¡Viva Venezuela!

Editorial

¿Quién puede negar que en Venezuela exista una grave crisis? ¿Quién puede negar que el país esté bajo una criminal guerra económica? ¿Quién puede pensar que esta acción, generada en los Estados Unidos, tendrá un final en el 2015? ¿Quién puede negar que en Venezuela se aplique el mismo guión que se aplicó en Chile? ¿Quién puede hacerse la vista gorda ante la campante corrupción? ¿Quién niega de la infiltración en las altas esferas del gobierno de Nicolás Maduro? En fin son realidades que no se pueden negar. Y costará mucho eliminar en un tiempo relativamente corto estas interrogantes. Se requiere mucho liderazgo. Mucha unidad. Mucha conciencia. Mucha lealtad y amor por la Patria. Se requiere de mucho chavismo del bueno. Chavismo puro. Chavismo comprometido. Sólo así podrá surgir una esperanza cierta y necesaria.

 

1. Chávez estuvo presente en Costa Rica

 

La voz del Comandante Supremo Hugo Chávez, retumbó en el amplio salón donde se llevó a cabo la III Cumbre de la CELAC, en Costa Rica. Las voces de los 33 representantes de los países de Latinoamérica y El Caribe, hicieron coro para acompañar a uno de los precursores de la unidad e integración de América Latina y El Caribe: Hugo Chávez. El Comandante eterno le dio impulso a Petrocaribe, El Alba y Unasur. Y su legado se agigantó con la fundación de la Celac en Caracas.

 

Hugo Chávez feliz en su tumba. Desde allí observó como su legado internacional se crece sin paralelos en la historia de América Latina y El Caribe. Los discursos y las conclusiones finales estuvieron a la altura. Fue una contundente respuesta a los Estados Unidos, cuyo gobierno hizo todo lo posible por opacar y boicotear la III  Cumbre de la CELAC. Se percibió un organismo unido, más integrado que nunca y con un futuro gigantesco. El ideario de Simón Bolívar se está viendo reflejado en la obra de hombres visionarios como Néstor Kirchner, Luis Ignacio “Lula” Da Silva y Hugo Chávez Frías.

 

1. ABC y The New York Times

 

Estos medios de comunicación son la punta de la vanguardia de la derecha internacional unida contra el gobierno revolucionario de Nicolás Maduro. ABC, es hoy día, el más reaccionario de los periódicos del mundo. Fue un paladín de la dictadura franquista y del fascismo alemán. Atacó inmisericordemente al Comandante Hugo Chávez, cuando estuvo no sólo en su rol de Presidente de Venezuela, sino aún después de muerto. Mientras que el diario neoyorquino es el genuino vocero de la más rancia derecha representada en el Departamento de Estado, en el Pentágono y la CIA.

 

En Venezuela esa línea es seguida por El Nacional y el tabloide Tal Cual. Los dos periódicos responden a sus dueños, como punta de lanza de la derecha nacional, convirtiéndose, de paso, en El Mercurio de Chile, y sus congéneres, que unieron fuerzas contra Salvador Allende. Miguel Henrique Otero y Teodoro Petkoff, están al servicio de la perversa oposición que no se da tregua contra el gobierno y aspiran ser carburante de un estallido social, con el objetivo de sacar del camino al chavismo.

 

 2. Todo cambia, menos el yanqui

      

Lo que tenemos hoy día es el mismo negro con su       cachimbo. No hay manera que los gobiernos de Estados Unidos comprendan que vivimos cambios irreversibles en materia de política internacional. La industria bélica de Estados Unidos, es el de mayor peso en el gobierno estadounidense. Que unido a un sector mediático le tuercen el brazo a los Obamas que desfilen por la Casa Blanca. Pero en verdad, el imperio se niega a morir, a pesar de que el mundo es otro.

 

El imperio fracasó en Cuba, pero se niega a levantar el cruel y criminal bloqueo al cual ha sido sometida Cuba desde hace más de 50 años. No han podido con Cuba, pero siguen ciegos. No les ha bastado con haber sometido un pueblo al bloqueo más largo de la historia, prohibiéndole alcance a la tecnología, a la ciencia, en todos sus ámbitos, y al desarrollo. Estados Unidos se ha mantenido sordo ante el clamor de la ONU; organismo que todos los años vota mayoritariamente por el cese al bloqueo. Se ha mantenido a espaldas de todos los pueblos del planeta tierra, con tal de aspirar a hacer morder el polvo a los cubanos. Pero se les quebró el serrucho en ese intento. Ahora no saben cómo remediar su maldad.

 

3. Venezuela no es Chile

 

Ahora vienen por Venezuela.  El imperio está empeñado en “quebrarle el lomo” al chavismo, utilizando toda su artillería pesada, desde su sede, pasando nuestro suelo patrio, a través de sus lacayos. El imperio quiere ver mandando en Miraflores a un pelucón o a cualquiera de sus fichas. Y así apoderarse de nuestro petróleo, y demás riquezas naturales con que cuenta el pueblo de Bolívar y de Chávez.

 

Pero, una vez más, hay que recordarles a los de afuera y a los de adentro que Venezuela no es Chile. Allende no contó con un pueblo unido a su alrededor. No contó con un partido bien organizado y combativo como el PSUV. No contó con una Fuerza Armada, como la bolivariana, que marcha codo a codo con su pueblo, de donde provienen. Chile no contó con una UNASUR o una CELAC. Para aquel tiempo no había unidad, y menos integración en América Latina y El Caribe. El imperio hacía lo que le daba la gana, y no contaba con resistencia alguna en el continente. Eran los dueños de todo. Hacía y desasía a su antojo. La OEA estaba rendida a sus pies. Pero ahora es otro escenario, donde Venezuela no está sola ni aislada.  ¡Viva Venezuela!

 

4. ¿Qué ha pasado con la “salida 2”

 

Los violentos se quedaron solos. No tienen apoyo de la población. Mientras tanto, el gobierno revolucionario a afinado los organismos de seguridad con el fin de neutralizar cualquier intentona de guarimbas, al estilo del año pasado. Por eso se han quedado en amenazas, en intentonas, y en palabrerío hueco. Ni siquiera han podido arrancar a pesar de la crisis generada por los precios bajos del petróleo, y por la guerra económica, en la que muchos  venezolanos y venezolanas no creen, ya que la ceguera los mata.

 

Por otro lado, a sus “aliados” de la MUD se les perdió la calle. ¿Se acuerdan cuando asumió el tal Chuo el “coroto” que dejó Ramón Guillermo Aveledo, una vez que lo hicieron renunciar? Dijo este señorito en sus primeras palabras que “a partir de hoy comienzan 50 mil movilizaciones que hemos planeado”.  Llegó a la “mesa” con nuevos bríos, que le inyectó Henry Ramos Allup y Primero Justica. Pero se quedó en pura paja. No han podido hacer una manifestación de una concurrencia decente. Perdieron la calle. No tienen vida.

 

5. ¡No a la guerra civil!

 

El pueblo chavista y no chavista debe estar alertan. Estos locos están desesperados y buscan un estallido social como sea posible. Hasta el momento han fallado. No tienen con qué. Pero no está demás estar alertas, porque en medio de su desesperación, la derecha radical es capaz de hacer lo imposible por encender la mecha. A ellos no les importa el pueblo. A ellos no les importa la Patria, ni al país, con  tal de lograr sus perversos deseos de acabar con el chavismo. No les importa crear las condiciones para una guerra civil entre los venezolanos. Pero creo que se van a quedar con las ganas. El chavismo cada día está más unido. Cada día se siembra más conciencia  y se integra más el binomio cívico-militar. No podrán. ¡No a la guerra civil! ¡Volveré!

 

6. Pensamientos motivadores de Churchill

 

Winston Churchil, asumió el liderazgo de su país, cuando  vio amenazado a Inglaterra por el nazismo, en la segunda guerra mundial. Fue una de las épocas más oscura que ha sufrido la humanidad. El inyectó valor a su pueblo y se creció ante las dificultades. He aquí algunas de sus citas famosas de aquella época:

 

  • No tengo nada que ofrecer más que sangre, esfuerzo, lágrimas y sudor. (13 de mayo de 1940)

 

  • Se preguntan: “Qué es lo que buscamos?” Les puedo responder con una palabra: la victoria, la victoria a cualquier precio, la victoria a pesar de todo el terror, por arduo y largo que pueda ser el camino que conduce a ella: ya que sin la victoria no hay sobrevivencia. (13 de mayo de 1940).

 

  • Siempre estamos cambiando; como la naturaleza, cambiamos bastante, aunque el cambio siempre es muy lento. Siempre estamos cambiando y, por lo tanto, siempre pasamos a un nivel más elevado después de cada cambio, pero con la armonía de nuestra vida íntegra e  intacta. (4 de mayo de 1908).

 

  • Construyamos con inteligencia, construyamos con seguridad, construyamos no para el momento, sino para los años por venir y, por ende, para establecer aquí abajo lo que esperamos encontrar allá arriba –una casa de muchos aposentos, donde haya lugar para todos. (4 de mayor de 1908).

                                                                   

  • La tormenta más fuerte está por desatarse, las nubes se están formando, minuto a minuto, ante nuestros ojos. Debemos tener confianza. No podemos perder ni por un momento nuestra confianza inamovible de que el bien saldrá triúnfate. (11 de enero de 1918).

 Puerto Ordaz, 3 de febrero de 2015



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1347 veces.



Teófilo Santaella

Periodista, egresado de la UCV. Militar en situación de retiro. Ex prisionero de la Isla del Burro, en la década de los 60.

 teofilo_santaella@yahoo.com

Visite el perfil de Teófilo Santaella para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Teófilo Santaella

Teófilo Santaella

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a202125.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO