frontera con Colombia y atendiendo a la necesidad de fortalecer nuestra atención a la frontera Esequiba.

3. Una vez conocida y comprendida a profundidad los fenómenos que ocurren en la frontera, establecer las medidas estructurales que aceleren la construcción de una frontera de paz.

Algunas medidas estructurales obligantes, en nuestra opinión, pudieran ser:

1. Fortalecimiento de las comunidades indígenas fronterizas en materia de salud, alimentación, vivienda y proyectos productivos.

2. Poblamiento productivo del territorio desolado, constituyendo los Núcleos de Desarrollo Fronterizo. Para ello es necesario que el Estado venezolano tome la iniciativa tal como se ha hecho en la Faja Petrológica del Orinoco, experiencia que puede servir de ejemplo exitoso.

3. Decretar la frontera venezolana como Area Económica Especial con una dirección estratégica cívico militar.

4. Construir en toda la franja fronteriza el Muro de la Paz sustentado en la Ley Orgánica de las Fronteras y en los acuerdos entre las comunidades de frontera. El Muro de la Paz, es la fuerza moral y humanista de los pueblos, más allá de los entes gubernamentales. Esto supone un gran esfuerzo organizativo y formativo de los bolivarianos latinoamericanos y de los gobiernos populares.

5. Avanzar en la organización y formación del pueblo venezolano para la defensa de la patria, desplegando una campaña educativa en la cual se haga énfasis en los antecedentes históricos del problema atendido en su momento por el mismísimo Libertador Simón Bolívar.

Cuenta el Estado venezolano con instituciones comprometidas con la patria. La UCVAG está a la disposición para asumir las tareas que bien le asignen en esta hora estelar de la nación.

¡Bolívar vive! ¡Chávez vive!

¡Viva el Presidente Maduro!

¡Viva el pueblo venezolano!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1154 veces.



Salvador Camacho


Visite el perfil de Salvador Camacho para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a213845.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO