¿Existe o no existe la inflación? Un caso visto por el otorrinolaringólogo psiquiatra de Maduro

El ciudadano Javier A. Vivas Santana ha escrito dos artículos interesantes, A propósito de ser ciego: La otitis de Maduro" y el otro, "La prosopagnosia de Maduro", haciendo gala de su capacidad crítica que no podemos negar en sus cuestionamientos al gobierno de Nicolás Maduro, en ambos artículos se le diagnostica al Presidente de la República Bolivariana de Venezuela enfermedades reales o ficticias, pero en todo caso se le atribuye el padecer de disociación política, ese conflicto entre la realidad y el pensamiento o mejor dicho la incapacidad de pensar sobre lo que ocurre en el entorno político venezolano en relación a los problemas sociales, económicos y políticos que vive el país.

Antes de comenzar con el diagnóstico de la otitis política presunta del Presidente Maduro, prefiero traer a colación el planteamiento de su más reciente artículo, "Camarada del PSUV: este 28 de Junio vota por mi" donde de manera irónica cuestiona a los funcionarios públicos de la revolución bolivariana, a todos y todas por igual, sin piedad por alguno (a), es decir de meter a todos y todas en un mismo saco de gatos y gatas coruptos, , el de la corrupción de la ética de los revolucionarios, en especial los del PSUV, en dicho artículo me llama la atención que haya dicho: "….estoy en la obligación como ´fiel militante´ del marxismo y el socialismo, aunque también aceptando que nunca he leído y menos escrito algo de esa vaina…". (1). Pues ese es el asunto, que nuestro critico se equivocó no ha ido todavía al oftalmólogo político, necesita hacerse una dilatación de pupila, porque está ciego irracionalmente (de bola).

La irracionalidad de la ceguedad política es muy próxima de quien ve una realidad y no la conoce, la interpreta como un hipermétrope, según la miopía política, no distingue la realidad del objeto, porque al final el señor Vivas al parecer aspira a cambiar la realidad de los problemas, sin embargo nos asombra que como "fiel militante del marxismo y el socialismo" no sepa o no quiera, o peor aún se burle de esa "vaina del marxismo", de esa cosa llamada "socialismo", pero que nos diga el doctor Vivas, "que nunca ha leído y menos escrito de esa vaina", en verdad miente ejerciendo la crítica, no se puede haber pasado por Universidad alguna donde la huella de este genio de la humanidad; Carlos Marx no haya dejado una impronta, un aporte al campo del conocimiento universal que ni los burgueses ni el imperialismo pueda negar.

Ahora dediquémonos a la cosa, a la vaina del socialismo, a los problema al cual la crítica del "ojo de Vivas" le dedicas mucho tiempo en cuestionar la gestión de la política de Maduro, dejando dicho, que él mismo siente que "….el legado del presidente fallecido y líder de la revolución bolivariana Hugo Chávez ha sido traicionado….", ¿Por qué?, veamos algunas de sus críticas al Presidente Maduro: "….lo invito en nombre de unos 500 mil ciudadanos neoespartanos para que visite la isla de Margarita en una travesía de la "nueva" Consolidada de Ferrys (Conferry), desde Puerto La Cruz o Guanta (estado Anzoátegui), y escuche de los pasajeros (residentes o turistas) su opinión sobre el servicio de esta "compañía", (2), no sólo en el trato como usuarios sino prestación del servicio naviero, así como del viaje en la embarcación propiamente dicha. Cuando decida regresar, por favor, vaya sin mucha planificación a buscar un boleto para escuchar cuál será la respuesta de semejante empresa "socialista". (Ídem). Nuestro caballero con razón cuestiona el servicio de la empresa socialista "Conferry", siente que los trabajadores no prestan un buen servicio, que hace falta cultura de atención a los usuarios, respecto por la calidad del servicio naviero.

En ese itinerario que le propone al Presidente por la isla de Margarita, ….ofrece su vehículo para que en su "…..conducción pueda escuchar el pavimento irregular por la mayoría de las carreteras venezolanas, o en su defecto el "tronar", cuando, Dios lo ampare, caiga en un hueco, o peor, que por razones de escasez, se le explote un caucho o el mismo vehículo quede descompuesto, porque además que no conseguimos los repuestos, cuando alguien los tiene, escuche que tenemos que comprarlos a precios de hiperinflación. Cuando tenga que realizar una parada por razones de descanso o llenado de combustible, no olvide comerse algo en ese viaje para que también escuche el valor de los precios, para nada socialistas, de lo que significa pagar por alimentos y bebidas en la calle en una arepera o restaurant" (3). Aquí se queja de la situación del asfaltado de las carreteras, asunto razonable que la revolución bolivariana, sobre todo un país petrolero no puede darse a la crítica siendo una potencia que dispone de las mayor reserva mundial de petróleo, y resulta que muchas carreteras del país se hallan en estado deplorable por culpa de muchos funcionarios públicos que trabajan para vivir del gobierno más no para servirle al pueblo.

Pero en ese itinerario nos encontramos con la crítica de la escasez (repuestos de vehículos, cauchos, etc.), el lamento de "los precios para nada socialista lo que significa pagar por alimentos y bebidas en la calle en una arepera o restaurant". Además que en ese viaje en el aeropuerto pueda oír los precios de neoliberalismo salvaje que Conviasa tiene en todas sus rutas para el ´pueblo venezolano´…", (4) al parecer nuestro caballero critica "la escasez y la especulación" que se supone la otitis política del Presidente Maduro y sus funcionarios no quieren oir del pueblo pero tampoco quiere entender el otorrinolaringólogo de Maduro, puesto que nos habla de "precios neoliberales salvajes" que esta tiene que ver con los capitalistas salvajes.

A propósito de "ser ciego y sordo", falta que se quede mudo de la crítica, el asunto es que la disociación psíquica, no le permita entender, la alienación ya sabe. ¿Cómo es que se habla de precios neoliberales salvajes en una empresa socialista, es lícito?, pues bien en que etapa de la revolución nos encontramos, ¿Cree en verdad este caballero que vivimos ya por decreto de Chávez en el socialismo?, al parecer sigue sin entender los procesos de transición al socialismo, (cosa que no nos extraña si no es marxista) eso no excluye la crítica para "el mejoramiento de los procesos", pero tampoco da permiso para desentenderse del marco jurídico, sobre todo de la Constitución, en lo relacionado al carácter mixto de la propiedad del régimen socioeconómico venezolano, sin embargo, eso no excluye el papel que juega el Estado en el control inflacionario.

La inflación sabemos que es un mecanismo perverso del capitalismo, y no creo que el Presidente Maduro niegue su existencia, así le aconseja al Presidente, invitándolo "… si también lo prefiere, podemos ir hasta cualquier negocio que venda televisores o electrodomésticos, y verifique con su oído, cuántos meses de "ahorro" en condiciones de "inflación cero" (que no es nuestra situación) se necesitan para adquirir un producto o bien de tales características. No voy a hablarle del costo de una vivienda o un vehículo, porque sobre las primeras, escuché de usted que las construidas por el Estado a través de la Gran Misión Vivienda Venezuela (GMVV) valen 50 mil dólares, y como comprenderá, mi salario lo percibo en bolívares, razón por la cual, eso para mí y millones de venezolanos nos resulta utópico" (4) El señor Vivas le coloca el problema de los precios neoliberales a Maduro para que este tome cartas en el asunto, y no solo eso, le dice "…..Que no sólo escuche a sus séquitos cuando vaya a "inaugurar" un Mercado de Alimentos (Mercal) o Petróleos de Venezuela de Alimentos (Pdval), sino que vaya con ellos hasta cualquier supermercado o abasto (que no sea "Bicentenario") y oiga lo que allí dice la mayoría del pueblo en cola sobre usted y sus "colaboradores" en relación con la inflación, la escasez, el bachaqueo y la delincuencia" (6).

Ya sabemos de los problemas antes mencionados, ahora se suma a ello, el llamado a la abstención que hace Vivas a los militantes del PSUV, aprovechándose de las circunstancias aciagas que vive el país aun conociendo las causas, se coloca al servicio de intereses ajenos: "Camaradas, y si están desmotivados para ir a votar este 28 de junio, porque ven que todos los días aumentan los precios de la comida, pero tampoco se consigue arroz, pasta, leche, azúcar, café, papel higiénico, jabón en polvo, pañales, productos de aseo personal o medicinas, hagan como les dije que hago yo: "rodilla en tierra", ¡Camaradas! Hay una guerra económica. Y por favor, no olviden, que sí para comprar esos productos básicos, deben dormir a las puertas del comercio o supermercado, desde la noche anterior, y pasar el siguiente día entre horas de sol o lluvia,…" (7).

Al parecer el señor Vivas conoce las causas, nos habla de precios neoliberales salvajes y por supuesto, no excluye "la guerra económica", a que la señala más como una excusa del gobierno que como una realidad, pero igual procede de la misma manera a quien critica, "pisando el peine" de la oposición, me refiero a conocimiento de William Serafino, en un artículo de igual de provocador que Vivas, pero critico objetivo, diría su espejo al revés, pero que lo utiliza contra el gobierno de Maduro, al menos el título, "La inflación no existe" que le ha servido para criticar a Maduro y de señalarle de padecimientos de La "prosopagnosia política", es decir, la prosopagnosia de Maduro, según Vivas "en este caso, no neurológica, sino política, sería aplicada a quienes desde el poder niegan una realidad, o bien sobre la base del mentir parcial ("medias verdades") o estableciendo sobre la población conceptualizaciones o hechos que, a pesar de ser ciertos, no representan la verdad que vive ese colectivo; verbigracia, entregar una vivienda, diciendo que eso es felicidad para una familia, cuando esa familia no es capaz ni siquiera de comer alimentos básicos esenciales, porque su nivel de vida ha sido empobrecido al máximo por las propias políticas del Estado. ¿Será esa familia enteramente "feliz" por el hecho de tener vivienda?" (8).

Que nos dice Serafino que omite o no entiende nuestro miope políticamente hablando, Javier Vivas, --la advertencia de Serafino--, "Si algo ha demostrado la guerra económica en su bullicioso caminar es que conceptos tales como "inflación" y "control cambiario" (los mayormente mencionados por la contra), analizados desde una perspectiva autónoma, parcialmente aislada y sin interacción con el hecho político, no nos dicen absolutamente nada" (9). Pues no hay duda, quien lo puede negar, nadie, la inflación no solo es un hecho económico, al igual que la guerra económica, el tipo de cambio, son también fenómenos políticos, no se les puede analizar de manera aislada, los sujetos que en ella intervienen, los capitalistas nacionales y foráneos pero también las decisiones que pueda tomar el gobierno en relación al tipo de cambio que pueda devaluar la unidad monetaria ocasionado efecto sobre la inflación.

En nuestro caso, Vivas está claro de los precios neoliberales salvajes (capitalismo) pero duda de "la guerra económica", es como si dijera la causa de la inflación la tiene el gobierno revolucionario de Maduro y los empresarios capitalistas no, asume que Maduro siente otitis por la inflación, que la niega, tomando en cuenta el itinerario que le propone a Maduro para conocer de cerca la realidad, sobre todo la de la inflación de los precios. Resulta que el señor Serafino puede hacerle ver al doctor Vivas que al analizar la inflación que "Los indicadores expresan un hecho político concreto. Analizarlos como estructuras separadas e imparciales es un gravísimo error de análisis". Quiere decir que la inflación es originada por múltiples factores, pero el político y las asociales tienen su huella y no es simple prosopagnosia política, es una realidad que La "inflación" en Venezuela no responde (simplemente, la nota es mía) a la realidad económica de la población, que más allá de las incomodidades que significa mamarse una cola o comprarle al bachaquero, no le ha faltado ni alimentos ni medicinas", hay la procura del gobierno de abastecer a la población pero también existe la tarea de los bachaqueros de actuar como plaga devoradora de los productos regulados, creando la escasez y la hiperinflación.

Siendo así; el argumento de Vivas se cae por su propio peso, el de la "prosopagnosia política ordena escribir artículos que digan que la inflación³ y las colas "no existen", aunque la población vea subir los precios todos los días, en el medio de mucha gente que lucha por adquirir un producto esencial para su alimentación, higiene o trabajo", aquí nadie niega ni las colas y la inflación, lo que se quiere es explicar que el fenómeno inflacionario tiene un componente social "inducido", por eso el presidente Maduro nos ha hablado de "inflación inducida" y éste no solo lo ejecuta los bachaqueros sino también la influencia del "Dólar Today" creando ese malestar, esas incomodidades a la población.

Así que nuestro miope político, el señor Santana al parecer no entiende lo planteado por el señor Serafino, en el artículo recomendado por el mismo, "La inflación no existe", donde nos muestra que "…con esa monumental realidad que nos raya la pupila, los analistas económicos de la oposición toman como referencia el especulativo precio de cualquier producto suntuario (zapatos Nike, por ejemplo), a cuánto quiso poner el dólar Orlando Urdaneta, cuánto cuesta el yogurt importado en el Excelsior Gama y el "indignante" precio de las toallitas post-parto, para instalarnos en el cerebro la percepción de que Venezuela está entrando en un escenario hiperinflacionario, con el apoyo expedito de los cálculos mafiosos que realizara el FMI donde Venezuela ostenta una proyección inflacionaria del 96,8% para el año 2015" (10). El señor Vivas sabe muy bien del fenómeno neoliberal salvaje, "la hiperinflación", sin embargo no se queja con el padre de la criatura, el capitalismo o el imperialismo, sino con la víctima, el gobierno representado por Maduro, a nombre del pueblo, porque tiene más responsabilidad, exonerando al criminal, al delincuente, "Dólar Cedeño, Dólar Urdaneta", y toda la actividad especulativa del capitalismo y sus acólitos.

Resulta que la critica a Maduro de "prosopagnosia política" al parecer de nuestro psiquiatra, no se ve en el espejo, de negar la realidad de estos agentes económicos, prefiere enfilar la batería contra Maduro, lo que encarna la revolución bolivariana, que lejos de la propiciar las colas bachaqueras y la especulación neoliberal sostiene los programas sociales que dejan que los productos regulados lleguen al pueblo y más allá de nuestras fronteras, a los pueblos sufridos de los países vecinos cuyas políticas de amparo social son inexistentes, de allí que prefieran los productos venezolanos baratos, accesible a los consumidores, pero esto es oro problema. De manera pues; nuestro psiquiatra al tratar la prosopagnosia de Maduro, como "…..aquella que supone que todo lo que ellos hacen está bien, y todo lo que otros hacemos está mal. En otras palabras, no acepta críticas y cuando se autocritica sólo lo ejecuta en el discurso porque en su praxis continúa pervirtiendo sus mismos errores", (11), podemos añadirle que la prosopagnosia de Vivas por contagio, supone que todo lo que hace el gobierno está mal, y su discurso se reduce a critica el gobierno, pervirtiendo en muchos momentos su juicio contra Maduro, como es el caso del análisis que hace de la inflación no existe" de Serafino, que proyecta de manera distorsionada y miope sobre Maduro.

Esperemos que no padezca de otitis política el señor Vivas, lo cual dudamos si ya hemos escuchado su confesión de que "no sabe que es esa vaina y ni ha leído eso que llama marxismo y socialismo", si no quiere hacerlo lo comprendemos, pero que lea bien lo que dice el autor de "la inflación no existe" William Serafino: Si equis producto (carne, pollo, ropa, calzado, etc.) aumenta de precio, no es porque el "control cambiario" (y los subsidios) presionen "objetivamente" el aumento acelerado de la inflación. Es el parasitaje importador y comercial remarcando los precios porque les da la gana, pues ellos se abrogan el derecho de ganarle el 1000% a cualquier producto, aprovechando su condición de usureros para conspirar políticamente contra la Revolución Bolivariana" (12). Esto sin añadir el marcaje Dólar Today de los precios en el mercado. ¿Existe o no la inflación?.

Así que caballero Vivas, a la ligera no se puede mentir, hace falta audacia por no decir talento, su prosopagnosia se debe a su diagnóstico distorsionado, es decir lo que "….se origina por no querer ver ni escuchar….", aquella que cree usted que la oposición hace todo bien y que el gobierno todo lo malo, que usted está "rodilla en Tierra" no con la revolución, sabrá usted con quien en este contexto de guerra económica, perdón de guerra política y de clases sociales, claro si decide aceptar el marxismo por lo que la inflación que no existe en Venezuela es la de los países como Colombia, Perú, Chile, de un digito, (pero su pobreza apesta) estamos claro, y la que existe en Venezuela es la hiperinflacionaria. ¿Porque es así?

Si ya sabemos que nuestra burguesía parasitaria, dolarizada, rodilla en tierra con el Dólar Today, es capaz de acelerar la inflación abrogándose el derecho de más del 1000% es de esperar la hiperinflación, que tratan de desmantelar los progresos sociales, ayer hubieran dicho por culpa del difunto, por culpa de Chávez, pero como no existe, entonces por culpa de Maduro, (la traición la Chávez para dismular) y no de esas sanguijuelas del pueblo, la burguesía parasitaria capitalista de la que usted señor Vivas no habla nada. Como dice nuestro caballero Serafino, "La "inflación" es simple y llanamente, en medio de la guerra económica, la expresión estadística de la ambición parasitaria con fines políticos", la inflación también es política, un instrumento político en manos de la burguesía para atacar el gobierno de Maduro y que académicos prosopagnologos de la economía, (y también de la educación) niegan su saña contra la revolución bolivariana.

Así que nuestro especialista en diagnosticar enfermedades, dado lo equivocado e hipermétrope del diagnóstico, el señor Vivas debe acudir con su personal de la salud, si no tiene por ser un padre empobrecido por la ola neoliberal, la revolución le puede dar oportunidad a acudir al Barrio Adentro, lo primero: que tiene que hacer es ver un oftamólogo para que vea que "Todos y cada uno de los desbarajustes que han generado nuestra condición de mina, tales como el impacto de la manipulación energética orquestada por los gringos que ha mermado los ingresos del país, la fuga de capitales, el contrabando de extracción, el macro acaparamiento y la especulación desbordada porque les da la gana, no es responsabilidad de Chávez, de Maduro o de Diosdado, personajes que han batallado contra una espiritualidad económica (profundamente ambiciosa y usurera) con 100 años de desarrollo ininterrumpido en nuestro país", (13). Lo segundo; que tiene que oír de un otorrino, es "Cuando la Revolución Bolivariana comenzó a tocar las fibras del aparataje económico, sobre todo las relacionadas con las necesidades básicas (alimentación y medicinas), era lógico que el indicador llamado "inflación" (y, por elevación, el "control cambiario") fueran radicalmente alterados y atacados con violencia por sus principales dolientes, autonombrados empresarios, colocando (interesadamente) como principal responsable al Gobierno Bolivariano" (14) y lo tercero; que tiene que saber, e ir lamentándolo porque tiene que acudir a un psiquiatra en prosopagnosia y Barrio Adentro no lo tiene, es que la inflación en Venezuela, es una " (…) jugada económica representa un ataque político parasitario que no guarda relación con "leyes objetivas" de la economía o con alguna fuerza superior ("el mercado"). Es el robo estructural que han venido realizando desde hace décadas los grandes carteles económicos ("nacionales" e internacionales) que los obliga, a través de sus sabihondos economistas, a marcar expectativas usureras con arreglo a referencias inusitadas e irreales (Dólar Today), exhibiendo sin pelos en la lengua el porcentaje que le cobrarían a usted si el control cambiario desaparece y todas las políticas de subsidios dirigidos a la amplia mayoría de la población se van por el barranco" (15).

Así señor Vivas parece que tenemos un caso de psiquiatría política, al comentar usted la prosopagnosia, y analizarlo, puesto que en su caso, le tomo la palabra de si mismo que le "…. impide a la persona afectada, identificar las caras de las personas, incluyendo hasta la suya en los casos de mayor gravedad. Desde mi perspectiva, como estudioso de las alteraciones neurológicas es una de las más extrañas desvinculaciones entre la visión, el pensar, el pensamiento y parte de su realidad social", (16), es su propio diagnóstico, analícelo serenamente, y se descúbrase a si mismo, como a usted mismo le agrada decir, "A propósito de ser ciego. Quien tenga ojos que vea", y no solo eso, ya que el autor del artículo de "la inflación no existe, lo que le quiso decir a usted como lector es que extrañamente y no es casualidad porque la inflación en otros países de América Latina al parecer no existe, no quiere decir que no exista en dichos países, o en Venezuela, y pone como ejemplo, países dóciles al imperialismo como Colombia, Perú, México la inflación es baja, de un dígito, a diferencia de la rebelde Venezuela, cuya inflación alcanza dos dígitos o tres por culpa de quien de Maduro?

Sencillamente porque como dice Serafino, para otros países que "La ´inflación´ no existe como nos fue dibujado desde la academia y los medios de comunicación. Sirve simplemente para exhibir qué porcentaje y en cuál contexto político se perpetra el robo hacia la población. Porque en Colombia, México y Perú la "inflación" está controlada por el Estado y los empresarios para que el saqueo transnacional se haga con estilo y sin mucha bulla. Mientras que en Venezuela, como se han tomado medidas políticas para frenar parcialmente la vorágine neoliberal, es prioridad enloquecer éste y cualquier otro indicador con el fin de generar una atmósfera de "colapso" económico que legitime a futuro las especulativas tasas de la venganza", (17), correcto, la inflación es un robo, un medio de obtener ganancia de forma velada, "encubierta" sin que nadie se dé cuenta, una manera de arribártele al trabajador lo que se le paga, (Aparte de la plusvalía) lo que se gana con el sudor de su frente, a nivel internacional, asimismo, la devaluación de la moneda frente al dólar, es otro mecanismo, lo que significa elevar el valor del dólar frente a cualquier moneda latinoamericana, elevando los precios de las mercancías importadas, un mecanismo de saqueo disimulado, manipulando el tipo de cambio, u en el caso de países rebeldes, como Venezuela, desatar la jauría especulativa, para frenar los logros sociales de la revolución, pero esto es muy profundo a la comprensión de quienes padecen la falta de articulación entre visión, pensamiento y realidad. (A ver si esto le quita la ceguedad política a Vivas, al decir que "La prosopagnosia política del presidente Maduro y sus "colaboradores·" estaría en seguir diciendo que la pobreza según informe de la FAO (Food and Agriculture Organization, siglas en inglés, o traducido, Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) la pobreza disminuyó hasta el 2012, lo cual es cierto, pero su visión no les permite ver que desde su mandato en 2013, esta ha aumentado quizás hasta los niveles alarmantes que existían antes de 1989") (18).

Porque un dígito la inflación en los países que están de rodilla en tierra con el imperio, le FMI y la Banca Mundial, debido a que "…más allá de la trampa ideológica que encarna tan manoseado concepto, (la inflación o hiperinflación, la nota es mía) las poblaciones de estos países en términos reales (sobre)viven en medio de una exorbitante miseria económica (más de 40% de pobreza en dichos países), profundizada por la lógica de acumulación (del capital, la nota es mía) homicida de las transnacionales estadounidenses y europeas, que aun manteniendo los "precios estables" depredan cualquier política favorable (subsidios directos o indirectos) para que la inmensa mayoría pueda acceder a los consumos mínimos de subsistencia", (19) esto a expensa de la reducción del gasto social público para drenar las riquezas económicas del país a los empresarios capitalistas).

Por su parte señala Willian Serafino que "Los índices económicos son reflejo de una realidad política concreta. Por ende, la estabilidad de inflación depende, única y exclusivamente, de la (buena) relación entre el capital transnacional, sus cabezas de playa ("empresarios nacionales") y los patiquines que asumen la jefatura del Estado. En Colombia, México y Perú estas relaciones son tan estables como el matrimonio entre Javier Vidal y Julie Restifo. Los Estados colombiano, mexicano y peruano otorgan las más exquisitas facilidades (fiscales, tributarias y cambiarias) para que el saqueo económico de las transnacionales pueda llevarse a cabo, impiden por vías legales que la población pueda comer tres veces al día, fomentan las privatizaciones de la salud y la educación, y como fraterna retribución, los aparatos de propaganda proyectan la imagen de cada uno es un país exitoso con extremas facilidades para cometer brutales crímenes en lo económico" (20). (la negrita es mía). Así que los patiquines no ven esto, los miopes lo pasan por alto, porque la inflación en los países arriba mencionados son de vitrina, de un digito, pero su pobreza social es mejor ocultarla, mejor que bachaqueen en la frontera, como es el caso de Colombia, donde un fuerte cantidad de la población a falta de trabajo viven parasitando de los productos regulados para sobrevivir.

Y con esto terminamos, parafraseando a Willian Serafino, la inflación no es que no exista, es inducida en Venezuela, las pruebas lo delatan, el contagio del Dólar Today la acelera, responde no solo a la realidad económica sino también política, debido a las incomodidades de bachaqueros, burgueses parasitarios, especuladores capitalistas, que obligan al pueblo a "mamarse una cola o comprarle al bachaquero, pero una cosa es cierto, existe el dólar 6.30 que no le ha faltado al pueblo, es decir que no le "ha faltado ni alimentos ni medicinas" pese a las colas, de lo contrario imagínese por un momento la jugada del peine, la trampa ideológica de política económica, si unificamos el tipo de cambio, "exhibiendo --como dice Serafino--, sin pelos en la lengua el porcentaje que le cobrarían a usted si el control cambiario desaparece y todas las políticas de subsidios dirigidos a la amplia mayoría de la población se van por el barranco", que me diría el otorrinolaringólogo psiquiatra de Maduro que ocurriría en Venezuela, en este momento, si desaparece el dólar para alimentos y medicamentos, un Caracazo II?. Es lo que esperan los caballeros de la derecha y los de las izquierdas mareadas de centro (socialdemócrata) y extremo socialista (ultrosos).

Fuente:

1.-Javier Antonio Vivas Santana, (a) "Camarada del PSUV: este 28 de junio vota por mí", Aporrea, 27-06-2015.

2.---------------------------------------. (b) "La otitis de Maduro", Aporrea, 07-06-2015.

3.-Idem.

4.-Idem.

5.-Idem.

6.-Idem.

7.-Javier A. Vivas Santana, (a).

8.-__________________________. (c) "La prosopagnosia de Maduro", Aporrea, 24-06-2015.

9.-Willian Serafino, "La inflación no existe", http://www.google.com/url?q=http%3A%2F%2Fmisionverdad.com%2Fla-guerra-en-venezuela%2Fla-inflacion-no-existe&sa=D&sntz=1&usg=AFQjCNFEBxl4CdS9myilshnkWZGl6q-qsw 18-06-2015.

10.-Idem.

11.-Javier A. Vivas Santana, (c).

12.-William Serafino, Ob cit.

13.-Idem.

14.-Idem.

15.-Idem.

16.-Javier A. Vivas Santana (c).

17.-William Serafino, Ob. Cit.

18.- Javier A. Vivas Santana (c).

19.-William Serafino, ob. Cit.

20.-Idem.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3265 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: