La fobia hacia los árabes y musulmanes en Venezuela

La pequeña colectividad turca, (árabe), tiene más de un siglo, conviviendo en la tierra de Bolívar, engendraron exitosos venezolanos, como lo hicieron las demás inmigrantes de diversas nacionalidades. En la actualidad el mestizaje y cruces de razas en nuestra república, es amplio y rico. La primera, la más abultada y antigua, son descendientes de los colonizadores españoles, luego peleando el segundo puesto, se encuentran los italianos, portugueses y turcos (árabes). Los inmigrantes europeos se especializaron en la agricultura, metalurgia, industrias, supermercados, abastos y panaderías, en cambio los turcos (árabes) se especificaron en los extensos y diversos comercios.

Hace un siglo, los inmigrantes libaneses, palestinos y sirios, viajaron con pasaportes de los déspotas y asesinos turcos, que saquearon sus territorios, por casi ocho siglos, y durante su humillante expulsión, por causa de la resistencia, prefirieron entregar estos territorios árabes a los sangrientos franceses, y macabros ingleses.

Más del 95% de los supuestos turcos en Venezuela son descendientes de sirios, libaneses y palestinos, en su mayoría son cristianos, musulmanes e inclusive judíos, mientras los restantes el 5% o menos, son iraquíes, jordanos, marroquíes, pocos egipcios, libios y Kuwaitíes, pero son infinitamente pequeña, la presencia de los inmigrados de las 4 monarquías, en nuestro país, la Saudí, Bahréin, EAU y Qatar, todos ellos no llegan a 500 personas, incluyendo los trabajadores de sus respectivas embajadas.

Estos cuatro reinados, miembro activo de la mafia khazarian y su dios Baal, supuestamente son árabes pero indiscutiblemente están disfrazados de musulmanes por siglos. Ahora los saudís y qatarís, descaradamente y públicamente se declaran aliados inseparables del estado terrorista de israel, país, al cual le fueron expulsados, todos los miembros de su embajada, en nuestra república Bolivariana, pero lamentablemente la situación económica de nuestra nación, desenfoca el camino hacia el desvió, de la gloriosa política exterior, de nuestra sufrida revolución.

Los saudís y qatarís, amos, creadores y financiadores del terrorismo internacional, se han entronizado en nuestra república, como ricos monarcas acompañados con sus petrodólares y lamentablemente socios de la OPEP. Estos monarcas, jamás cuestionaron o sufrieron por los cientos de miles de asesinatos a los inocentes civiles árabes de diversas religiones, con sus mercenarios catalogados de diversos nombres. Sus préstamos de billones $ US, a nuestro gobierno, es apreciada y agradecida, lo esperado es que la inteligencia esté al tanto de su movimientos, la pregunta es. ¿bajo qué costo, nos prestaron?

El gobierno del libertador Hugo Chávez, despachó unos buques llenos de gasoil y gasolinas para ayudar al legítimo gobierno de Siria, que lucha en contra mercenarios pro saudí y qatarí, caníbales, degolladores, ahogadores, quemadores, de hombres, mujeres y niños. El enemigo natural de la revolución Bolivariana, fue, es y siempre será el estado terrorista de israel. En cambio el imperio green-go, son solo mecanismos útiles del capricho sionistas.

La comunidad árabes principalmente fue, el causante del rotundo fracaso del paro cívico, ya que la gran mayoría de los comercios, abrieron sus santas marías, y eso los inhumanos sionistas lo saben y no se olvidaran de ellos. Su ausencia en nuestra república es visible, pero su malvada inteligencia se encuentra infiltrada en todo el territorio nacional y mundial. La pregunta del millón. ¿Quien nos podrá garantizar que los saudís, qatarís y la MOZAD, no reclute, financie, arme a futuros mercenarios, disfrazados de árabes y musulmanes, para cometer sus prácticas y rituales diabólicas, en nuestro territorio, para incrementar injustamente, aun mas la fobia hacia la comunidad árabe?

El odio mas la fobia que se le timbraron a toda la comunidad árabes en Venezuela, es inmensa e injusta. Como también es verdad, que unas pequeñas fracción, mucho menos que el 5% de esta comunidad fueron inescrupulosos con CADIVI, o cualquier otro violaciones a las normas venezolanas. La realidad es que todas las comunidades restantes, tienen miembros bellacos, iguales, peores o inferiores a los rufianes de la comunidad árabes. Pero el desprestigio en contra esta comunidad, que es la cuna de la civilización, victimas de 7 cruzadas, y la octava en curso, la mancillan a nivel internacional, constantemente y a diario.

Qué pasaría si les agregan la gota para desbordar el vaso, con mercenarios supuestamente árabes y disfrazados de musulmanes, ejecutando sus rituales del dios Baal, en nuestra tierra. A donde llegaría la fobia venezolana en contra la insigne comunidad árabe, de Venezuela.

En conclusión, uno podrá tener 10 hijos, que viven bajo el mismo techo, idénticos padres, igualdad alimenticia, la misma escuela, pero indudablemente, los diez retoños, tendrán pensamientos y intenciones diferentes, y si uno se equivoca, la culpa no es de todos o sus padres, sino el autor de la malicia, el es el único al quien habría que imputar.

La generalización es la primordial y cotidiana violación, que se comete en contra los derechos humanos.


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6920 veces.



Jaled Ali Ayoub Bazzi


Visite el perfil de Jaled Ali Ayoub Bazzi para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jaled Ali Ayoub Bazzi

Jaled Ali Ayoub Bazzi

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a211413.htmlCd0NV CAC = Y co = US