Derecho a la belleza

El Socialismo del Siglo 21, no solo contempla la progresión de los derechos humanos (y más aun de la humanidad), para todos y todas, bajo el reino de la justicia, es decir, en condiciones de igualdad (de oportunidades, de desarrollo, en paz, y en todo aquello que coadyuve al disfrute pleno de la vida, el vivir viviendo, el vivir bien), sino su permanente innovación hacia la ampliación de estos, en una cartera que quizá en estos momentos pudiera parecer más que extraordinaria, utópica, pero que para las aspiraciones revolucionarias, apenas son parte de la deuda humanitaria que aún no se le ha cancelado al pueblo bolivariano, y que debe ser saldada lo antes posible.

Ya el asunto no trata sobre si todos y cada uno de los más de siete mil millones de seres humanos, y el planeta que poblamos, abatido conceptualmente el fascismo, se les debe garantizar o no sus derechos, si estos son inalienables e irrenunciables, si evolucionan a estadios superiores de calidad; ahora los debates giran en torno a la necesidad de incorporar nuevos derechos, surgidos de las mejoras y el perfeccionamiento del buen vivir. Uno de ellos es el derecho a la belleza, como derecho fundamental para el desarrollo integral del ser humano y su entorno.

No por casualidad el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, acaba de proponer, en el marco de la entrega de su memoria y cuenta, la creación de una instancia regional que trate el tema de los derechos humanos, distanciándose de manera radical, de forma y fondo, como el hegemon occidental los utilizan para el ejercicio de la dominación, y así tener el poder de impregnarlos de la concepción humanista que el bloque sureño comienza a construir.

Esto a propósito de que en el temario del Congreso Internacional: "Inventar la Democracia del Siglo XXI, Derechos Humanos, Cultura y Vivir Bien" a realizarse por estos días en Caracas (que en lo personal preferiría llamarlo como hace rato acordó la Revolución Bolivariana: "Inventar el Socialismo del Siglo 21" ya que en el campo de las ideas, se transcendió del concepto de la "democracia representativa" al de la "Democracia Participativa y Protagónica", consagrada como conquista en la CRBV; y si algo habría que inventar, es el socialismo del siglo 21, legado para la humanidad del Comandante Supremo, Hugo Chávez), en la mesa titulada: "Ciudades en disputa: entre el capital y la gente", enuncian un subtema: "Plantear a la belleza como un derecho de la ciudad", el cual nos permite amenazar con desarrollarlo en una próxima entrega, una vez hayamos participado en tan prometedora actividad.

El chavismo es soberanía cultural.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1112 veces.



Milton Gómez Burgos

Artista Plástico, Promotor Cultural.

 miltongomezburgos@yahoo.es      @MiltonGomezB

Visite el perfil de Milton Gómez Burgos para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Milton Gómez Burgos

Milton Gómez Burgos

Más artículos de este autor