¿Intentan desintegrar a Venezuela y borrar herencia de Chávez?

Es por demás conocido, en cualquier esquina de ello se habla, que los más prominentes sectores del capitalismo estadounidense, se propusieron años atrás, tomando en cuenta los indicadores sobre las reservas petroleras, desintegrar los países que de estas mucho tuviesen. La presencia del Estado de Israel y quienes allí mantienen el control del gobierno, alentaron el desarrollo del plan en el mundo árabe. La propia conflictividad de esa área que, por razones culturales y diversidad política, ha hecho difícil alcanzar los sueños del egipcio Gamal Abdel Nasser, relativos a la unidad del mundo árabe, ha permitido que aquel "macabro" proyecto de desintegración se aplicase allí hasta ahora con relativo éxito.

A un importante cineasta iraquí, quien salió de su país a raíz de la invasión, le escuchado decir con tristeza, que lo único de bueno – no fue esta exactamente la expresión que utilizó - que dejó todo aquello fue la destitución de Saddam Hussein. Porque por los demás, después de más de una década, en lo que entonces fue, según su opinión, la de un adversario del gobernante derrocado, uno de los países más prósperos del mundo árabe, ahora está sumido en la pobreza, guerra permanente, inmensa multitud sin hogares, de niños sin escuela y elementales servicios. Bagdad, una de las ciudades más hermosas del mundo árabe y asiento de extraordinarias obras arquitectónicas, museos, etc. hoy aparece destruida y en la ruindad. En su opinión, es evidente que, la destitución de Hussein no justifica lo que hicieron invasores y hacen grupos nacionales, antes unidos en santa paz y ahora guerreando entre ellos.

Lo que hemos dicho de Iraq es exactamente lo mismo que pudiera decirse de Libia y Afganistán. Y no es curioso, ni un dato insustancial y azaroso, que todos esos países, tengan importantes reservas de petróleo y sus gobiernos, asumiesen políticas con respecto al manejo y comercialización del hidrocarburo, inaceptables para los intereses y la precariedad gringa en materia de energía de esa naturaleza.

A los tres países antes mencionados se suma Siria. Espacio cercano a Iraq y colindante de Israel y Turquía, otro socio de la OTAN. No es entonces extraño señalar, porque no es una curiosidad, que según una expresión que he tomado por allí, ese país "se halla en medio de las reservas de gas más grandes del mundo". Por esa "culpa", estar en aquel espacio bélico, donde el gobierno israelita hace de las suyas sin control de nadie, y la más grave aún, la relacionada con el gas, la convirtió en presa codiciada y destinada a ser fragmentada. Ahora mismo, desde territorio sirio, un país árabe donde se vivía en prosperidad, como los arriba nombrados, se libra una guerra injusta y millones de seres humanos, niños y mujeres sobre todo, con lo poco que pueden cargar en las manos, huyen hacia Europa dejando atrás su hasta feliz pasado.

La "culpa" de Venezuela es tener en la faja del Orinoco la mayor reserva probada de petróleo y en la costa norte una de gas de significativa importancia. Eso sin agregar los acuíferos y otros materiales por demás preciados.

No es tampoco curioso ni azaroso, que alrededor de este país, sirviéndose de la tolerancia de vecinos, Estados Unidos haya establecido un abundante número de bases militares.

La política gringa con la IV República, pese la nacionalización de la industria petrolera por parte de CAP en 1976, fue de tolerancia. Sabía que, en el menos de los casos, podría contar con nuestras reservas y, de paso, como solemos decir los venezolanos, a precio de gallina flaca. Menos dudaban que cuando se lo propusiesen harían revertir aquella nacionalización Pero la inesperada presencia de Chávez, lo único sorprendente en todo esto, si eso se pudiera decir exactamente, prendió las alarmas. Aun siendo un presidente electo, de conformidad a los cánones y hasta más estrictos que aquellos que los gringos solían poner, intentaron tumbarle en el 2002. Pero esa vez, "el tiro les salió por la culata".

No obstante, al barinés continuaron hostigándolo, como lo han venido haciendo con Maduro, primero con medios sutiles, aquello que llamaron el golpe suave y las "manitas blancas", hasta llegar a "la guerra no declarada", por medio de guarimbas, asesinatos y hasta descuartizamientos.

A todas estas, pase lo que pase en diciembre, Maduro deberá estar en Miraflores hasta el 2019, salvo que le apliquen un revocatorio que la misma oposición ha descartado porque pudiera considerarlo no viable. Mientras tanto, pese a que sus adversarios pretendan desconocerlo, por aquello de llevar la contraria en lo que sea, el discurso chavista, sobre todo en lo que se refiere a la necesaria independencia y control estatal de nuestro negocio petrolero, las encuestas hablan de un respaldo de más del 70 %, ha prendido en las masas, incluyendo en aquella una buena porción opositora.

Por todo lo anterior, lo que el gobierno suele llamar guerra económica, impulsada por grandes poderes y en donde Uribe y hasta el gobierno colombiano hasta ahora se han mostrado solidarios, no sólo por omisión, paramilitarismo, invasión silenciosa pero armada, etc., uno piensa que aquí, más que tumbar al gobierno, que ha contado con un respaldo sólido de las Fuerzas Armadas, lo que se ha desatado es un proyecto de guerra al estilo de las que se practican ahora en el Medio Oriente, no sólo por tumbar al gobierno, sino desintegrar el país y borrar eso que uno llama, no sin razón, herencia de Chávez. Esa guerra de ahora comienza justamente enfrentando a los hermanos hasta el odio irracional. Eso pasó en el mundo árabe. ¿Acaso no es eso lo que anuncia asuntos como el descuartizamiento, asesinatos horrendos como los de Serra, Otaiza y el degollamiento de motorizados?

Habría que preguntarles a los venezolanos que hoy están en oposición, derecho respetable y democrático, si están dispuestos a que nos veamos todos en el mismo estado de orfandad que hoy experimentan los sirios. La guerra es cruel y no hace distinciones.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1222 veces.



Eligio Damas

Militante de la izquierda de toda la vida. Nunca ha sido candidato a nada y menos ser llevado a tribunal alguno. Libre para opinar, sin tapaojos ni ataduras. Maestro de escuela de los de abajo.

 damas.eligio@gmail.com

Visite el perfil de Eligio Damas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eligio Damas

Eligio Damas

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a213240.htmlCd0NV CAC = Y co = US