El neoliberalismo pragmatico de las politicas del camarada Rangel (1)

La coyuntura económica que atraviesa Venezuela producto de la guerra económica y de la crisis mundial capitalista…es una idea expresada por el señor Rangel D., muy clara refiriéndose a la coyuntura venezolana aquella que responde a la crisis de precios de los mercados petroleros, como parte de esa crisis global del capitalismo que descarga su peso mediante las relaciones de intercambio desigual entre los países desarrollados y subdesarrollados del sistema capitalista mundial en cada ciclo económico corroborándose, los nuevos rasgos de la crisis del imperialismo.

SUBORDINACION AL CAPITALISMO EN LA TRANSICION

En el caso de Venezuela, en este periodo de transición del capitalismo al socialismo en que ha declarado la revolución bolivariana indica Rangel en su reflexiones sobre el problema venezolano"….que en el socialismo todavía existe la hegemonía capitalista es decir vivimos en el capitalismo, es este sentido si vivimos el capitalismo estamos sujetos a la leyes de él…", (2) no hay duda todavía el capitalismo es una sociedad que tiene sus fortalezas económicas, sociales y políticas, pero ha perdido el Estado, "el centro decisor de las políticas públicas" de las económicas y sociales, el aparato político del orden público que subordinaba a sus intereses en la IV República y por si fuera poco, la botija de las divisas petroleras de la cual se servía para impulsar el crecimiento de los negocios privados.

Ahora bien el señor Rangel nos propone que en la transición al socialismo, "si vivimos en el capitalismo" debemos subordinarnos a él, puesto que "estamos sujetos a las leyes de él", pensamiento contradictorio si nos habla de la transición al socialismo, puesto que dicha transición exige medidas de políticas económicas propias del socialismo que responda a los intereses sociales, a los aspiraciones colectivas de la sociedad. Podemos aplicar políticas económicas siempre que ellas respondan al "sentido común", al sentido real de satisfacer las necesidades públicas y no privadas, por lo que nos guiamos por las políticas socialistas para responder los intereses sociales del pueblo trabajador y no de la empresas capitalistas que son transitorias como organización empresarial de libre iniciativa privada hacia un modelo de libre iniciativa social.

Por otra parte; tenemos que quebrar esa hegemonía, el dominio empresarial del capitalismo en la sociedad venezolana, el monopolio del comercio, la distribución y en las esferas del consumo. Dicho esto; Rangel nos plantea dos problemas en esta coyuntura que vive Venezuela, "dos elementos problemas objetos de esta reflexión: Primero las colas en los centros de distribución y segundo la dinámica de la inflación (3). Que propone este caballero dentro del marco de la hegemonía del capitalismo que tengamos según él, subordinándonos a sus leyes, de oferta y demanda, del papel de la burguesía, que seamos pragmáticos con el capitalismo, que abandonemos la teoría frente a los problemas generales del capitalismo.

Así; según Rangel; (…) a pesar que las distintas medidas defensivas y ofensivas anunciadas por el gobierno nacional en contra de la guerra económica, los efectos de las mismas no se hacen sentir con la intensidad que el pueblo y los tiempos necesita, es hora de ser más pragmático y partir de la raíz, reconociendo que estamos en capitalismo y que él tiene sus propias reglas, es entonces que si no jugamos sus reglas seremos ingenuamente avasallados con intentos de defendernos de su voracidad capitalista, es por esta razón que invoco que se aplique medidas de forma pragmáticas que reflejen en la opinión publica la seriedad de las medidas que revertirán los dos elementos problemas mencionados pero con las leyes del capital y así propongo su solución y victoria" (4).

 

 

DESALENTAR LOS BACHAQUEROS, LIBERANDO PRECIOS Y ELIMINANDO COLAS

 

 

De manera que el camarada Rangel nos invita a ser pragmático, frente al problema de las colas (El bachaqueo) y la inflación (hiperinflación), quiere decir que adoptemos políticas pragmáticas, cónsonas con el espíritu capitalista, con sus reglas, luego nos advierte, primero que actuemos según sus leyes, y seguido de jugar con sus reglas de lo contrario, (si pensamos en la teoría del socialismo) seremos avasallados, asimilados por "la vorágine capitalista".

Al parecer el pragmatismo de Rangel nos da cuenta lo que significa actuar según "las reglas del capitalismo", según sus propios intereses, por ejemplo, "En relación al primer elemento las colas, está comprobado que al subir los precios la demanda cae porque es ley dentro del capitalismo y en este sentido la actuación de la Sundde ha sido congelar los precios desde hace más de un año con adecuaciones irrisorias provocando la ausencia en los anaqueles de los productos regulados y aumento del mercado negro. Es decir hay que liberar (precios, la nota es mía) que no es claudicar, es ser pragmático, porque con nuestro pueblo tenemos nuestros propios centros de distribución y producción como Pdval, mercal, lácteo los andes, entidades de gobierno nacional, estadal y municipales y además el poder popular u otros, que si los potenciamos planificadamente defenderán al pueblo en el acceso de bienes y servicios y serán en el futuro la base económica de la sociedad socialista que queremos y el capitalismo se desvanecerá (5).

O sea que dejemos el espacio liberado de precios en el mercado privado de los centros de distribución y producción al capital, que nos contentemos con el mercado público, Mercal, Pdval, etc., a precios regulados, que eso no significa claudicar ante el capitalismo, que dejemos que actuar libremente al capitalismo, es lo que el pragmatismo político de Rangel nos propone y en relación con las colas manifiesta: "Está comprobado que al subir los precios la demanda cae porque es ley dentro del capitalismo y en este sentido la actuación del SUNDEE ha sido congelar los precios de hace más de un año con adecuaciones irrisorias provocadas por la ausencia en los anaqueles de los productos regulados y un aumento del mercado negro" (6).

Rangel propone "subir los precios" para desalentar los bachaqueros, porque está convencido que la demanda caería a los nuevos niveles de precios, liberando los precios, devaluando y depreciando para liberar precios, el asunto es que dicho pragmatismo descansa la crisis sobre el consumidor, sobre los trabajadores, elevando las ganancias del capital, decayendo la demanda no solo para los bachaqueros sino para todos. Nos preguntamos, ¿Si con esta acción de subida de los precios, "El primer elemento, las colas, evidentemente son producto de la guerra psicológica, compras nerviosas, escasez y un negocio lucrativo en un momento y en otro necesidad" desaparecería?.

BACHAQUERISMO UN PROBLEMA IDEOLOGICO-PSICOLOGICO

Creemos que no, el problema del bachaquerismo es un problema no solo económico también ideológico, producto de la guerra económica y política, tenemos que incidir en el mecanismo psicológico del mercado, sobre los dispositivos que desatan las compras nerviosas, la escasez y el negocio lucrativo, y esto puede hacer mediante campañas para educar al consumidor, racionar la distribución de los bienes básicos, controlar el abastecimiento y atacar la especulación lucrativa que anima este sistema perverso de desabastecer la sociedad, anulando el derecho de acceder a los bienes básicos.

Si bien la subida de los precios desalienta el contrabando, el bachaquerismo, los precios elevados afectaría a la clase trabajadora, a la mayoría trabajadora, Rangel dice que se trata de que "hay que liberar que no es claudicar, es ser pragmático", (7) mejor dicho nuestro camarada nos plantea liberar los precios, aumentar las ganancias de los capitalistas a cuenta de desalentar a los bachaqueros, y con el también descargar la crisis sobre los trabajadores, por tanto no tienen sentido común esta política, nos responde a los intereses populares, ya sabemos que los precios es una variable que el gobierno debe regular, el socialismo debe regular los precios según "el método de cálculo económico" de costo, gastos y beneficios sin que afecte a los consumidores, eso supone reconocer beneficios justos a precios justos, contrariamente a fijar precios especulativos.

Fuentes:

1.-Rangel, Daniel "Guerra económica y acciones pragmáticas para vencer. Reflexiones para decisores", Aporrea, 13/08/2015.

2.-Idem.

3.-Idem.

4.-Idem.

5.-Idem.

6.-idem.

7.-Idem.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1486 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a212644.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO