Bachacos, golpe económico y sinvergüenzas…

Mientras los bachacos transportan cargas que superan tres veces su tamaño y recorren los caminos destruyendo cosechas y armando sus hongos para alimentarse; más allá del invierno electoral, los aspirantes a curules en el Parlamento, olvidan el "golpe económico" y se hacen los locos con los sinvergüenzas que desangran el país.

Muchos desde la oposición sólo echan cuentas y esperan sacarle provecho a la crisis, la cual ellos mismos han generado para luego recoger con votos el desagrado del pueblo y meternos gallos tapados en la Asamblea Nacional.

Un fenómeno social que si bien ha sido ensayado por el imperialismo en varios países del mundo, en Venezuela ha tomado su propio ritmo y sirve para alimentar el ego de las clases populares a las cuales si bien el Gobierno revolucionario ha tratado de satisfacer sus necesidades y mantenerles redes de suministro de alimentos; ahora, desafortunadamente, han optado no tan sólo por satisfacer sus necesidades básicas, sino que descaradamente han pasado a comerciar y alimentar su afán de dinero fácil con sus hermanos de clase a quienes asaltan; es decir, al pueblo mismo.

Nunca antes capitalistas de nuevo cuño - como Lorenzo Mendoza - habían hecho tanto dinero gracias a la necesidad del pueblo venezolano. Además de haber incrementado su fortuna y su imperio de cerveza y de harina pre cocida, junto a otros productos de la dieta básica; el capitalista de abolengo junto a Fedecámaras, siguen su permanente llantén para obtener dólares, los cuales siempre de manera fácil ( con sus tentáculos en el Gobierno) han chuleado al Estado (porque hay que buscar con lupa los verdaderos empresarios de nuestro país o burguesía nacional)

Está muy claro que desde la llegada del gobierno revolucionario con el Comandante Chávez al poder en 1998, las reglas del juego cambiaron en nuestro país. El esquema agotado del capitalismo ramplón (el cual tratan de resucitar) no funcionó y buscó su cauce a través de un cambio radical y un camino hacia el socialismo.

Ya es recurrente el discurso del actual Gobierno del Presidente Nicolás Maduro de su combate a la guerra económica junto con la unidad cívico-militar. Hoy, el mismo la califica de "golpe económico".

Las medidas y repuestas no han sido efectivas y la sentencia de "sólo el pueblo salva al pueblo" pareciera revertirse. Los bachaqueros que hoy adivinan cuando viene el invierno, ya saben el destino de los alimentos para la población venezolana. La modalidad ahora se ha ido perfeccionando y hace mella en el descontento del pueblo.

Si bien los defensores de la Revolución (entre los cuales nos contamos) estamos indefensos ante el ataque despiadado del capitalismo salvaje unidos a los sin Patria; hoy pareciera que el enemigo busca perforar la debilidad del pueblo llano, ante el afán de dinero fácil y se han convertido en asaltantes de la escaza producción de alimentos y tenemos al mismo pueblo, en contra del propio pueblo venezolano.

La indiferencia, el contrabando, el bachaqueo, la sociedad de cómplices en todos los frentes (incluso en el mismo chavismo), parecen minar las estructuras del poder y se ha dejado correr el tiempo, ante una guerra de desgaste y de desmoralización en las bases del pueblo.

La vecindad de un proceso electoral, el cual tratan de impedir a toda costa, se enfoca a buscar resultados pragmáticos para los enemigos de la Revolución. Mientras la oposición cuenta los pollos antes de nacer y manejan sus gallos tapados, peleándose entre ellos mismos en una descuartizada MUD; en las filas revolucionarias, un número elevado de compatriotas, con justo derecho, aspiran superar el descontento y sueñan con sus curules, pero no enfrentan la realidad que destruye las bases de la sociedad socialista, la cual soñó el Comandante Supremo Hugo Chávez Frías.

Mientras por arriba recibimos el apoyo del Gobierno Chino para salidas estratégicas de la macro economía socialista venezolana, la cual aspiramos construir; por abajo, los "bachaqueros chinos" hacen de la suyas y ante la indiferencia de los "políticos revolucionarios", quienes sólo sueñan con las mieles del poder y no terminan de arrimar nada para el mingo, para de verdad frenar el desabastecimiento y la crisis alimentaria.

Estamos a punto de creer que a los políticos, sus mercados y alimentos se los llevan a la puerta de su casa, porque alucinados por el voto parlamentario, se les olvida la realidad que toca la fibra del pueblo venezolano, ahora enfrentado por un plato de caraotas; porque las lentejas y los granos hace tiempo que desaparecieron de los anaqueles de los abastos y supermercados del país.

Pensamos que el ejército rojo, rojito que busca el parlamento, como mínimo debe actuar y dar la cara en las colas o tratar de resucitar la SUNDE. Verdaderamente deben aparecer los productos y eliminarse el bachaqueo, el cual construye su hongo para alimentar la reina a expensas de las necesidades del propio pueblo y ante ello, el Estado Revolucionario pareciera estar de manos atadas.

Ya basta de bachaqueo y contrabando. El enemigo parece que lo tenemos dentro y mientras tanto, los buscadores de votos sacan cuentas y no se comprometen con una auténtica solución ante la escasez de alimentos, provocada por la mano peluda del imperio y sus gallos tapados.

Estos, guardan silencio y esperan un pase de factura gracias al trabajo de los bachacos quienes ahora son adivinos y además, no dejan ni siquiera que los camiones pisen las puertas de los abastos y supermercados, cuando ya los están abordando y obteniendo sus productos.

Desde afuera se continua con el trapo rojo a través de CNN y de los medios golpistas. Azuzan al pueblo para alimentar el caos y dejar despejado el camino de los bachacos, quienes destruyen las cosechas y apuntan contra la Revolución Bolivariana en la próxima contienda del 6 de diciembre...

¡Ya basta!, ¿quién le ponen el auténtico remedio a la enfermedad?…

¡Amanecerá y veremos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2965 veces.



Marco Tulio Arellano

Jubilado en Pdvsa

 arellanomt@hotmail.com      @Homugria

Visite el perfil de Marco Tulio Arellano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Marco Tulio Arellano

Marco Tulio Arellano

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a211995.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO