Toque de pimienta: Haga oposición y adelgace

La moda en Venezuela consiste en realizar ejercicios corporales destinados a salir de Chávez y del exceso de gordura. Por desgracia los programas más sofisticados para el logro de tales fines todavía no han llegado a Nueva Esparta, donde, tanto los gordos como los antichavistas (que en muchos casos son los mismos), esperan con ansiedad. Como anticipo a lo que seguramente las agraciadas dirigentes de Primero Guisti y Cia. presentarán dentro de poco, he aquí un pequeño, pero selecto muestrario:

– Jogging, se trata de la vieja y noble caminata o trote que patrocinan líderes opositores como Pedro Penzini. Se recomienda usar un mono tricolor de lana gruesa para sudar con ganas. Esta actividad no ha logrado la finalidad de tumbar al gobierno, pero en cambio, a lo largo de decenas de caminatas, marchas y correderas, miles de opositores con exceso de calorías han logrado rebajar los kilos sobranceros.

– Spinning. Se practica en una bicicleta fija vistiendo un traje de licra que permita apreciar las protuberancias (y también las rendijas) del cuerpo.
Se trata de pedalear con desespero durante no menos de 40 minutos. Para entonces, si Chávez no ha renunciado, se puede iniciar otra tanda. No es recomendable para cardiópatas ni gente débil.

– Bailoterapia (también llamada "baloterapia" por la gente chic). Consiste en fajarse a menear el esqueleto al ritmo de música bailable de moda. El equipo recomendable para practicar esta actividad es un mono o bien shorts, minifalda, tanga y, como calzado, unas alpargatas con maracas incorporadas, para bailar joropo. Si se quiere acelerar la caída del régimen la música debe ser más rápida y frenética. Los expertos garantizan que a los tres días de estar bailando Chávez se ira del país, desesperado.

– Yoyismo patriótico. Esta novísima práctica deportiva y oposicionista consiste en jugar con un yoyo que debe ostentar los colores de la bandera nacional en forma de círculos. Los concursantes jugarán yoyo sin parar durante varios días, pernoctando a la intemperie o en tiendas portátiles hasta que el tirano comience a dar muestras de debilidad. Se dice que es un método infalible.


augusther@cantv.net

Este artículo fue publicado originalemnte en el diario Sol de Margarita el Martes, 28 de Enero, 2003


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3381 veces.



Augusto Hernández


Visite el perfil de Augusto Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Augusto Hernández

Augusto Hernández

Más artículos de este autor


Notas relacionadas