La perdonable estupidez de la traición

Llego a creer que se puede ser traidor sin quererlo ser. Aún, sin saber que se es.

No puedo menos que pensar así, cuando leo algunos comentarios en internet de un grupillo de personas cuya reacción –ante las maniobras militares el sábado pasado- fue la burla.

No citaré nombres ni apellidos porque no creo que tengan la suficiente valentía para reflejar sus verdaderas identidades. Las ratas, con el permiso de los bellos y reales roedores, suelen ampararse en el anonimato oscuro y cabrón que cobija sus miserables existencias.

Pero ¿cómo llamar a alguien que se atreve a escribir que "USA no se entromete en asuntos internos de Venezuela, y que solo está salvaguardando la integridad de su sistema financiero y la seguridad de su pueblo"?

¿Qué se puede pensar de quien afirma que "una bomba atómica y EEUU los vuelve mierda a todos? ¿Quién, para quien su Patria debería ser lo primero es capaz de expresar que "un mar de mediocridad inundó las calles y que es un batallón de arrimados como payasos de circo que sólo sirven para hacernos reír"?

Como advertí al inicio, prefiero imaginar que muchos o muchas de quienes comentan semejantes inconsistencias, lo hacen con una buena dosis de perdonable estupidez ingenua. Lo sensato en cualquier rincón, es que unos y otros se unan contra el rechazo de la agresión externa, porque –sencillamente- unos y otros pagarán las mismas consecuencias en caso de que cristalice la acción imperial de choque.

No se trata, únicamente, de vencer o morir en combate. Se trata de no estar muerto desde ya, rendidos desde ya, postrados desde ya o vendidos desde ya con "análisis" de esa naturaleza. La lógica indica, aunque para muchos la lógica es el mundo al revés, que unos y otros deberíamos enfrentar juntos al invasor y luego los trapos sucios los lavamos en casa.

Quienes entreguen sus vidas conscientes de su rol histórico, serán recordados como héroes y heroínas. Quienes mueran, ignorantes de su responsabilidad patrióticas, jamás emergerán del olvido.

¡Chávez vive…la lucha sigue!

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1291 veces.



Ildegar Gil

Comunicador social

 ildegargil@gmail.com

Visite el perfil de Ildegar Gil para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: