Rasgando la vestidura de la sotana del episcopado y su llamado "al cambio"

A estilo injerencista de los Estados Unidos cuando dice que "ven con preocupación….." los asuntos de otros países la Conferencia Episcopal Venezolana dice "es preocupante" la situación del país, "Estamos viendo como nuestro pueblo está sufriendo demasiado y como la vida del venezolano se ha venido precarizando ante la situación de inseguridad que cada vez es mayor, la economía que se traduce en inflación, escasez, baja adquisición de los productos básicos, aunada a la crisis en salud y educación".

No es para menos su preocupación, todos los vivimos en carne y hueso, a menos que ellos vivan en sus plegaria en el reino de Dios y bajen a la Tierra a traernos una receta celestial para resolver los problemas reales de Venezuela, que dicho de paso es global en cada uno de los países del sistema capitalista mundial, donde usted vaya se topara con estos problemas, fruto de la desigualdad social, basta ver que en la primera nación científica y tecnológica la población afrodescendiente están a merced de la policía racista, que es lo mismo que decir de delincuente uniformados.

En España a diferencia de Venezuela, ni que decir no se puede protestar, la Ley Mordaza prohíbe luchar contra los desahucios de los desalojamiento de vivienda, de la banca inmisericorde, que sin capacidad de renegociar la deuda de ciudadanos u ciudadanas han dejado sin vivienda a miles de españoles, en Francia e Italia se atenta contra los derechos de los inmigrantes, se ha llegado hasta el extremo de declarar de atacar las embarcación para el hundimiento de sus barcazas, personas que huyen de la guerra en sus países, por dar algunos ejemplos sin hablar de Alemania que sojuzga a la Grecia, ahongandola con sus políticas financiera.

Pero la CEV, no ve hacia afuera, mira hacia adentro, y es lógico y natural, pero su Secretario General de la institución Victor Hugo Basabe, concluye "Queremos dejar en claro que no formamos parte de la política pero no podemos apartarnos de la realidad del país, lo que hacemos es darle voz al pueblo de Venezuela que está sufriendo ante las políticas erradas y las decisiones económicas que está destruyendo al país y de todo aquello que se daña a su alrededor". (las negritas son mías).

De manera que La CEV opinan sobre Política, al opinar sobre los problemas públicos del país, sobre las relaciones sociales de la política, sobre las relaciones sociales del Poder en este mundo terrenal, en particular sobre los problemas políticos de los venezolanos, aquellos de índole económica, sobre la inseguridad pública, pero afirman "no formar parte de la Política" son apolíticos pero se inmiscuyen en política, vaya hipocresía de los Episcopados.

Los Episcopados reconocen que "no puede dejar ser parte de la realidad del país", por lo que se ven obligado a ser parte de la política, voluntaria e involuntariamente, pero no lo afirman para hacerse ver que ellos no asumen partido político sobre la realidad del país, que su negocio es el adoctrinamiento religioso, su política pública es la conversión del rebaño" del país (los ciudadanos y ciudadanas) en feligreses, su política religiosa es adoctrinar a los creyentes y no creyentes al servicio de la iglesia de Cristo (del Episcopado), basado en la esclavitud espiritual religiosa.

Así pues hay política y políticas, la del Episcopado también es política, pero más allá de su decisiones internas, de paso alienantes del pueblo, "desean darle voz al pueblo que está sufriendo antes las políticas erradas y las decisiones económicas…" del gobierno de Maduro, mejor dicho desean que ante la situación angustiosa, la iglesia quiere "darle voz al pueblo", como si éste no lo tuviera en este proceso constitucional, del derecho a la democracia participativa y protagónica, que en ningún país se ha manifestado, pero como ellos se creen representar también los asuntos terrenales, los asuntos públicos, la política, entonces hacen un llamado a la "unión de todos los venezolanos para participar en el cambio del país", en el cambio de las políticas erradas y destructivas.

Cual cambio político dice la Iglesia que desea "llamar al cambio", en consonancia con la Oposición que también "llaman al cambio", el Episcopado subrepticiamente llaman al cambio, y eso que dicen "no formar parte de la política", tácitamente llaman al cambio político, según ellos llaman a la unión de los venezolanos, ella quiere darle voz al pueblo, para que este haga el cambio, ella quiere liderar la conciencia del pueblo para el cambio político de Venezuela, no patear el cambio, prefieren que otros los hagan, ellos no asumen el cambio en la realidad, sino de palabras, luchan con las palabras hipócritas, incitando al pueblo al cambio.

Así pies los Pastores de la Iglesia, del Episcopado se creen que tienen "ovejas" ignorantes e incultas, acostumbrados a su política alienantes, le dice al pueblo "como resolver sus problemas", pero ellos son líderes, no son ejecutantes, no lo hacen, llaman hacerlo, pero no lo hacen, son cobardes al no asumir el cambio que dicen creer porque ellos no son parte de la política, no señor ellos son pusilánimes, no se contaminan con el pueblo, disimulan amar un pueblo, le dice que hacer pero que ellos no hacen.

Y eso que ellos, los Episcopados, "instan a abrir caminos de esperanza" de "unión", solo por supuesto a favor de la oposición política del país, de la MUD, albergan la esperanza del capitalismo, de sus privilegios, no llaman a "la reconciliación nacional", por ejemplo, al empresario nacional para que deje de especular con los precios al ritmo del Dólar Today, a los bachaqueros para que deje de contrabandear los productos básicos y escasear los productos, a los ciudadanos y ciudadanas dejen de especular con dólares, a esos cambios no les interesa hacer el Episcopado, un llamado de reflexión, sencillamente porque ellos forman parte del capitalismo, es la iglesia del capitalísmo.

Esto trae "fragmentación visible" la lucha en el mercado de todos contra todos, pero sucede que el Episcopado critica las políticas del gobierno de Maduro como "erradas, de "decisiones económicas que está destruyendo al país y de todo aquello que se daña a su alrededor", en esas políticas de lucrarse a expensa del prójimo no se fija el Episcopado, saben que son armas del capitalismo, del régimen que ellos defiende pero que no son parte, como si ellos pudieran aislarse y desconocer la realidad del país.

Claro el Episcopado sabe que la oposición del País está fragmentada, es un hecho visible, debilitada, sus líderes encarcelados por delitos públicos, otros en vías por acciones de traición a la Patria, la ultraderecha venezolana, que miente al país, que alientan la guerra contra Guyana encubriéndose en un discurso ultranacionalista, como asi lo ha hecho Radonky.

De manera que frente a estos hechos, no es que haya "inercia" del poder ejecutivo nacional, frente a las agresiones económicas de la burguesía apátrida nacional, de la oligarquía colombiana con sus Casas de Cambio protegidas por el paramilitarismo, que desde la fronteras atacan con el Dólar Today para que las burguesía nacional reaccione a las oscilaciones del Dólar Negro, aumentando los precios del mercado interno ilícitamente. No son pocos las multas y los presos, administradores y empresarios, confiscaciones de sus mercancías, además del contrabando.

Además el gobierno chavista tienen como dice el Episcopado, un "programa político y su planteamiento ideológico", el socialismo bolivariano y chavista, pero ellos dice que "ven con preocupación que no se ha generado ´ningún tipo de decisión´ de cara al país, a la angustia del venezolano". Cómo que no, basta ver como el gobierno frente a esos embates de la burguesía nacional optó por la importación de productos de diversos países, asumiendo una guerra de resistencia económica contra la burguesía que se niega producir, a vender los productos al pueblo a precios justos, muchos inspectores socialistas del SUNDEE han multado centenares de negocios privados por cometer delitos económicos. Pero para el Episcopados eso es "inercia", la lucha contra la inflación es inercia, ni que decir de las confiscaciones en los Puentes públicos, en las fronteras por el sector castrense, es inercia política.

El Episcopado insiste en que "Estamos viendo como nuestro pueblo está sufriendo demasiado…" y que hace la iglesia, simple llamados como si la gente comiera con llamados, curara sus heridas con llamados, se ampara con Dios en medio de la inseguridad, de espalda a esto, el Episcopado llama que el pueblo tenga voz, porque ellos no tienen voz suficiente, están fragmentados, ya que hacen política, forman parte de la política, de la realidad del país, ¿Porque ellos el Episcopado no hacen el cambio?, si no les agradan las políticas erradas, destructivas, porque se ocultan sus pensamientos y sentimientos reales debajo de esa sotana, ¿No serán ellos, quienes están "inertes" de frente al cambio respecto a la realidad del país?.

Claro debido a los embates, a las agresiones económicas, la burguesía de FDECAMARA, por cierto confesa en golpes de Estado, su Líder Carmona Estanga desde Colombia pronunciándose contra su país, en delito contra la Patria, así como lo hace María Conchita, el Episcopado de manera pusilánime llamando al cambio, de modo encubierto llamando al pueblo, al cambio político, siendo que ellos son los responsables de esa política genocida de la burguesía de "precarizar las condiciones de vida del pueblo", de guardar silencio, de los responsables de la inflación y la devaluación del bolívar, entonces de que se quejan la majestad del Episcopado, siendo que ellos acusan erradamente, no apuntan a quienes en verdad son los responsables de "la precarización de la vida del venezolano" dado que no puede acceder a la adquisición de los productos básicos.

Las políticas de inflación y devaluación de la burguesía "venezolana" en complicidad con el imperialismo de los Estados Unidos, la oligarquía colombiana y ahora el gobierno de Guyana, en un Plan de Tenazas por ahora política contra el territorio de Venezuela buscan desmembrar el país, "fragmentarlo visiblemente", sobre la cual Episcopado calla, aunado a esto, nada dicen quien tumba los precios del petróleo mediante la fragmentación de la corteza terrestre, extrayendo petróleo de esquistos con consecuencias ambientales, además, de la exploración de petróleo y posible extracción en territorio venezolano, violando las fronteras de Venezuela, por parte de corporaciones trasnacionales como la Exxo móvil (de Estados Unidos) y la Shell provocadores de la guerra.

Aquí es donde el Episcopado no tiene voz, no quiere darle voz al pueblo, no llama al pueblo en apoyo de su gobierno democráticamente electo, en defender la Patria, en ver cómo tratan de acorralar con los precios del petróleo hacia la baja en los mercados, como se reducen las divisas en el presupuesto público, para comprar insumos médicos, equipos, así como alimentos para la importación cuando ellos hablan de crisis de salud. En cuanto a la educación que ellos habla de otra crisis, nunca en la historia venezolana se ha visto la incorporación masiva a la misma, solo que ellos el Episcopado no hablan claro, prefieren hablar de generalidades, sabemos que los gremios universitarios confrontan al gobierno por la firma de un contrato colectivo, sin embargo, la realidad presupuestaria no es ajena al país, el Episcopado no quieren entender esto, prefieren hablar de políticas erradas.

Así pues; el clamor del Episcopado no es integro, es parcial, es deliberado, el clamor del Episcopado es político, se niega a decirlo, pero lo dice tácitamente, asume partido político contra el gobierno de Nicolás Maduro, contra el Plan de la Patria, de la cual dicen "no se ha generado "ningún tipo de decisión" de cara al país, a la angustia del venezolano", se recomienda esta institución de la feligresía leer a Jaua, M. Elías, "Renta de PDVSA y socialismo" Aporrea, 201-01-2015, pero si quieren algo más denso, "Venezuela en cifras, Nuestra transición al socialismo", febrero de 2015" de hacerlo, seguro se rasgarían la vestidura de su sotana, callarían, reflexionaran y harían voces en defender al pueblo de la burguesía apátrida.

Fuente:

1.-"CEV: Situación de Venezuela es preocupante", El Nacional Web 17 de julio 2015 - 01:28 pm



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1141 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a210959.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO