Venezolanos que odian a los colombianos ¿Se justifica?

Esto es exactamente lo que quiere el Imperialismo, dividir a los pueblos de Colombia y Venezuela. Es decir, lograr a nivel de los ciudadanos de ambos países lo que ha intentado hacer a nivel de sus respectivos gobiernos. Generar una serie de conflictos que terminen en sangre.
 
El gobierno de Venezuela actualmente hace admirables esfuerzos por la paz y seguramente hay reflexiones que pudieran fortalecer su política nacional e internacional en las relaciones con Colombia.
 
Revisemos una de las varias reflexiones posibles...
 
Una reflexión equilibrada como revolucionarios venezolanos es tener conviccion internacionalista, es decir, solidaridad, amor y respeto hacia los pueblos de todas las naciones.
 
El internacionalismo revolucionario debería llevarnos a tener en cuenta que no todos los hijos de un país son iguales y que el comportamiento se diferencia universalmente por clases sociales y sus intereses, de modo que no es cierto que todos los colombianos son malos o delincuentes. 
 
Hay una burguesía colombiana o clase alta, esa tiene el poder político, económico y militar en Colombia, es aliada del Imperialismo y es enemiga de la Revolución Bolivariana en Venezuela. Hace la guerra contra la guerrilla colombiana pero brinda facilidades a las autodefensas paramilitares para que asesinen masivamente. Son autores intelectuales de una guerra paramilitar, económica e ideológica contra Venezuela. 
 
Hay una clase media colombiana que mayoritariamente vive bajo control ideológico de la burguesía de su país y aunque no tiene poder, sigue el mal ejemplo imperialista y de hostilidad contra Venezuela. Existen honrosas individualidades como excepción. 
 
Hay una clase popular o proletaria colombiana, son la mayoría de los inmigrantes que vienen a Venezuela y trabajan honestamente. Algunos son chavistas y otros son anti chavistas pero no odian a Venezuela y desean la paz.
 
Finalmente hay una clase o sector lumpen colombiana, viven de actividades ilegales o delictivas como el narcotráfico, el sicariato, el paramilitarismo, la trata de personas, el proxenetismo, el contrabando, el bachaqueo, prostitucion, entre otros. Son autores materiales de una guerra contra Venezuela. 
 
El lumpen existe en todos los países y desprecia a la sociedad honesta de cualquier lugar. 
 
Hago un llamado a enfocarnos en los verdaderos enemigos y no generalizar.
 
Hago un llamado a entender que este no es un problema de nacionalidades sino de clases sociales. 
 
Hago un llamado a establecer alianzas entre venezolanos y colombianos de buena voluntad para resolver problemas comunes. 
 
No a la xenofobia. 
 
No al odio racista.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5306 veces.



Jesús Silva R.

Doctor en Derecho Constitucional. Abogado penalista. Escritor marxista. Profesor de estudios políticos e internacionales en UCV. http://jesusmanuelsilva.blogspot.com

 jesussilva2001@gmail.com      @Jesus_Silva_R

Visite el perfil de Jesús Silva R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: