Pildoritas 22 (año VIII)

Por fin, pero quedan otros y otras

Ya era justo que la ley actuara contra uno de los personajes que venía burlándose de ella desde tiempos inmemoriales y que en los últimos tiempos, algo que era público y notorio, se había dedicado a conspirar abiertamente contra la constitucionalidad.

Las pruebas de sus últimas escaramuzas son tan contundentes que al gobierno no le quedó otra alternativa, so pena de instituir definitivamente la impunidad y tirar por la borda su autoridad, que solicitar ante el Ministerio Público su detención la cual se efectuó, como queda demostrado en videos, respetando todos los procedimientos, pues se supone que quienes actuaron por orden expresa no iban a incurrir en la torpeza de dar pie para que explotase cualquier desmán por pequeño que fuese y saliera por sus medios a acusar al gobierno de atropello de los derechos de alguien que precisamente se ha destacado por ser un constante violador de los mismos.

Aun muchos recuerdan los atropellos a que sometía a los venezolanos de la tercera edad con calidad de pensionados cuando era gobernador de Caracas, su actuación en contra de los estudiantes, su participación en el golpe de abril y posteriormente en el paro petrolero cuando llamó a los venezolanos a no pagar impuestos y sus continuos llamados al desconocimiento del gobierno legítimamente electo por el pueblo.

Pero a cada cochino gordo le llega su sábado y este sujeto tendrá que responder por sus actuaciones que como bien sabemos han quedado claras con la declaraciones de los demás detenidos, al ser develada la conspiración que esta vez tenia características cruentas, pues no importaban, como nunca han importado para la derecha fascista, de la cual es connotado miembro este personaje siniestro, las muertes que afortunadamente se evitaron pro la actuación d la inteligencia popular y oficial

Mafias de nuevo tipo en los puestos de control fronterizos

Las medidas tomadas por el gobierno para frenar el contrabando de extracción, con controles que se suponen estrictos en las alcabalas administradas por la Guardia Nacional Bolivariana, aunque en algo han mitigado la enorme fuga de todo tipo de mercancías, desde alimentos hasta medicamentos y repuestos, entre otros, han servido también para que se formen mafias mixtas entre funcionarios y abogados sin ética de ningún tipo, que se aprovechan del nerviosismo y desesperación de quienes caen en el ilícito y de sus familiares para exigir grandes cantidades de dinero, con la promesa de resolverles el problema en corto tiempo; sé de un caso que debe ser uno entre muchos en que una persona conocida, fue detenido porque llevaba alimentos y medicamentos y más se tardó la detención que uno de los funcionarios de la GNB, le presentara un abogado de varios que están como caimán en boca de caño, quien le exigió al suma de 300 mil bolívares para sacarlo en dos meses.

Una de sus hijas me contó del caso y por supuesto le recomendé no dejarse engañar, pues conforme a la Ley, indefectiblemente, por haber sido detenido en flagrancia, lo que debería era aceptar los hechos y preparase a pasar 45 días hábiles preso y que lo del abogado la misma ley preveía proveerlo de un defensor de oficio y que de todas maneras lo que venía después era un régimen de presentación, de lo cual ningún abogado podría salvarlo.

Afortunadamente en este caso los objetivos de estos mafiosos, no se cristalizó encima de que el ciudadano no tenía esa cantidad, pero es de suponer que en muchos casos la gente cae como mango maduro, en manos de desalmados como estos, quienes se aprovechan de circunstancias adversas para enriquecerse fácilmente.

Como son tantos los casos a diario, me imagino la gran cantidad de gente que se ha dejado engañar y las enormes cantidades de dinero que estos delincuentes han logrado recabar para sus cuentas.

Este caso de muchísimos, debería dar pie para que los organismos correspondientes, investiguen y tomen medidas que impidan que inescrupulosos sigan en el plan bien montado para estafar a quienes a pesar de su culpabilidad, están en el derecho de que se les juzgue, sin que nadie pretenda aprovecharse de sus adversidades.-


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1810 veces.



Saúl Molina


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: