El arbitraje de precios, mercadeo ilícito y estrategia de guerra neoliberal

El presidente de la empresa encuestadora Datanálisis definió en su cuenta de Twitter la palabra "bachaqueo" y dijo que en las ciencias económicas se conoce a esta práctica como "La discriminación de mercados en la que alguien compra barato en uno y vende caro en otro se llama en economía arbitraje y en Venezuela ‘bachaqueo’. (…) El arbitraje en Venezuela se ha convertido en la actividad económica más representativa del país (…). Aunque el bachaqueo más famoso en Venezuela es el de comida regulada, los más importantes económicamente son los de gasolina y dólares". O sea es arbitraje o discriminación de precios en la que compra baratos, productos subsidiados, productos importados para satisfacer las necesidades de una población, en caso concreto, de nuestro país, Venezuela, resulta que son desviados por el comercio, para la economía del arbitraje, la economía del lucro capitalista.

El señalamiento de esta actividad del comercio como ilícito (el bachaqueo) por parte del Estado nacional venezolano como "contrabando de mercancías" o de extracción ilegal del país es vista por Miguel Bahachille como una actitud de "petulante premisa catequizada por Chávez, ahora seguida por Maduro, según la cual el comercio per se constituye una nociva y especulativa actividad que beneficia solo a un pequeño sector de la economía en detrimento de la mayoría, ha demostrado ser, luego de 16 años de experimentos, una aciaga simplificación aplaudida a veces por ignorancia o, peor, por malsanos intereses subalternos". Y no hay duda, el contrabando de extracción de masivas cantidades de bienes (alimentos y combustible) han afectado los intereses de la mayoría de la sociedad, el derecho al acceso de los bienes, a la soberanía alimentaria, las actividades especulativas del arbitraje de precios que brinda incentivos en detrimento de la soberanía nacional, de la existencia social del Estado.

Asi pues; los bachaqueros (al que Bahachlle compara con los antiguos fenicios) por poner en practica Esa "noción mercantilista" que predominó durante los siglos XVI y XVII y asumió inmenso auge entre el XVII y XVIII, se hizo imprescindible para ampliar el poder no solo económico sino político de países y regiones. Surge entonces la acreditación académica de diversas Escuelas y Teorías Económicas", de allí que justifique el arbitraje de precios, dejar a la economía de mercado, la actividad de sus agentes operar libremente sin importar si los precios discriminados afectan o nó los países y regiones, el poder del Estado.

El bachaqueo es una actividad ilícita, sin embargo en su defensa Bahachillé dice "Toda actividad comercial compite en razón de su calidad y fecundidad. Cabe recordar cómo el venezolano hacía "turismo comercial" en Cúcuta para adquirir mercaderías a bajo costo. Al gobierno colombiano nunca se le ocurrió denunciar al venezolano por "hacerse de productos cucuteños" para especular y desestabilizar a su país. Por el contrario siempre incitó su mercadeo como principio lícito de libre comercialización"

El asunto es que aquí, no hay competencia, el gobierno venezolano subsidia las mercancías, los bienes para que alcance al pueblo, no subsidia para aplicar dumping, para competir en precios, en calidad, sino para abastecer su población en medio de una parálisis de una escasez de divisas internacionales (dólares) y de parálisis del aparato productivo. En el pasado, quienes compraban en Colombia por su precios baratos, y revender las mercancías en Venezuela, al menos no desabastecían el mercado colombiano, como si ocurre ahora con Venezuela, éste no incitó en su momento, con el Bolívar agresiones monetarias desde la fronteras como así ocurre con las parapolíticas Casas de Cambio que conspiran para especular y desestabilizar EL Estado nacional e incitar el mercadeo como principio ilícito de libre comercialización neoliberal.

Con ello se le está tratando de imponer unas pausas política a Venezuela, obligándolas asumir decisiones económicas lesivas a la soberanía nacional, para que tengamos una idea del efecto del arbitraje del bachaqueo, de la discriminación de precios por ejemplo afirma Bahachillé, "El parroquiano de hoy que según este extraño socialismo ha sido intercedido para su bien, actuando como penitente, está obligado a recorrer una multiplicidad de comercios "cazando" productos acordes con las variaciones de mercadeo del dólar. De un negocio a otro el mismo bien puede variar entre el cincuenta y mil por ciento en una misma cuadra. La ruina del comercio forma parte de circuito destructivo que acosa toda vena productiva del país".

Como vemos no es intercesión del socialismo lo que causa que le arrebate el poder adquisitivo de los venezolanos sino ese ejercito de bachaqueros que arbitran los precios, cazando productos para revenderlos según las variaciones del mercadeo del dólar, del dólar negro, el dólar today, donde el precio como dice Bahachillé puede variar entre cincuenta y mil por cientos, provocando la ruina no solo del consumidor sino también del comercio y toda la vena productiva del país.

Pero no eso no es todo, el arbitraje explica León, en base a las transacciones del "bachaqueo de gasolina" en la frontera se define la cotización del dólar negro, ese estimulo viene a producir una estampida de colombianos y venezolanos, afiebrado por lucrarse, por la ganancia comercial capitalista, donde según León participa "Más de 30% de la población de estrato E indica que compra para revender alimentos, ya sea como actividad principal o complementaria. (...), además participan otros estratos sociales posiblemente A;B;C;D en el 'bachaqueo' participan revendedores, financistas, informantes de distribución, guarda puestos, mayoristas y policías. (...) finalmente indica León que Puedes meter presos cien bachaqueros y mañana habrá mil más si los estímulos para bachaquear siguen ahí", ¿dónde? Con las mafias colombianas, el narco capitalismo colombiano.

Podemos decir que la sociedad venezolana una gran cantidad de venezolanos y colombianos participan del bachaqueo, por los estímulos de la ganancia comercial, sin importar el desabastecimiento de la sociedad venezolana, condenando a la sociedad a la mendicidad, a observar largas colas para adquirir los bienes de primera necesidad, apretándole el cinturón para quebrar su dignidad en los próximos comicios electorales del 6 de diciembre, sometidos a la estrategia perfecta con los bachaqueros, a la especulación y la escasez, con las Casas de Cambios de Cúcuta a la hiperinflación, devaluación del bolívar y con los paramilitares, a la violencia e inseguridad.

Otras de las consecuencias tienen que ver con secar la circulación monetaria del país, secar la liquidez de dinero, es decir en crear un crisis del efectivo, y que se suma a la crisis de la inflación, elevando la emisión de dinero por la presión en la demanda de los consumidores, (léase bachaqueros). Guerra indica que "el madurismo se ha caracterizado por la inacción en materia económica y en muchos casos se puede inferir cierta lógica detrás de dicha conducta. Así, no se unifica el tipo de cambio para no afectar la mafia de la sobrefacturación, no se sincera el precio de la gasolina para no afectar la mafia del contrabando y así con el resto de los controles que asfixian la economía. Pero lo que sí no parece tener lógica alguna es el empeño por mantener congelado el cono monetario".

Extraña deducción, parece más bien una manipulación, podríamos decir que no se unifica el tipo de cambio para no crear inflación con las mafias venezolanas que tienen colocados miles de millones en el exterior, capitalistas expectante de devaluar el tipo de cambio, acarreando con ello, hiperinflación. Del mismo modo podemos decir que no ajusta el precio de la gasolina para este escenario hiperinflacionario, intensificar la inflación, para no asfixiar a los consumidores venezolanos.

Co respecto al tipo de cambio, los estímulos al contrabando de acuerdo con el gobierno colombiano no son creados en su economía, sino que vienen de los bajos precios, de los subsidios, del bajo tipo de cambio, ellos son los estímulos, por eso sugiere Rodríguez, que "Venezuela debe ir al levantamiento del control de cambio en el marco de un sistema de libre flotación, lo que debe estar acompañado de un plan de estabilización macroeconómica". Asimismo indica que "No es una amenaza para el país porque no tiene que perder reservas internacionales defendiendo el tipo de cambio. En este sentido, la convertibilidad cambiaria dentro un régimen del tipo de cambio de libre flotación es la mejor forma de defender los recursos del país que están en manos del Banco Central. No hay que tenerle miedo al levantamiento del control de cambio".

Ahora bien para proceder al levantamiento del tipo de cambio, ir hacia una flotación cambiaria, o unificación cambiaria, según Rodríguez se requiere "una estabilización de las cuentas fiscales", es decir reducir el gasto fiscal, en particular el gasto de las misiones socialista, además de una indexación salarial, para no perjudicar a los trabajadores, porque es bien sabido que la flexibilización del tipo de cambio, trae consecuencias en la devaluación del bolívar, su depreciación a menos que ajustemos los sueldos y salarios al nivel de la inflación acumulada y no creo que los capitalistas estén ganados para ello.

Que pasa con los controles del tipo de cambio, según Rodríguez, "los agentes económicos (léase capitalistas) tratan de darle la vuelta al control, lo que implica que se desarrollen mecanismos de sobrefacturación de importaciones. Mecanismos para que el Estado piense que se están haciendo transacciones diferentes de las que verdaderamente se están haciendo", verdaderamente son fraudes, y no creo que el gobierno está interesado en las mafias para que sobrefacturen las mercancías importadas y las vendas a sobreprecios.

Para Rodríguez, "En este contexto, "creo que la historia del control de cambio desde 2003 hasta 2012 es más o menos una historia que sigue esos lineamientos. De hecho, la prima en el mercado negro desde 2003 hasta 2012 fue de 120%, es decir el mercado negro estaba dos veces por encima del tipo de cambio oficial que era de 4,30 bolívares por dólar y en el mercado negro podía estar entre 9 y 10 bolívares por dólar". Las cosas no han cambiado mucho, el dólar negro está hoy en 700 aproximado, es decir más de 3 veces su valor, por el contrario, la prima, el estímulo es superior al tipo de cambio oficial.

Fuentes consultada:

1.- Vicente León, Luis "Mete presos 100 bachaqueros y mañana habrá mil si los estímulos siguen ahí" Noticias Tweets, 24 de agosto de 2015.

1.-Bahachillé, M., Miguel, ¡Debacle del comercio!; ¿y de que más?, El Universal, 07-09-2015.

2.-Guerra, José "La crisis del efectivo", El Nacional, 06—09-2015

3.-Rodríguez, Francisco "No hay que temerle al levantamiento del control de cambio", El Universal, 06-09-2015.

4.-Semtei A. Eduardo "Tarde piaste Santos", El Nacional, 07-09-02015.

5.- Vicente León, Luis "Mete presos 100 bachaqueros y mañana habrá mil si los estímulos siguen ahí" Noticias Tweets, 24 de agosto de 2015.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1591 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a213713.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO