En Tiempos de Chávez

Al mundo pongo por testigo que un hombre de tu talla existió y dejó la huella que solo los grandes dejan para que otros la sigan. ¿Y cómo no seguir, mi Comandante Chávez, tamaña huella, si tu lucha está inspirada en los valores e ideales más hermosos que hombre alguno haya conocido? Como son: la justicia social y el amor al prójimo, preceptos cristianos que rigen a todos los revolucionarios. Sin duda alguna fuiste, eres y serás la inspiración de las generaciones de todos los tiempos. Comandante, tu espíritu subversivo e indómito, cargado de un arsenal de dignidad y profundo amor, se nos imbricó de tal manera, que aquella consigna de que "todos somos Chávez" se convirtió en realidad. Hoy doy gracias por haber vivido en tus tiempos, tiempos de cambios profundos debidos a ti; empezando por nuestra conciencia, para luego transformar nuestra Patria y lograr construir el socialismo nuestro americano; pero esto solo será posible, mi Comandante, con la unidad monolítica de todos nosotros, los patriotas, como bien tú lo decías, condición sine qua non para la tarea que nos dejaste pendiente y no podemos postergar más. Gracias a ti se logró la unión latinoamericana y caribeña, dejaste aires de rebelión multiplicándose en nuestro continente, con la fuerza impetuosa de tu legado, que hoy más que nunca habremos de defender, por cuanto en ello nos jugamos el futuro de la Patria Grande. No faltarán quienes pretendan atentar, de manera vil y miserable, contra nuestra sagrada nación, libre y soberana, que por tus esfuerzos incansables y enseñanzas construimos, y entre esas enseñanzas entendimos que la lucha por el hombre no se hace por caridad, sino por amor, ese que te movía a ti día a día por nosotros, tus hijos e hijas. Es por tanto que está prohibido fallarte Chávez, porque fallarte a ti seria fallarnos a nosotros mismos y a los pueblos que luchan en el mundo con la esperanza de alcanzar una sociedad más justa, como la que tú nos legaste. Segura estoy que la Historia te absolverá, al igual que a nuestro camarada y amigo de nuestro pueblo, comandante Fidel Castro, de quien aprendiste mucho, y así lo reconocemos. Él supo valorar tu genio y poco le hemos agradecido todo el amor de padre que te profesó, nunca dudó que partirías en dos la historia política de nuestro país. Ahora estamos enfrentando una nueva etapa sin tu presencia física. ¡Qué reto Comandante! Pero no dudo que lo lograremos y seguiremos teniendo Patria, porque no en vano decías que con los pobres del mundo tu suerte querías echar. ¡Hasta siempre mi Comandante! El amor hacia ti está blindado, no en vano eres el corazón de la Patria.

Zulika King

Coordinadora del Movimiento de Batalla Social Punta de Lanza

Jueves, 5 de marzo de 2015



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1833 veces.



Zulika King

Coordinadora General del Movimiento de Batalla Social Punta de Lanza. Presidenta de la Fundación Punta de Lanza. Coproductora del Programa Radial "Trinchera del Poder Popular".

 zulikaking@yahoo.com      @ZulikaKing

Visite el perfil de Zulika King para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: