Reforma del estado administrativo venezolano

Tanto el gobierno bolivariano de Venezuela y la oposición deben trazar rutas concretas para lograr un proceso político del país, más allá del pensamiento político de los partidos que participan en cada contienda electoral. Debemos participar en la acción social para lograr asumir con conciencia el rol protágonico que nos corresponde como unidades activas de un desarrollo ya planificado y planteado en el Plan de La Patria, cuyo autor es el Comandante del ejército venezolano, Hugo Chávez Frías.

En un contexto de crecimiento lento, nuestra economía se mueve en el Cono Sur con la esperanza de amplificar junto a Brasil y Argentina, unos programas que garanticen la autonomía financiera de los mismos y evitar cualquier duda sobre los efectos de cualquier virus o contagio al sistema bancario nacional. Hay una sola razón para ello, la carencia de producción y el campo industrial abandonado, porque, algunos empresarios cerraron sus industrias bajo la calificación de no tener dinero, cuando, cada industrial debe tener o poseer dividendos en dólares para la adquisición de materia primas y auto partes. Jamás, cualquier gobierno no esta facultado para drenar sus recursos en empresas privadas que deben poseer un acumulado en sus negociaciones internas y, el Estado solo tendría la obligación de acelerar las tramitaciones de esos recursos a los proovedores.

2015, no es un año fácil. El venezolano esta acostumbrado a una vida plácida y espera en su hogar que se lo lleven todo, hasta los documentos para tener derecho a una vivienda, No podemos seguir financiado la flojera. A pesar de haber incentivado a muchas empresas públicas y privadas. El Estado en sus teorías de ayudar a diversificar la economía, simplemente fracaso. Los proyectos preparados por nuestros alumnos de Misión Sucre, ( Universidad Bolivariana de Venezuela) y algunos tecnológicos claves para el desarrollo empresarial y corporativos, fueron engavetados y llevados a oros países para ser aplicados en esos territorios, incurriendo en traición a la patria.Estas pequeñas anomalías se sumaron entre sí, creado fluctuaciones en el dinero público y paralelo que alimento al final la desconfianza en el mercado que, abrió agujeros en el sistema bursátil nacional.

Las proyecciones económicas apuntan a un desbalance en divisas que puede superar los 31 mil millones de dólares y esta en el papel un acuerdo del pago de la deuda al finalizar cada trimestre o en la prolongación del año 2015 hasta el segundo trimestre del 2016. Lo que nos da una percepción de riesgo en los recursos del Estado, muchos están esperando que los precios del crudo se recupere hasta niveles muy elevados, aunque el ministro Rodolfo Marco Torre, recientemente que ese dinero para cancelar dicha deuda se encuentra ya apartado.

El petróleo, ya no puede ser un grifo para el financiamiento porque su resultado es el disparo a la pobreza virtual y real. Virtual, porque nuestros campamentos están llenos con residentes extranjeros que adquieren la mercancía en los abastos y supermercados, vendiéndolos a los bodegueros y particulares a un precio muy elevado al original- subsidiado por el Estado- luego ese dinero es llevado fuera de nuestras fronteras para robustecer las pequeñas economías regionales de esos territorios fuera de nuestra fronteras y, el real es que cada familia venezolana hace grandes esfuerzos para sobrevivir ante la arremetida feroz del bachaqueo y la negligencia de los organismos militare como civiles para paliar dicha anormalidad.

A nadie, le interesa el impacto que se viene dando en nuestras importaciones, donde el producto no llega con cabalidad a nuestro pueblo socialista y revolucionario. Se debe ir a los mejores expertos económicos que hacen vida activa en el país y el Cono Sur para enfrentar de una manera audaz, el oscuro camino de la economía venezolana, necesariamente necesitamos verdaderos marxistas y seguidores de las ideas guevaristas y del Comandante Chávez en el mundo económico interno de nuestra patria y acabar con la dicotomía en el abastacemiento de comida en los centros de distribución. Hay que intervenir a las grandes redes de mercados en Venezuela, pero no llegar a un final infeliz como lo que observamos en los Abastos Bicentenario.

Se debe ir a una reforma estructural de la economía y crear complejos de distribución de alimentos, coordinadas con los Consejos Comunales en base a la data de usuarios que residen en sus polivalentes métricos. Se debe ser puntual en cada aspecto histórico, con ideas alternativas para favorecer al pueblo y a las tazas de pago para evitar los atrazos en la fijación de precios.

El venezolano se esta haciendo esclavo de las colas por la mala concepción del bachaquero y la industria paramilitar de las factorías de base y bajo consumo energético para pasar como una bodega cooperativista y lavar fácilmente el dinero a su favor.

Hay que reformar al Estado en toda su magnitud, no volver al año 1982, cuando el petróleo empezo a corromperse debido al flujo de dinero de la época y sembró la semilla de una inestabilidad política en 1989 y 1992, Hugo Chávez hizo lo imposible para garantizar un equilibrio geopolítico, pero componentes militares, como factores de la sociedad civil buscan romper con el hilo constitucional para darle prioridad a la larga lista de Washington o Fráncfort, regresar al FMI y al Banco Mundial, con el único fin de esclavizarnos a través de las sectas religiosas y protestantes, que tienen un jugoso necio con las multinacionales y franquicias que hacen vida activa en el Continente Sureño. Es la otra guerra, más caliente que la militar, porque, su lucha es contra la ideología y conciencia de un pueblo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1053 veces.



Emiro Vera Suárez


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Emiro Vera Suárez

Emiro Vera Suárez

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a201984.htmlCd0NV CAC = Y co = US