Anticapitalismo bizarro

La feroz campaña anti comunista emprendida por las potencias capitalistas occidentales y el pregonadísimo "fracaso" del socialismo real confinaron al marxismo acotos muy cerrados, despojando a la humanidad del único método capaz de comprender a la sociedad con miras a su transformación.

Pero la historia no llegó a su fin y las contradicciones del capitalismo, del imperialismo, se hicieron cada vez más evidentes, tanto para los obviamente explotados o excluidos, como para los trabajadores privilegiados. Las supuestas bondades de la civilización occidental ya no podían justificar las atrocidades que el gobierno de los EEUU y los capos de los conglomerados financiero–industriales cometían y cometen para mantener su supremacía mundial y garantizar su ritmo de acumulación de capital.

Para canalizar un creciente anti yanquismo visceral antes que se convirtiera en anti imperialismo consciente hubo que urdir argumentos anti sistema bizarros, sin cuestionar su esencia ni detener la lógica del capital. Se desarrollaron corrientes de pensamiento pseudo marxista y pseudo progresistas, se avivaron religiones convencionales y de nuevo corte, se fomentaron corrientes Nueva Era, se desarrollaron aceleradamente las TICS y se diseñaron toda clase de aplicaciones para naturalizar la realidad virtual, etc.

En esa onda, Al Gore filmó su famosa película Una Verdad Incómoda sin identificar los responsables de la devastación del planeta. PiKeti y otros economistas "progresistas", reconocen el fracaso de la austeridad, responsabilizan a gobiernos corruptos de la deuda griega y le solicitan a Angela Merkel reestructurarla y reducirla, dejar espacio para que la economía pueda respirar y recuperarse... Y el enigmático Papa Francisco en sus visitas selectivas a América Latina ha instado a empresarios, políticos y a economistas a "no ceder al modelo económico idólatra que necesita sacrificar vidas humanas en el altar del dinero y la rentabilidad" sin hacer referencia a los capos del imperialismo y ha señala que "No reconocer a Israel como Estado judío es antisemitismo", desconociendo el protagonismo del sionismo y del gobierno de Israel en el modelo que dice condenar así como las gravísimas consecuencias que traería ese reconocimiento a los palestinos.

Y así muchos más…



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1290 veces.



Mariadela Villanueva

Analista y comunicadora. Socialista y chavista. Firme creyente del poder popular

 mariadelav@gmail.com      @mariadvillanuev

Visite el perfil de Mariadela Villanueva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Mariadela Villanueva

Mariadela Villanueva

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a210902.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO