Dicen: ¡no hay papel higiénico, pero tenemos patria!

Desde hace algunos meses el grito de batalla de las personas que adversan a la Revolución Bolivariana, es "no tenemos tal cosa, pero tenemos Patria". Buscando sórdidamente banalizar la afirmación hecha en un momento por el Comandante Supremo. Pero pareciera que no se dan cuenta que hacen un enorme ridículo, cuando condicionan la existencia de la Patria, al hecho de conseguir o no papel sanitario. Aunque suene absurdo, hay gente que comete ese atrevimiento conceptual, tratando de ridiculizar la revolución, rebotándole su intención en la cara. Quizás el hecho de haberse acostumbrado a repetir como loros las cosas, los lleva a no profundizar en el por qué de las carencias y quienes las generan.

Resulta realmente ofensivo, pensar que nuestros Libertadores sacrificaran sus vidas para gestionarle papel higiénico y toallas sanitarias a los venezolanos. Si, resulta indignante que algunos puedan sostener, que la lucha de nuestro Líder Eterno, Hugo Chávez, se haya basado en la consecución de unos paquetes de modess y unas harinas de maíz a la gente. Pero como algunos se han dejado convencer de que la existencia de la Patria se circunscribe a esas cosas, vamos a tratar de explicar elementos que han debido ser aprendidos en primaria.

La Patria suele definirse "como la tierra natal o adoptiva a la que un individuo se siente ligado por vínculos afectivos, culturales, históricos o jurídicos". Tradicionalmente la patria, tiende a compararse con el amor caluroso de una madre. La patria comprende nuestra tierra, nuestra gente, nuestra cultura, nuestra dignidad, nuestros símbolos, nuestros orgullos, nuestra soberanía, todo lo nuestro. Es el sentimiento que despierta amor, lealtad, sacrificio, por nuestro gran hogar. Patria es el terruño por el cual muchos hombres y mujeres han ofrendado o están dispuestos a ofrendar sus vidas. Cuando nuestro Líder Eterno, nos decía que teníamos patria, lo hacía porque ahora no obedecíamos designios extranjeros, porque las decisiones relacionadas con el país empezaron a ser tomadas por los venezolanos. Porque nuestro país dejó de ser la cenicienta y pasó a ocupar un lugar de vanguardia en el mundo. Porque las riquezas de la nación comenzaron a ser de los venezolanos y distribuidas entre ellos, sin importar clases sociales, ni otra segmentación. Hugo Chávez sentía que le devolvía la patria a los venezolanos, cuando incorporaba en todos los espacios de decisión y atención a las grandes masas excluidas. Cuando el país tomaba control de todos los procesos que tenían que ver con el petróleo. Cuando abría los grifos de la educación, de la salud, la cultura, el deporte y las oportunidades a todos por igual, el rescate de nuestra heroica y grandiosa historia, el rescate nacional y mundial del orgullo de ser venezolano. El disponerse a retomar la obra inconclusa de Simón Bolívar, la Patria soñada por nuestros Libertadores. Se afanaba por la independencia tecnológica. Sentía la necesidad de que fuéramos dueños de nuestros propios satélites. Estimuló la creación de grandes empresas (Tractores Veniran, computadoras vit, vehículos veniran, celulares orinoquia, entre otras). La construcción de grandes infraestructuras. Procuró evitar por todos los medios, que continuáramos siendo el patio trasero de los gringos. Pero algunos pretenden seguir confundiendo, lanzando la piedra y escondiendo la mano.

Hay "venezolanos" que no ven a este país como su Patria, porque simplemente no lo sienten en su corazón, sus vidas no transcurren aquí, sus familias, sus hijos no viven aquí, las fechas especiales las pasan en el exterior. Simplemente ven el país como su heredad, un recurso a usufructuar y nada más. Contrario a la visión del patriota CHÁVEZ.

Cuando Rubén Blades profesaba barrio y sus canciones reflejaban la cotidianidad de la calle, cuando aún no había vendido su alma a las transnacionales de la música y a los poderosos del mundo, pudo definir, deshojando los detalles imperceptibles de la vida, de la manera más sentida, un sutil concepto de "PATRIA". Es recomendable que los confundidos se empapen de ese hermoso tema, para que no continúen rayando en lo absurdo. ¿Ustedes imaginan al Libertador diciendo: "Cuando el clarín del PAPEL SANITARIO llama, hasta el llanto de la madre calla"? ¡Hay gente que le mete al loco!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5784 veces.



Pedro Figueroa


Visite el perfil de Pedro Figueroa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a201532.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO