El sol de la traición

Días antes del 11 de abril de 2006, la National Geographic mostró, para sorpresa mundial, la historia de unos documentos inéditos denominados los "Evangelios de Judas", en ellos, parece demostrarse que, Judas Iscariote, sólo cumplía ordenes del propio Jesús de Nazareth. Al igual que el polémico Código Da Vinci, este descubrimiento, que ha resistido la prueba de autenticidad del carbono 14 y el estudio de especialistas, estará seguramente sometido al análisis crítico por mucho tiempo. Cualquiera que sea el desenlace, será difícil borrar, del imaginario colectivo, la creencia según la cual, Judas, representa al miserable ser humano que es capaz de traicionar sus principios y a su maestro por un puñado de monedas. La historia de la humanidad, está llena de numerosos ejemplos en los que algunos de quienes rodean, adulan y se muestran incondicionales al líder, luego, traicionan su confianza. Así fue traicionado en Argelia, Ben Bella, al ser derrocado en 1965, por su Ministro de Defensa, Huarin Bumedien.

También son traicionados los pueblos, cuando sus gobernantes venden su alma al diablo para favorecer los intereses de una minoría imperial o lacaya que manipula, domina, explota, maltrata y reprime sin piedad ni contemplación a la población. La historia de Venezuela y de América Latina está llena de ejemplos patéticos. Las luchas por el poder económico, político o militar llevó, a destacados proceres de nuestra independencia, a traicionar sus ideales y a sus compañeros de lucha. Recordemos las palabras de Bolívar cuando, al encargarse de la Dictadura del Perú, exclamó: "¡Peruanos! en cinco meses hemos experimentado cinco traiciones y defecciones…" Y también, nos lo recuerda Cipriano Castro, "…el traidor Gómez y sus secuaces no han sido sino instrumentos y Venezuela, la desgraciada Venezuela, la víctima". Muchos años después le tocó al Presidente Allende, ser engañado por su alto mando militar, aquel fatídico 11 de septiembre de 1973, ese día, con dolor expresó: "Trabajadores de mi patria: Tengo fe en Chile y su destino. Superarán otros hombres de Chile, este momento gris y amargo donde la traición pretende imponerse...". Por eso: "Entre tanta traición, la crisis es la verdadera aliada de nuestras justas e irrenunciables causas", como lo afirmara Fidel Castro en el Encuentro Internacional contra el Terrorismo, por la Verdad y la Justicia, celebrado en la Habana, en junio 2005.

Inaceptable entonces bajar la guardia, sobre todo aquellos que están obligados a ser vigilantes de quienes conforman el círculo más cercano y el cordón de seguridad del Presidente Chávez, pues como lo que expresara Romero Anselmi, en el Semanario Temas de octubre de 2005: "El enemigo nunca traiciona, hace lo suyo; son los "amigos", esa gente que lo marca y lo aísla y lo cunde de falsedades…" Esos que venden sus ideales y su espíritu. Ya sabemos con Anselmi que, "el imperialismo y sus secuaces no duermen y recurren a todo sin el menor reparo pues Chávez es su objetivo prioritario en este hemisferio. El peligro crece porque la contrarrevolución es constante y avanza sin tropiezos. Su labor de zapa es arrechísima: mina, socava, obstruye, demora, desvía, falsea, jode en todo lugar y momento, es una Medusa o una hidra."

En cambio, Chávez, ha sido leal a su palabra desde que fue juramentado como Jefe de Estado, el 02 de febrero de 1999, cuando señaló: "Dios me perdone, prefiero la muerte antes que la traición" Desde entonces, el Presidente, ha demostrado con evidentes hechos que él no ha traicionado ni traicionará la voluntad y la confianza del pueblo, como si lo hicieron otros que lo engañaron y lo traicionaron; por eso, en retribución a su irrenunciable rectitud, el pueblo venezolano, especialmente el que estuvo excluido de la renta petrolera, le ha sido incondicional y ha jurado lealtad al Presidente Chávez aun a costa de su vida, porque: Amor con amor se paga. Prof. Jubilado de LUZ

hugomoyer@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4638 veces.



*Hugo Moyer Agostini

Ing. Químico (1975). Postgraduado en Macroeconomía, Planificación y Creatividad Aplicada Total. Profesor Titular jubilado de LUZ (1997). Presidente Honorario de la Escuela Latinoamericana y Caribeña de Ciencias y Técnicas de Gobierno (ESCOLAG). Ha sido el primer Director del Instituto Zuliano de Estudios Políticos, Económicos y Sociales (IZEPES) y del Centro Latinoamericano de Altos Estudios de Gobierno (CELAEG) Ha sido asesor de Rectores de varias universidades, Alcaldes y Gobernadores, así como de la Presidencia de PDVSA y PEQUIVEN. Vive para la POLÏTICA y se resiste a vivir de la política.

 escolagzulia@gmail.com

Visite el perfil de Hugo Moyer Agostini para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Hugo Moyer Agostini

Hugo Moyer Agostini

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a21141.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO